miércoles, 16 de mayo de 2012

Los tres centros de atención social de Las Tablas, afectados por la situación de Bankia


La reciente nacionalización del principal accionista de Bankia, Banco Financiero y de Ahorro (BFA), podría afectar a los tres centros de atención social radicados en Las Tablas y financiados por la entidad financiera a través de la Obra Social Caja Madrid. Dos de esos centros, los promovidos por las fundaciones Horizontes Abiertos y Rais están funcionando con normalidad. El tercero, una instalación de la Fundación Aprocor especializada en la inclusión socio-laboral de personas con discapacidad intelectual, todavía no ha abierto sus puertas, pero el grueso de las obras ha concluido hace semanas.
Vista de las instalaciones de la Fundación Aprocor en Las Tablas. /LTD



Todos los especialistas coinciden en señalar que la situación de Bankia ha puesto en el punto de mira la continuidad de los recursos que las cajas de ahorro que forman parte de la entidad intervenida destinan a sus proyectos en materia social. Al margen de los recortes que han registrado a lo largo de los últimos ejercicios, lo cierto es que la nacionalización de BFA ha puesto en peligro las aportaciones que las cajas recibían vía dividendos y destinaban a continuación a obra social. La Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) estima que el gasto total de las cajas españolas en su obra social en 2011 rondó los 1.000 millones de euros, un 32% menos que en 2010. En el caso concreto de Caja Madrid, la partida destinada a “patrocinio cultural y trabajo social” ha pasado de 252 millones en 2007 a solo 80 millones en 2011. Para el ejercicio 2012 está prevista una inversión de algo más de 40 millones, según informa el diario digital Vozpopuli.

Fuentes de la obra social de Caja Madrid citadas por Cinco Días aseguraban recientemente que “ocurra lo que ocurra con Bankia el presupuesto no se va a recortar porque es imposible que vaya a menos”. Sin embargo, señala el diario económico, la empresa que gestionaba los centros de la obra social de la caja madrileña, Gecesa, atraviesa un expediente de regulación de empleo que incluyen prejubilaciones y la eliminación de un centenar de puestos de trabajo. En cualquier caso, el nuevo máximo responsable de Bankia, Jose Ignacio Goirigolzarri, habría anunciado su intención de mantener “una parte de la labor humanitaria llevada a cabo por la obra social”.
Rodrigo Rato (derecha) durante la inauguración el 18 de abril del centro de la Fundación Rais en Las Tablas. /LTD

Los tres centros tienen en común que han sido construidos en terrenos cedidos por el Ayuntamiento de Madrid en el marco del proyecto Red de Suelo Solidario, cuyo objetivo es facilitar a las entidades sociales sin ánimo de lucro un espacio donde construir centros de atención para los colectivos más vulnerables de la sociedad. A través de un concurso público el consistorio puso a disposición de diferentes organizaciones 11 parcelas que en su conjunto suman más de 47.000 metros cuadrados. Tres de esas parcelas están situadas en Las Tablas.

Centro Horizontes Abiertos

La sede central de la Fundación Padre Garralda-Horizontes Abiertos está situada en la calle Puerto de Somport de Las Tablas. En estas instalaciones se sitúa un centro de rehabilitación de drogodependientes con capacidad para 80 personas. Con una superficie de 10.500 metros cuadrados las instalaciones cuentan con amplios espacios para talleres ocupacionales y zonas residenciales. El coste del proyecto arquitectónico, inaugurado en enero de 2011 por el entonces alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y el ahora expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, asciende a 2,65 millones de euros, aportados en su totalidad por la Obra Social de Caja Madrid.

Centro Carmen Sacristán

La construcción del centro ha supuesto una inversión superior a los 3 millones de euros, de los que más de un 64% corresponden a la Obra Social Caja Madrid y un 35% a la Fundación Rais. El centro es gestionado por al menos 30 profesionales que dan servicio las 24 horas del día durante los 365 días al año a 60 personas. El edificio, situado en el número 11 de la calle Frómista e inaugurado el 18 de abril pasado por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y Rodrigo Rato, tiene entradas independientes que dan acceso a cada una de las casas. Cada residente cuenta con su propia llave de acceso, lo que “constituye todo un símbolo que representa al conjunto de elementos diferenciales de la indiosincrasia del centro”. Según sus promotores, las instalaciones de la Fundación Rais en Las Tablas pretenden convertirse en “la vanguardia que pueda marcar la dirección de los recursos para personas sin hogar que han estado en situación de exclusión y que ahora se encuentran a un paso de su inserción social”.

Centro Aprocor III

Junto al centro Carmen Sacristán en Las Tablas, la Fundación Aprocor tiene previsto poner en marcha una nueva instalación especializada en la inclusión socio-laboral de personas con discapacidad intelectual. La sede ocupa una parcela cedida por el Ayuntamiento de 7.000 metros cuadrados, de los que algo más de 3.000 están construidos. En total se atenderá a 125 personas en un Centro Ocupacional y un Centro de Día para personas mayores. Según informa la Fundación en su página web, la construcción y el equipamiento del nuevo centro supone una inversión de 6 millones de euros. El proyecto cuenta con la colaboración de la Obra Social Caja Madrid y el Ministerio de Sanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.