lunes, 1 de octubre de 2012

Las últimas lluvias ponen a prueba la red de alcantarillado en Las Tablas


La fuerte tormenta que descargó el pasado viernes más de 44 litros por metro cuadrado en Madrid puso a prueba la red de alcantarillado en el barrio de Las Tablas. Aunque la mayor parte del sistema de recogida de aguas funcionó correctamente, determinados puntos del barrio, especialmente en zonas del carril bici, registraron algunas incidencias que obligaron a intervenir a los servicios municipales de mantenimiento.
Los servicios de limpieza municipales tuvieron que intervenir el sábado para retirar lodo y residuos en algunos tramos del Anillo Ciclista en Las Tablas. /LTD


El área más afectada se localizó en el anillo ciclista. La zona alrededor del kilómetro 63 quedó impracticable como consecuencia de la cascada de lodo y piedras que invadió 15 metros de vía. Algunos accesos peatonales al anillo también se vieron afectados. El sábado por la mañana los servicios municipales de limpieza tuvieron que intervenir para retirar el lodo y las piedras que, como consecuencia de la fuerte tromba de agua, habían invadido un tramo de 15 metros del anillo ciclista. Los operarios emplearon un camión de agua a presión para tratar de eliminar los restos depositados sobre el asfalto. El punto donde se sitúa el kilómetro cero también presentaba una zona con agua embalsada al estar obstruidas las alcantarillas. En la calle Tierra de Melide la lluvia arrastró a la calzada lodo y residuos procedentes del aparcamiento de Telefónica.

Algunos accesos peatonales al carril bici se vieron afectados por la acumulación de materiales arrastrados por la lluvia. /LTD


El mismo sábado el Ayuntamiento de Madrid emitió un comunicado en el que señalaba que la red de saneamiento, de unos 4.500 kilómetros de longitud,  funcionó “de forma absolutamente normal” y “sin graves incidencias”. Según el consistorio, el viernes se recogieron en la ciudad una media de 44 litros  por metro cuadrado, aunque en determinados momentos del día se registraron hasta 16,7 litros por metro cuadrado en tan solo una hora. “Frente a estos grandes caudales, el comportamiento de las infraestructuras fue el previsto,  evacuando todas las aguas de la vía pública a los colectores y de éstos a los estanques de tormenta existentes hasta que la calidad de las aguas recogidas fue lo suficientemente alta como para poder ser vertidas al río Manzanares”, señala el Ayuntamiento.
El agua arrastró grandes cantidades de lodo y residuos del aparcamiento de Telefónica a la calzada en la calle Tierra de Melide. /LTD 

Desde 2003, la ciudad de Madrid ha invertido cerca de 1.000 millones en la construcción de 37 estanques de tormenta, con un volumen total de almacenamiento de 1.300 millones de litros. El funcionamiento de los estanques de tormentas evitó, según el Ayuntamiento, el vertido directo al río Manzanares de la contaminación generada por una población de 18.000 habitantes en todo un año, o bien una ciudad de 6.600.000 habitantes en un día, destacando especialmente entre la contaminación retirada las 400 toneladas de residuos sólidos recogidas por la red de colectores.

Una zona del kilómetro cero del Anillo Ciclista, afectada por una balsa de agua. /LTD

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.