martes, 20 de noviembre de 2012

Las Tablas recupera poco a poco la normalidad tras la huelga de recogida de basuras

Los operarios del servicio de recogida de basuras de la empresa FCC han comenzado este martes a recoger con normalidad los residuos acumulados en las calles de Las Tablas. La huelga, que se ha desarrollado a lo largo de los tres últimos días, ha tenido unos efectos limitados en el barrio gracias a los servicios mínimos del 33 por ciento acordados por el comité de empresa con el Ayuntamiento de Madrid y a la actitud de vecinos y comunidades, que en muchos casos han optado por no sacar los residuos hasta que finalizara la huelga. Desde primeras horas de esta misma mañana se ha podido ver a empleados de FCC, única empresa que realiza el servicio de recogida de residuos urbanos en la ciudad, retirar poco a poco decenas de bolsas depositadas en los cubos de basura. Tal y como se preveía después de tres días de huelga, la operación para retirar todos los residuos –orgánicos y no orgánicos- acumulados desde el pasado sábado se prolongará durante las próximas 48 horas.
Empleados de FCC proceden a retirar, esta mañana, la basura de una comunidad de Las Tablas. /LTD 
 

 


Aunque ayer mismo eran visibles numerosas bolsas de basura, lo cierto es que los efectos de la huelga han sido limitados. Y ello por dos motivos: la recogida que se realizó en Las Tablas a lo largo del domingo de acuerdo con los servicios mínimos pactados entre sindicatos y Ayuntamiento,  y, al mismo tiempo, por la actitud de vecinos y comunidades, que en muchos casos han optado por no sacar los residuos hasta ayer por la noche o esta misma mañana. Los administradores de algunas fincas se encargaron de recordar a los vecinos a través de notas informativas que el servicio de basuras se vería afectado por la convocatoria de huelga. Además, desde el pasado 1 de octubre la recogida de los residuos no orgánicos, los que se depositan en el contenedor amarillo, se realiza en La Tablas solo tres días a la semana, los lunes, miércoles y viernes. Cabe recordar que el servicio de recogida domiciliaria representa aproximadamente el 92% de los residuos urbanos que se recogen en la ciudad de Madrid.

Tal y como señala el propio Ayuntamiento el decreto en el que fijó los servicios mínimos para la huelga, “más de dos días sin recogida de basuras, supone su acumulación en la vía pública, lo que hace que fermenten las materias que contienen, provocando malos olores, pero, también y sobre todo, la proliferación de insectos, de roedores y de otros animales atraídos por la acumulación, lo que empeora notablemente las condiciones higiénico sanitarias de los residuos no tratados. La putrefacción de la materia orgánica contamina el medio ambiente, conlleva peligro microbiológico y supone un grave riesgo para la salud pública”.
Basura acumulada en una calle de Las Tablas esta mañana. /LTD
 

El nuevo contrato

Ayer lunes los empleados del servicio de recogida de residuos urbanos de FCC se concentraron frente a la sede del Ayuntamiento en la Plaza de Cibeles en protestar por el nuevo pliego de condiciones para el contrato en la zona periférica de la ciudad. Según los sindicatos CCOO, UGT y CGT, convocantes de los paros, el nuevo contrato podría provocar el despido de 600 trabajadores de una plantilla de 1.400.

El pasado 31 de octubre la Junta de Gobierno autorizó un nuevo contrato de gestión del servicio de recogida y transporte de residuos en la zona periférica de la ciudad y otras prestaciones específicas en la zona central. Según el Ayuntamiento, “este contrato obedece a un nuevo modelo de gestionar los servicios públicos basado en la integración de servicios dentro de un mismo contrato, el uso de indicadores de calidad, como forma de control y seguimiento de los trabajos, y la incorporación de innovaciones tecnológicas en la prestación de servicios”.

El presupuesto de licitación es de 542.887.357,36  euros para los 8 años de vida del contrato, con posibilidad de una prorroga de hasta dos años. Según el Ayuntamiento, el precio tipo de licitación se reduce en un 16% con respecto a 2012, lo que supone un ahorro anual de 11 millones de euros.

El contrato integra servicios que, a día de hoy, se prestan a través de trece contratos. Estos servicios son: el servicio de recogida y transporte de residuos urbanos de la zona periférica, la instalación, mantenimiento y conservación de contenedores de la ciudad de Madrid (incluidos los de recogida selectiva) o la gestión del servicio de recogida mediante puntos limpios fijos y móviles. También se integra  en el mismo contrato la recogida en mercados, centros sanitarios, eventos, grandes productores, animales muertos, retirada de contenedores no autorizados, retirada de residuos y saneamientos de viviendas y locales en toda la ciudad de Madrid, así como el sistema de recogida neumática de la Colonia de San Francisco Javier ( Puente de Vallecas).

La gestión del contrato se realizará a través de veinte  indicadores de calidad, vinculando el pago a la obtención de resultados y no a la cantidad de medios puestos a disposición del Ayuntamiento. De esta manera, el prestador del servicio dispondrá de libertad de organización (con los límites que se impongan en el contrato), lo que a su vez le permitirá optimizar recursos. El incumplimiento de esta forma de gestión implicará no sólo la posterior penalización, sino también deducciones en los pagos a percibir por el contratista, que pueden alcanzar hasta un 31% del canon.
 
Contenedores de basura junto a una parada de autobús, este domingo, en el paseo de la Tierra de Melide. /LTD
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.