miércoles, 12 de diciembre de 2012

Un año a la espera de las nuevas instalaciones de pádel y tenis de Las Tablas

 
El barrio de Las Tablas está plagado de solares sin edificar, la mayoría de ellos propiedad del Ayuntamiento de Madrid. Los vecinos se han acostumbrado al paisaje de matorrales y hierbajos que invaden los terrenos y de vez en cuando se pregunta cuándo se construirá algo que le de un poco más de vida al barrio, como un mercado o el polideportivo. A finales de mayo, en una de esas parcelas la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, colocó la primera piedra de la que sería la más completa instalación deportiva de Las Tablas: 16 pistas de pádel, tenis  y otras actividades, como fútbol-sala o baloncesto. Siete meses después, los vecinos continúan a la espera del arranque de las obras. Hoy, 12 de diciembre, se cumple un año de la firma del contrato de adjudicación a la empresa Gruporaga, responsable de la construcción y explotación del servicio.
 
Vista que presenta la parcela municipal, en la avenida Camino de Santiago, donde se construirán las pistas de pádel y tenis en Las Tablas. /O.R.
 


Mientras tanto, fuentes de la Junta Municipal del distrito de Fuencarral consultadas por Las Tablas Digital aseguran que el plazo de diez meses de que dispone la concesionaria para realizar la obra comenzará a contar “una vez que los técnicos municipales den su visto bueno definitivo al proyecto”.

Según se establece en el pliego de cláusulas administrativas que rigen el contrato de gestión de la concesión, “el concesionario, en el plazo de un mes contado desde la formalización del contrato, deberá presentar el correspondiente proyecto de ejecución que será desarrollo del proyecto básico que aportó para la licitación, incorporando cuantas modificaciones se estimen necesarias” por parte de la administración contratante, es decir, la Junta Municipal. Una vez aprobado por el órgano de contratación el proyecto de ejecución definitivo se procederá a la comprobación del replanteo de la obra en un plazo máximo de 15 días desde la fecha de dicha aprobación. Llegados a este punto, el plazo máximo de ejecución de la obra, establecido en 10 meses, comenzará a contar a partir del día hábil siguiente al de la firma del acta de comprobación del replanteo, “siendo los plazos parciales de la misma los que se fijen en el correspondiente programa de trabajo”.

Aunque a muchos vecinos del barrio les sorprendió que el consistorio madrileño apostara por una oferta deportiva especializada en pádel y tenis, lo cierto es que la noticia de la construcción de la instalación frente al colegio público Lepoldo Calvo-Sotelo se recibió con ilusión. “Como no tenemos ni polideportivo ni piscina ni nada, menos da una piedra”, apunta con cierto grado de resignación Óscar, un vecino del barrio. Desde la venta de su vivienda se aprecia perfectamente la parcela donde se suponía que a estas alturas del año ya  se habrían iniciado las obras. Sin embargo, hasta la fecha lo único que ha podido ver ha sido el despliegue que el Ayuntamiento realizó el 28 de mayo para el acto de colocación de la primera piedra. "Madrid es una ciudad que vive el deporte", afirmó Ana Botella aquel día ante el nutrido público que asistió al acto, entre los que se encontraba el concejal-presidente del distrito, José Antonio González de la Rosa, y el consejero delegado de la empresa concesionaria, Gonzalo Raga.

Sin embargo, tras la colocación de la ya famosa primera piedra,  un acto que tuvo lugar 11 días antes del debate sobre el estado de la ciudad, se procedió a desmantelar los escasos metros de valla que se habían instalado. Lo único que dejaron es el cartel en el que se anuncia qué clase de infraestructura ocupará la parcela “previa redacción del proyecto y construcción de la misma”.

“Pensábamos que las obras comenzarían ese mismo día y que en diez meses estarían finalizadas. Pero no ha sido así”, advierten al unísono Juan Carlos y Loreto, dos de los muchos padres de familia que barajan apuntar a sus hijos en alguna de las actividades deportivas que se ofrecerán a precios municipales. Al igual que ellos, representantes de colegios públicos y privados de Las Tablas han mostrado su interés en poder utilizar las instalaciones, lo que les permitiría ampliar su actual oferta de actividades escolares dentro del propio barrio.

Un buen negocio

La apertura de las pistas de pádel y tenis será un buen negocio para Gruporaga. Según se establece en el Anteproyecto de explotación de la instalación deportiva aprobado en abril de 2011 por la Junta Municipal del distrito de Fuencarral, en un “escenario normal” las estimaciones de ingresos alcanza los 443.000 euros anuales. La Junta estima que la inversión que realizará la empresa concesionaria se recuperará con la explotación de la instalación en un periodo de 12 años, obteniendo una Tasa Interna de Rentabilidad (TIR) de un 10,05 por ciento y un Valor Actual Neto (VAN) de 1.004.335,52 euros. Según el anteproyecto, el adjudicatario financia aproximadamente el 20 por ciento de la inversión, solicitando un préstamo por importe de 494.938 euros con un tipo de interés anual del 4 por ciento a 40 años con vencimientos mensuales por un sistema de préstamo francés. Los intereses financieros en el primer año de actividad son de 19.704,35 euros.

1 comentario:

  1. Se que cerca se va a contruir algo similar pero privado. No se si tendrá algo que ver....

    ResponderEliminar

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.