jueves, 7 de febrero de 2013

El Ayuntamiento no logra sacar del cajón los mercados de Las Tablas y Sanchinarro


Dos años después de poner en duda la viabilidad económica de los mercados de Las Tablas y Sanchinarro, el Ayuntamiento de Madrid continúa sin encontrar una fórmula que le permita desatascar ambos proyectos y cumplir definitivamente con el compromiso adquirido con los vecinos. El último responsable municipal en referirse a este asunto ha sido Concepción Dancausa, primera teniente Alcalde y delegada del Área de Gobierno de Economía, Hacienda y Administración Pública, quien en la última comisión del ramo aseguró que se están “estudiando soluciones de distinta índole” para sacar adelante ambos proyectos.

La construcción de los mercados de Las Tablas y Sanchinarro se ha convertido en una losa para el consistorio madrileño, que en los últimos cuatro años no ha sido capaz de lograr encontrar una empresa interesada en el proyecto. La construcción de esta infraestructura es considerada como prioritaria por el 71% de los vecinos de Las Tablas, según se desprende de los resultados de una encuesta elaborada por la Asociación de Vecinos.

En el informe de evaluación del Programa Operativo de Gobierno (POG) publicado en noviembre pasado, se establece enero de 2015 como fecha de finalización de los mercados de Las Tablas y Sanchinarro. Sin embargo, y a tenor de las últimas declaraciones la previsión no parece que vaya a cumplirse. En este sentido, cabe recordar que ya en enero de 2010, y según informaciones publicadas por El País, “la falta de dinero y las elevadas cifras que costarían los mercados de Las Tablas y de Sanchinarro” ya obligaron al Ayuntamiento a replantearse ambos proyectos. En enero de 2010, el exvicealcalde Miguel Ángel Villanueva, entonces concejal de Economía, reconoció que el Ayuntamiento estaba trabajando en la modificación de los proyectos de construcción de los mercados al dudar de su "viabilidad y rentabilidad" en las actuales condiciones económicas. "Los estudios señalan que los proyectos no garantizan la viabilidad de los equipamientos ni aseguran a los inversores unas condiciones de rentabilidad. Por eso se está trabajando para hacer ajustes en ambos proyectos", indicó Villanueva. Pese a todo, aseguró, "se construirán".

A lo largo de 2012 diversos responsables municipales volvieron a insistir en que los proyectos continuaban en la agenda del Gobierno municipal. Así, en febrero del año pasado el Ayuntamiento hizo pública una nota de prensa en la que recordaba que la red municipal de mercados se ampliaría con las nuevas instalaciones en Las Tablas y Sanchinarro. Al parecer, ambos proyectos habían superado la fase de información pública y presentación de alegaciones. Llegados a este punto, el único trámite que faltaba era la presentación de los pliegos de condiciones de los concursos públicos de adjudicación para su construcción y explotación. En junio, el turno le correspondió al concejal de Fuencarral-El Pardo, José Antonio González de la Rosa (PP), quien en el debate sobre el estado del distrito aseguró que la licitación del mercado de Las Tablas estaba a punto de hacerse pública y que las empresas interesadas en participar en su construcción y explotación tendrían los pliegos de condiciones a finales de mes.

Siete meses después, sin embargo, el Ayuntamiento vuelve a anunciar que ambas infraestructuras continúan en lista de espera. El último responsable municipal que ha intentado dar una explicación sobre este asunto ha sido María Concepción Dancausa, Primera Teniente de Alcalde, delegada del Área de Gobierno de Economía, Hacienda y Administración Pública y concejala del Grupo Municipal del PP. En la primera reunión de la nueva comisión de  Economía, Hacienda y Administración Pública celebrada el pasado 24 de enero, el concejal de IU Jorge García Castaño volvía a reclamar al Ayuntamiento que sacara “de los cajones” los proyectos Las Tablas y Sanchinarro. En su respuesta, Dancausa se limitó a señalar que el Ayuntamiento está “estudiando soluciones de distinta índole para los mercados que quedan pendientes”. La concejala aprovechó para anunciar que el consistorio tiene previsto dar “un impulso” al denominado  Plan de Apoyo al Sector Comercial de la Ciudad de Madrid “con el fin de promocionar el comercio” y al Plan de Modernización de los Mercados, que “ha demostrado ser un instrumento eficaz tanto de generación de inversión como de mantenimiento y creación de empleo”.

Las manifestaciones de Dancausa confirmaban las realizadas apenas un mes antes, en esta misma comisión, por Daniel López Gálvez, exdirector general de Comercio y actual gerente de la Agencia para el Empleo de Madrid. En respuesta a otra pregunta planteada también por García Castaño, López Gálvez aseguraba que el Ayuntamiento continuaba “trabajando en buscar una solución técnica que nos permita mejorar el rendimiento de las obras de dichos mercados, o de la inversión que tengan que hacer los concesionarios”.

Ayer, Jaime Lissavetzky, portavoz del Grupo Municipal Socialista, insistía en la importancia que tienen los mercados municipales como “motor de desarrollo económico y de dinamización de los barrios y un vínculo importante con los vecinos”. Lissavetzky realizaba estas manifestaciones durante una visita al mercado de Barceló, una infraestructura en la que, según Lissavetzky, se han invertido 80 millones de euros más sobre el presupuesto inicial previsto (48 millones) y cuya inauguración, que lleva ya un retraso de 22 meses, está prevista para febrero de 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.