lunes, 11 de febrero de 2013

Instalan un nuevo contenedor ilegal de recogida de ropa en Las Tablas


Los contenedores ilegales de recogida de ropa florecen como setas en Las Tablas. Vecinos del número 9 de la calle Redecilla del Camino han detectado la instalación de un nuevo contenedor ilegal. El dispositivo está estratégicamente situado junto a dos contenedores municipales de recogida de vídrio y papel. Con este ya son 21, al menos, los contenedores ilegales instalados distintos puntos del barrio. La responsabilidad de retirar los contenedores ilegales corresponde al Área de Medio Ambiente y Movilidad, cuyo delegado Juan Antonio Gómez Angulo, acaba de ocupar su puesto tras la imputación del anterior responsable, Antonio de Guindos, en el caso Madrid Arena.
Nuevo buzón ilegal de recogida de ropa situado en el número 9 de la calle Redecilla del Camino. /LTD
 

Cuando en septiembre del año pasado el concejal de Fuencarral-El Pardo, José Antonio González de la Rosa, reconoció en un pleno de la Junta Municipal que los contenedores ilegales que retira el Ayuntamiento en el distrito “vuelven a aparecer sin control con bastante rapidez” no se equivocaba un ápice. Sin embargo, en el caso del barrio de Las Tablas la situación comienza a ser de chiste por la facilidad con que operan las empresas que están detrás de esta red ilegal. Al nuevo contenedor de Campo de la Estrella hay que sumar otros dos aparecidos en las calles Viloria de la Rioja y San Juan de Ortega el pasado mes de enero, por lo que el número total a día de hoy sería de 21. Según ha informado Las Tablas Digital, en los dos últimos años los servicios municipales no ha retirado un solo contenedor ilegal de las calles del barrio. Cabe recordar que, según datos provisionales que maneja el Ayuntamiento, entre el 1 de enero y el 12 de diciembre de 2012 fueron retirados de las calles de Madrid un total de 1.313 contenedores ilegales. A la espera de los datos con el cierre del año, la cifra supone un incremento respecto al año anterior del 31,6%.
El pasado lunes, la Organización de Consumidores (OCU) presentó los resultados de una investigación en la que denunciaba que la inmensa mayoría de los contenedores de recogida de ropa usada situados en las calles de Madrid son ilegales. El estudio también ponía de manifiesto el gran negocio que suponía para las empresas que supuestamente están detrás de la colocación de los contenedores, cada uno de los cuales podría generar hasta 3.500 euros de beneficio al año.
 
Este miércoles, los representantes de UPyD en Tetuán tienen previsto presentar una proposición en la que solicitan al consistorio madrileño la retirada de tres contenedores ilegales localizados en las calles de este distrito. La iniciativa va en línea con las aprobadas en los plenos de Latina y Retiro celebrados el pasado mes de enero. En la proposición de la Junta de Latina, respaldada con los votos del PP, incluso se solicitó al Ayuntamiento que valorase “la posibilidad de regular la instalación, haciendo hincapié en la claridad que debe tener para el vecino el destino último de su depósito en estos recipientes y la seguridad que en cuanto a su construcción y ubicación en la vía pública debería llevar aparejada".
 
Los vecinos de Las Tablas pueden depositar su ropa usada en el contenedor que Fundación Humana tiene instalado junto al restaurante McDonalds de la estación de servicio Shell, en el cruce de las calles Frómista y Castiello de Jaca. Este es el único contenedor totalmente legal, ya que esta organización no gubernamental es la adjudicataria del contrato de gestión de residuo textil del Ayuntamiento de Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.