jueves, 4 de abril de 2013

La parcela deportiva municipal junto a BBVA en Las Tablas incrementó 46 veces su valor en 13 años


(Ampliación)
 
La valoración que el Ayuntamiento de Madrid realizó en 2011 sobre la parcela de uso deportivo que posee junto a la futura sede de BBVA se incrementó 46 veces en 13 años. Según un comunicado de Ecologistas en Acción, el valor de la parcela de 75.000 metros cuadrados era en 1998 de 488.000 euros y en 2011 se tasó en 22,7 millones de euros. La organización ecologista ha anunciado esta mañana la presentación de una demanda ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid contra el acuerdo del Ayuntamiento que permite al Real Madrid ampliar el Santiago Bernabéu. Los terrenos cedidos al club blanco para poder realizar esta operación formaban parte de la compensación que el consistorio acordó con la entidad deportiva por la supuesta cesión fallida al Real Madrid de la parcela de Las Tablas. La decisión de Ecologistas en Acción se produce 24 horas después de que la Comisión Europea anunciara que está investigando los acuerdos entre el Ayuntamiento y el Real Madrid al sospechar que podría tartarse de un caso ilegal de ayudas públicas. Mientras tanto, la Junta Municipal de Fuencarral-El Pardo negocia con una empresa la construcción de nuevas instalaciones deportivas y complementarias en esta parcela.
 
La parcela municipal, tal y como se aprecia en la imagen de esta misma mañana, mantiene el vallado y los carteles de advertencia colocados por el Real Madrid tras el acuerdo de cesión con el Ayuntamiento. /LTD
 



En una nota de prensa enviada esta mañana, Ecologistas en Acción señala que la Modificación Puntual del PGOU de Madrid que ha recurrido ante el Tribunal “permite la ampliación del estadio Santiago Bernabéu y la construcción de un hotel de lujo, un centro comercial y un aparcamiento subterráneo privados sobre suelos ahora públicos en el Paseo de la Castellana de Madrid, sin que se produzca contrapartida alguna para el conjunto de la ciudadanía”.

Ecologistas en Acción explica que “para comprender la trama hay que remontarse hasta 1991, cuando el Club acordó con el Ayuntamiento construir un aparcamiento subterráneo junto al Bernabéu y un paso peatonal subterráneo, en suelos públicos, a cambio de que se permitiera la construcción de un centro comercial (la Esquina del Bernabéu) en una zona verde y la ampliación del aforo del estadio en 20.000 localidades, colocando el nuevo graderío y las rampas de evacuación en el vuelo de suelos públicos”. Al parecer, “el Club nunca cumplió con su parte (el aparcamiento y el paso subterráneo) y pasó así a deberle al Ayuntamiento 2,8 millones de euros.


En 1998, continúa el relato de la organización ecologista, Ayuntamiento y Real Madrid firmaron un convenio urbanístico para el desarrollo de la zona donde estaba la antigua Ciudad Deportiva. En esta operación el Club recibiría 64.000 millones de pesetas (385 millones de euros) y algunos terrenos en concepto de permuta. Entre estos terrenos se incluyó la parcela de Las Tablas, valorada en aquel momento en 488.000 euros. Sin embargo, la titularidad y el uso de la parcela no permitía su cesión, y este tema quedó pendiente hasta 2011, momento en el que el Ayuntamiento y el club decidieron firmar un nuevo convenio. En 2011 la parcela de Las Tablas se tasó en 22,7 millones de euros (un valor 46 veces el de 13 años antes). Para compensar al Club por esta cesión frustrada, el Ayuntamiento le entregó cuatro terrenos de 8.000 m2 en la calle de Mercedes Arteaga (Carabanchel) aptos para construir chalés (valorados en 4,4 millones); una finca en Valdebebas de 3.000 m2 para oficinas y hoteles (8,7 millones); y una franja de tres metros de ancho alrededor del Santiago Bernabéu, donde ya se levantaban los pilares y contrafuertes del estadio (6,9 millones). Los 2,8 millones que faltaban para cuadrar las cuentas son los que corresponden a la deuda de 1991 por aquel aparcamiento que no se construyó (ésta cantidad no se actualiza sin embargo).

Según Ecologistas en Acción, “con la actual Modificación Puntual, el Club devuelve al Ayuntamiento los 8.000 m2 de Carabanchel, pero mantiene el permiso de edificabilidad (5.577 m2) que pasa a integrarla a su centro de ocio en la Castellana. Y eso a pesar de que resulta evidente que no tiene el mismo valor el metro cuadrado residencial en Carabanchel que el metro cuadrado comercial en la Castellana, en pleno centro financiero de la capital. El resultado final de todas estas idas y venidas de suelos públicos y edificabilidades es que el Real Madrid C.F. amplía y cubre su estadio, construye un hotel y centro de ocio de 12.250 m2 y un aparcamiento subterráneo privado en la Castellana. La operación urbanística está valorada en 66,6 millones.  ¿Y la ciudadanía de Madrid que recibirá a cambio? Una parcela de 5.216 metros cuadrados en la esquina del Bernabéu para zona verde, que ya lo era antes de 1991, y cuatro parcelas en Carabanchel, que ya eran de titularidad pública antes de que en 2011 el Ayuntamiento se las cediera al Club, y que éste devuelve pero quedándose con la edificabilidad para su centro de ocio. La desproporción de beneficios habla por sí misma”.


La organización ha anunciado que próximamente pondrá en marcha una campaña para recaudar los fondos necesarios para hacer frente a los gastos del proceso judicial.

Negociaciones

La parcela de Las Tablas que se ha visto implicada en esta nueva polémica urbanística tiene una superficie de 75.000 metros cuadrados y su uso oficial está reservado para actividades deportivas. Actualmente la parcela todavía mantiene las vallas y los carteles que en su momento colocó el Real Madrid para prohibir el paso a los terrenos.
 
Aunque los vecinos del barrio han barajado la posibilidad de que en estos terrenos se pudiera construir un polideportivo municipal, desde la Junta Municipal del distrito de Fuerncarral-El Pardo ya han advertido que el consistorio no contempla un proyecto de estas características. En este sentido, el concejal del distrito, José Antonio González de la Rosa, aseguró el pasado 31 de enero en un encuentro con periodistas que el Ayuntamiento mantiene negociaciones con una empresa privada para construir determinadas infraestructuras, tanto deportivas como de uso complementario a la calificación del solar. Según de la Rosa, “hay un proyecto  de lo que nos gustaría que hubiera en esa parcela. Tiene que ser algo que puedan disfrutar todos los vecinos, les guste o no el deporte, y tiene que ser algo que al inversor le vaya a proporcionar un retorno económico”. En el encuentro el concejal justificó la negativa del consistorio a construir un polideportivo diciendo que “no puedes sacrificar 75.000 metros cuadrados para llenarlo de instalaciones deportivas. Primero porque la inversión sería altísima y no hay tanta gente en la zona, a pesar de ser muy poblada, para darle uso a esas instalaciones”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.