miércoles, 3 de abril de 2013

La Comunidad de Madrid ofrece 250 becas para estudiar idiomas en el extranjero y reduce el presupuesto un 60%


Los estudiantes madrileños de secundaria y bachillerato lo van a tener un poco más complicado conseguir una beca para estudiar inglés, francés o alemán en el extranjero este verano. La Comunidad de Madrid ha reducido un 40% la partida presupuestaria destinada a financiar esta clase de ayudas. La cuantía individual se limita a 800 euros, independientemente de la renta familiar del solicitante. Además, para poder optar a la beca será necesario tener un 8 de nota media, frente al 6 exigido el año pasado. El plazo para presentar solicitudes comienza mañana jueves y finaliza el próximo 26 de abril.


El Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid recoge hoy la orden de la Consejería de Educación en la que se establecen las nuevas bases para la concesión de las becas. El texto arranca con la siguiente declaración literal: “La Consejería de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid está plenamente convencida de que el dominio de lenguas extranjeras es una herramienta imprescindible para que nuestros alumnos alcancen una efectiva y completa integración en la ciudadanía europea, y de que esta situación demanda renovados esfuerzos por parte de las Administraciones educativas”. Y un poco más adelante se añade: “Mediante estas ayudas la Comunidad de Madrid pretende mejorar el aprendizaje y el perfeccionamiento de las lenguas extranjeras de los alumnos madrileños al mismo tiempo que estos disfrutan de la enriquecedora experiencia que supone la inmersión lingüística en países de habla extranjera”.

A pesar de todo, la orden de la Consejería dirigida por Lucía Figar incluye importantes novedades respecto a la convocatoria del año anterior. La más importante hace referencia a los fondos con los que la Comunidad pretende respaldar su compromiso con el aprendizaje de idiomas en el extranjero.
 
Tal y como era previsible, aquí también se ha metido la tijera. El presupuesto para esta clase de becas pasa de los 500.000 euros del año pasado a solo 200.000, lo que supone una reducción del 60%. La Consejería también ha modificado la cuantía individual de la beca, que queda establecida en 800 euros para todos los beneficiarios. En 2012, sin embargo, la normativa contemplaba una cuantía de entre 1.200 y 1.600 euros por estudiante, dependiendo de si la renta familiar del solicitante superaba o no los 7.000 euros.
 
Otra novedad importante se refiere a la nota media que deberán tener los solicitantes de las becas, dirigidas exclusivamente a alumnos de tercero y cuarto de secundaria y primero de bachillerato. Frente al seis exigido el año pasado se pasa a un ocho.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.