miércoles, 17 de abril de 2013

UPyD pide explicaciones al Ayuntamiento sobre el fracasado proyecto del Centro Tecnológico de Las Tablas


La lista de proyectos que han quedado en el dique seco en la ciudad de Madrid es larga. Entre ellos se incluye el denominado Centro Tecnológico-Científico que Acciona, en colaboración con Telefónica, acordó poner en marcha en una parcela municipal de 50.000 metros cuadrados situada frente a la sede corporativa de la operadora en Las Tablas.  A punto de cumplirse un año desde que el Ayuntamiento anunciara que exigiría a la empresa concesionaria “daños y perjuicios” por renunciar al proyecto, la oposición vuelve a pedir explicaciones. Mañana jueves, el portavoz de UPyD en la Comisión de Economía, Hacienda y Administración Pública, David Ortega, presentará una pregunta para saber qué ha ocurrido y qué planes tiene el consistorio sobre otro de los numerosos solares públicos del barrio carente de uso.
 
Entrada a la parcela municipal utilizada por Telefónica como aparcamiento particular y donde Acciona supuestamente debía construir el Centro Tecnológico en Las Tablas. Los accesos del paso de vehículos y su uso como aparcamiento no tenían licencia ni pagaban tasas municipales. /LTD



Tal y como ha informado Las Tablas Digital, con la creación del Centro Tecnológico el Ayuntamiento pretendía establecer en la zona norte de la capital una “potente infraestructura científica y empresarial con capacidad para colaborar, desde el ámbito local, con las grandes políticas científicas y tecnológicas europea, nacional y regional, en las áreas sectoriales y tecnológicas relacionadas con la especialización del Centro”. Una vez puesto en marcha el proyecto permitiría al consistorio ingresar 66 millones de euros como canon inicial de la concesión y 200.000 euros anuales de canon por explotación privada. Sin embargo, el estallido de la crisis y las diferencias entre las empresas implicadas en la operación, Acciona y Telefónica,  se llevó todo al traste.

La Junta de Gobierno aprobó el 26 de abril del año pasado autorizar la resolución del “contrato de concesión de obra pública de redacción del proyecto, construcción y explotación” de un Centro Tecnológico-Científico destinado a la realización de actividades I+D+i en Las Tablas”. Sin embargo, el incumplimiento en un acuerdo de este tipo tiene, en teoría, sus consecuencias. Así al menos lo anunció el propio consistorio en mayo de 2012 por boca de la Directora General de Contratación y Servicios del Ayuntamiento, Carmen Matute Alboreca, quien en la Comisión de Hacienda y Administración Pública aseguró que se exigiría a la empresa concesionaria “daños y perjuicios” por renunciar al proyecto. Tras ser interpelada por el vocal de IU, Jorge García Castaño, Matute Alboreca afirmó entonces que antes de iniciar cualquier reclamación el Ayuntamiento debía formalizar la resolución del contrato y, a continuación, evaluar el impacto económico que dicha resolución pudiera tener para las arcas municipales. El expediente de administración por daños y perjuicios se iniciaría en el supuesto de que estos superen la garantía de 4,7 millones de euros entregada por Acciona. La representante municipal añadió también que el consistorio estaba “recabando todos los informes necesarios para valorar los daños y perjuicios para iniciar el expediente de indemnización como pieza separada y, posteriormente, proceder a la liquidación del contrato”. “Parece lógico y lo mas prudente –añadió- esperar a que la resolución contractual sea firme en vía administrativa e impulsar dichos expedientes por daños y perjuicios y liquidación del contrato.”

 
Aparcamiento ilegales y sin pagar tasas

Llegados a este punto, y al margen de reclamaciones, la cuestión que se plantea es saber qué tiene previsto hacer el Ayuntamiento con la parcela. En abril de 2012, el Coordinador General de Hacienda, Luis Martínez-Sicluna Sepúlveda, anunció, en respuesta a otra pregunta de IU en la misma Comisión de Hacienda, que el consistorio mantenía “conversaciones para intentar que este proyecto continúe”. “Consideramos que es un proyecto bueno, que supondría, de poderse llevar a cabo, un importante volumen de creación de puestos de trabajo en un sector como el I+D+i que es prioritario para esta ciudad”, aseguró.

Apenas un mes después, Matute Alboreca aseguraba en la comisión que el Ayuntamiento baraja dividir la parcela y abrir una nueva licitación. Para ello, recordó, sería necesario realizar un nuevo estudio sobre la “demanda y viabilidad” de un centro de estas características teniendo en cuenta, además, que “la situación económica que atravesamos no es la misma” que en 2009, año en el que se licitó por primera vez.

Mientras tanto, y a diferencia del Ayuntamiento, los que si tenía más o menos claro qué hacer con la parcela hasta que se decidiera construir o no el Centro Tecnológico eran Acciona y Telefónica. Como el proyecto no acababa de cuajar, en un momento dado se decidió asfaltar el terreno y acondicionarlo para su uso como  aparcamiento exclusivo de Telefónica, afectada por la falta de plazas para los miles de empleados que acuden a su sede corporativa en Las Tablas.

En otoño de 2011 las cosas se torcieron. Acciona comunicó a Telefónica que “por requerimiento del Ayuntamiento” procedería al cierre de la parcela a todos los vehículos que no tuvieran relación directa “con la ejecución del contrato de concesión de obra pública”. Aunque no se sabe a ciencia cierta qué fue lo que ocurrió, lo cierto es que el cierre del parking fue interpretado por los trabajadores de Telefónica como una represalia por la postura de la multinacional de las telecomunicaciones en relación al Centro Tecnológico.

La utilización de la parcela como aparcamiento y la construcción de los pasos de vehículos carecían del correspondiente permiso municipal. Esta situación ilegal se repite actualmente, con el beneplácito de la propia alcaldesa de Madrid, Ana Botella, en determinadas parcelas municipales, declaradas zonas verdes, que rodean la sede de Telefónica. A pesar de que todos estos miles de metros cuadrados han servido durante años como aparcamientos, la Agencia Tributaria del Ayuntamiento de Madrid no ha levantado expediente sancionador alguno, lo que ha supuesto una pérdida económica para las maltrechas arcas municipales. Del mismo modo, la Junta Municipal del distrito de Fuencarral-El Pardo, en manos del concejal José Antonio González de la Rosa, permite actualmente que Telefónica utilice otra parcela privada de uso residencial en Las Tablas como aparcamiento provisional sin tener licencia de paso de vehículos. El trámite que supuestamente estaría gestionando la Junta de Fuencarral para regularizar los dos vados de este aparcamiento supera ya los 14 meses.
 
El Ayuntamiento también permite a Telefónica utilizar otro aparcamiento en Las Tablas sin tener la correspondiente licencia de vado, un trámite que supuestamente gestiona la Junta Municipal de Fuencarral desde hace 14 meses. /LTD
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.