miércoles, 29 de mayo de 2013

Las familias sin plaza en los colegios públicos de Las Tablas se movilizan en busca de una solución


Las familias que se han quedado sin plaza en los colegios públicos de Las Tablas comienzan a movilizarse. La ampliación del número de aulas en dos de los tres centros escolares –Leopoldo Calvo-Sotelo y Josep Tarradellas- no ha sido suficiente para absorber toda la demanda y 23 solicitudes se han quedado sin ser atendidas. Una representación de los afectados tiene previsto reunirse este jueves con responsables de la Comisión de Escolarización para tratar de encontrar una alternativa.

A los 23 menores que se han quedado sin plaza en los colegios públicos se podrían sumar los alrededor de 30 que tampoco han sido admitidos en el Estudiantes Las Tablas, uno de los tres centros privados concertados situados en el barrio.

Por lo pronto, algunas familias implicadas han abierto una cuenta de correo electrónico (afectadosescolarizacion2013lastablas@hotmail.com) para tratar de coordinar todas las actuaciones que están dispuestos a llevar a cabo para exigir una solución.

En principio, el margen de actuación de la Consejería es relativamente escaso. La posibilidad de construir un cuarto colegio público en Las Tablas parece descartada definitivamente, ya no solo por los problemas de financiación sino por el número de niños que se ven afectados. En 2008 la Comunidad de Madrid logró poner en marcha la primera fase del Leopoldo Calvo-Sotelo y escolarizar a los alrededor de 120 menores que no fueron admitidos en el Gabriela Mistral, único colegio público abierto por aquel entonces en el barrio.

La opción de ampliar el número de aulas también parece complicado después de que la semana pasada la Consejería autorizase tres más en el Calvo Sotelo (1 más) y el Tarradellas (2 más). No obstante, algunas fuentes señalan que Educación todavía no ha descartado definitivamente esta posibilidad.

La situación que ahora viven las familias de los niños que se han quedado sin plaza en los colegios públicos es similar a la registrada el año pasado. En aquella ocasión, el barullo provocado en el proceso de admisión llevó al diputado autonómico Ramón Marcos, portavoz de UPyD en la Comisión de Educación y Empleo de la Asamblea de Madrid, a plantear una pregunta para conocer exactamente cuántos menores se habían quedado sin plaza en Las Tablas y otros barrios madrileños de nueva creación como Sanchinarro o Montecarmelo. Ramón Marcos achacó el problema a “una mala gestión y planificación” y exigió a la Comunidad de Madrid la creación de “las infraestructuras necesarias para que los hijos de las familias que van a vivir a estos sitios puedan ser escolarizados".
 
A pesar de todo, y una vez concluidoe l periodo de admisión, desde la Consejería de Educación se consideró que el desarrollo del proceso había sido un “éxito” que contrastaba con “las dudas y miedos” que, a su juicio, “trasladaron a las familias madrileñas desde algunos grupos políticos, sindicatos y asociaciones de padres que anunciaron que el proceso de escolarización con los nuevos baremos y zonas escolares iban a provocar un caos para la Administración y para las familias”.
 
 
Correo electrónico para familias afectadas:
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.