jueves, 27 de junio de 2013

2.000 empleados de BBVA serán trasladados a Las Tablas en los próximos seis meses


La llegada de los primeros empleados de BBVA a su nueva sede corporativa en Las Tablas comenzará en la primera quincena de julio, según ha anunciado hoy la entidad financiera. El banco prevé que un total de 2.000 trabajadores ocuparán la parte de las instalaciones cuya construcción ya ha finalizado a lo largo de los próximos seis meses. Mientras tanto, las obras siguen adelante “a buen ritmo” con el objetivo de inaugurar el complejo empresarial en el primer trimestre de 2015.
Vista aérea de la nueva sede de BBVA que se construye actualmente en Las Tablas. /Prensa BBVA
 


Según informa el banco, actualmente trabajan en la construcción de la nueva sede alrededor de 1.300 personas, con picos de hasta 1.700, entre los que se incluyen 100 técnicos del equipo de diseño, ingenieros, arquitectos y directores facultativos.

El edificio principal del complejo es una torre de 93 metros de altura y 19 plantas que ha sido bautizada por los propios empleados de la entidad con el nombre de La Vela. La estructura ha sido proyectada por los arquitectos suizos Jacques Herzog y Pierre de Meuron. Junto a La Vela se levantan otras siete edificaciones de tres alturas. En total, la superficie construida alcanza los 252.000 metros cuadrados, de los que 114.000 estarán destinados a oficinas y servicios.

El complejo empresarial contará con más de 14.000m2 de zonas verdes, 100.000 plantas de matorral y pequeños arbustos, más de 400 plantas colgantes y más de 450 árboles. La cubierta estará formada por vegetación extensiva, que no requiere apenas mantenimiento y permite reducir las emisiones de CO2. Esta cubierta vegetal, junto al aparcamiento bajo rasante y el alto nivel de reflectancia de los materiales, contribuirá al descenso de la temperatura de los edificios, al reducir el efecto ‘isla de calor’, señala la entidad en su comunicado.

Tal y como ha informado Las Tablas Digital, la nueva sede de BBVA se construye “siguiendo los criterios de sostenibilidad necesarios para conseguir el certificado LEED Oro, estándar de construcción sostenible más exigente”. Según la entidad, “los materiales utilizados tienen bajo impacto ambiental, y los edificios están diseñados para que se pueda llevar a cabo una monitorización remota del consumo energético”. Además, “parte de las necesidades energéticas del complejo se abastecerán gracias a energías renovables propias, como paneles solares térmicos o fotovoltaicos y energía geotérmica de bucle cerrado, que aprovecha la temperatura estable del subsuelo”. Todo ello permitirá un ahorro de un 7,6% en las emisiones de CO2 y de un 8,3% en el consumo de energía. El nuevo complejo empresarial contará con puntos para el reciclaje del 100% de los residuos generados y sistemas de reutilización de aguas grises y recogida del agua de lluvia en las cubiertas de los edificios para su posterior uso en el riego.
El pasado 23 de mayo el Ayuntamiento aprobó definitivamente el plan especial de urbanización que contempla la construcción de una pasarela peatonal que conectará la sede financiera con Sanchinarro. La estructura sustituirá a la que actualmente existe sobre la A-1, que según el consistorio tiene una “escasa capacidad” y está “muy deteriorada”. El plan también incluye la construcción de una nueva parada de autobuses “próxima” a la A-1 que “permitirá aumentar y mejorar la dotación del servicio de transporte público en la zona”. El presupuesto de ejecución del proyecto supera los 15 millones de euros y el plazo de ejecución es de 44 meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.