lunes, 17 de junio de 2013

El 35% de las plazas de los colegios abiertos en verano quedarán sin cubrir


Los centros abiertos en inglés en los 21 distritos de la ciudad de Madrid van a estar más vacíos este verano de lo previsto por el Ayuntamiento. De las 13.000 plazas ofertadas para escolares de Infantil y Primaria solo se han registrado 8.456 solicitudes, lo que supone que el 35% quedarán sin cubrir. A pesar de ello, el consistorio acaba de anunciar una nueva convocatoria extraordinaria dirigida únicamente a aquellas familias cuya solicitud fue rechazada en una primera fase. Los requisitos de la convocatoria original y las fuertes subidas en los precios, que en algún caso rozan el 85%, explican en gran medida la situación. El Ayuntamiento considera que el incremento del precio es consecuencia de la eliminación de las aportaciones que hasta ahora venía realizando la Comunidad de Madrid.

La nueva convocatoria extraordinaria para los centros abiertos en inglés el próximo verano tiene como objetivo “realizar la distribución más equitativa de las plazas” y “optimizar al máximo los recursos públicos que se ponen a disposición de los ciudadanos por parte del Ayuntamiento de Madrid”. Según la información aparecida en la web municipal el pasado viernes, en esta convocatoria únicamente pueden participar “todas aquellas familias cuya solicitud no ha obtenido plaza en ninguno de los periodos solicitados, en cualquiera de las dos anteriores fases de adjudicación”. Esta nueva fase “se iniciará este miércoles, 19 de junio, día en el que el Ayuntamiento enviará un mensaje de texto por teléfono móvil (SMS) indicando a las familias si se ha obtenido o no plaza. A partir de ese momento, los afortunados en la repesca disponen hasta el viernes, 21 de junio, para realizar el pago correspondiente.

La apertura de la convocatoria extraordinaria se produce después de que el Ayuntamiento haya registrado solo 8.456 solicitudes para cubrir las 13.000 plazas que ofertaba dentro del Programa de Centros Abiertos en Inglés. El programa ofrece a estudiantes de 3 a 12 años matriculados en Infantil o Primaria -cuyos padres, madres o tutores legales trabajen- un “servicio para facilitar el aprendizaje del inglés mediante la realización de actividades coeducativas, socioculturales y de ocio.

Como en ediciones anteriores, los colegios que participan en esta iniciativa, dos en cada uno de los 21 distritos de la capital,  permanecerán abiertos en horario de 7,30 a 15,30 horas durante el mes de julio y, en determinados casos, la primera semana de septiembre.

Sin embargo, el incremento del 12% en el número de plazas ofertadas ha venido acompañado de una fuerte subida de los precios. Tal y como informó Las Tablas Digital el pasado 6 de mayo, mientras que en 2012 el desembolso que tenía que hacer una familia por una plaza durante la primera quincena de julio era de 49 euros, este año tendrán que pagar 95, es decir, un 48,2% más. En el caso de los menores que el año pasado disponían de beca de comedor (que este curso ha sido eliminada) pasarán a pagar un 83% más. Para poder acogerse a la oferta más económica, de 47,50 euros por niño, es necesario ser familia numerosa especial, es decir, tener más de 4 hijos.

La situación es todavía peor si los padres quieren optar por una plaza en la segunda quincena de julio. En este caso, el pago asciende a 123 euros (un 52,1% más), que se quedan en 86,45 para las familias numerosas de hasta 3 hijos y en 61,75 euros para las de cuatro o más. En el supuesto de que anteriormente se tuviera beca de comedor, el incremento llega al 84,9%.

Para la primera semana de septiembre el precio se sitúa en 47,50 euros, lo que supone un incremento del 48,4% respecto a los 24,50 euros que costaba en 2012. La subida para las familias que hasta ahora disfrutaban de beca de comedor sería del 83,6%. Eso si, en todos los casos en el precio se incluye el desayuno y la comida.

 

Sin apoyo de la Comunidad de Madrid

El incremento de las tarifas ha sido una de las principales críticas que ha recibido el Ayuntamiento por parte de los partidos de la oposición. María Cristina Chamorro Muñoz, concejal del Grupo Municipal de Unión Progreso y Democracia (UPyD) planteó en la comisión de Familia y Asuntos Sociales del pasado mes de mayo una pregunta dirigida a conocer los motivos por los que el consistorio madrileño eliminaba de este programa la ayuda a los beneficiarios de becas de comedor y el porqué del incremento de las tarifas. La respuesta llegó de la mano de Esperanza García García, directora general de Familia, Infancia, Voluntariado, Educación y Juventud, quien reconoció que la eliminación de las becas de comedor por parte de la Comunidad de Madrid había provocado a su vez que el programa municipal de centros abiertos en inglés no contemple ayudas para este segmento. Además, subrayó que con el nuevo sistema de bonificación las familias numerosas cuentan con un descuento del 30% y el 50% (dependiendo de la categoría), que el importe máximo de 9,50 euros al día “incluye comida, desayuno, atención durante ocho horas a los menores, con un programa de actividades deportivas, lúdicas, y salidas programadas por la ciudad”, y que “al menos las dos terceras partes de las actividades se realizarían en inglés”. No obstante, Esperanza García reconoció también que la Consejería de Educación del Ejecutivo regional ha eliminado las aportaciones que hasta el verano pasado venía realizando al programa a través de un convenio de colaboración con el Ayuntamiento. Al parecer, y según la explicación Esperanza García, “la Comunidad ha entendido que este Programa de Centros Abiertos, por su carácter extraescolar, entra fuera de sus competencias educativas”.

Durante su intervención, Cristina Chamorró criticó al consistorio por no haber previsto una tarifa reducida a “familias con capacidad económica baja” después de la supresión de las becas de comedor. La portavoz de UPyD reclamó una “reflexión” sobre los requisitos para acceder al servicio porque “la situación ha cambiado radicalmente”. “En estos momentos hay más de 6,2 millones de parados en España y más de dos millones de niños por debajo del umbral de la pobreza, que en muchos casos reciben un desayuno y una comida equilibrada gracias a los comedores escolares (…). Los niños de familias en las que uno o los dos padres están desempleados, no van a poder acceder a este servicio. En primer lugar porque no cumplen con los requisitos y, en segundo, porque tampoco podrían pagar las nuevas tasas”, afirmó.

Por su parte, María del Prado de la Mata Riesco, del Grupo Municipal de Izquierda Unida–Los Verdes, apuntó que “es una obligación de las Administraciones públicas garantizar los recursos suficientes proporcionando los servicios de calidad, y habrá que buscar de dónde y de qué manera”. Y añadió: “Es una obligación de todos y todas hacer un esfuerzo, un esfuerzo, sobre todo en políticas públicas porque entre todos nos estamos cargando esto, porque el futuro son esos niños que hoy están bajo el umbral de la pobreza, y ese es nuestro futuro y el futuro de este país, no el mío solo”. La respuesta de Esperanza García fue tajante: “La política social realizada por este Ayuntamiento, no solamente respecto a las personas mayores que ustedes dicen que solo tenemos un cartel sino también respecto de la infancia y de la familia, no tiene parangón en ninguna ciudad de nuestro país”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.