jueves, 20 de junio de 2013

La “consolidación” de Las Tablas provoca un incremento del nivel de ruido en el distrito de Fuencarral-El Pardo


La contaminación acústica ha disminuido en Madrid, pero en cinco distritos de la capital, entre ellos Fuencarral-El Pardo, la situación ha empeorado. Según los datos presentados hoy por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, el porcentaje de población expuesta por encima del nivel de ruido legalmente admitido se ha incrementado en las franjas diurna y nocturna. En el análisis de la situación el Ayuntamiento subraya expresamente el efecto que ha tenido “la consolidación” del PAU de Las Tablas.
Ana Botella, junto al delegado de Medio Ambiente, Diego Sanjuanbenito, hoy durante la presentación del MER 2011. /AdM
 



Tal y como informa el consistorio en nota de prensa, la Junta de Gobierno de la Ciudad ha aprobado hoy de forman inicial el Mapa Estratégico del Ruido (MER) 2011, que revisa y modifica el actual mapa, elaborado en 2009 con datos del año 2006.

El nuevo MER “es una herramienta crucial para ofrecernos información objetiva de la situación acústica de la ciudad y trazar las políticas adecuadas para conseguir ganar silencio y, por tanto, calidad de vida”. Para su elaboración se ha cartografiado el ruido producido por el tráfico rodado y por las infraestructuras ferroviarias con circulación inferior a 30.000 trenes al año. Su elaboración ha supuesto más de dos años de trabajo y se han utilizado los datos medidos por las 30 estaciones fijas de la red de medición y por las 16 estaciones móviles. En total, se han obtenido datos acústicos en más de 2.248 puntos de la ciudad, que suponen más de 10.000 horas medidas para las que se han utilizado cinco vehículos especialmente instrumentalizados. Todo ello ha permitido calcular los niveles de ruido en más de 70 millones de puntos en los 128 barrios de la ciudad gracias al empleo de herramientas y modelos de cálculo informático.

La principal conclusión de MER es que los niveles de ruido “se han reducido de forma considerable, lo que se traduce en una disminución del número de personas expuestas a un exceso de ruido tanto en el periodo diurno como en periodo nocturno”. Según el Ayuntamiento, “este descenso, un 28.1% durante el día y un 26.2% en periodo nocturno, significa que desde el año 2006, 49.800 personas han dejado de estar expuestas a más ruido de lo recomendado durante el día (65 decibelios) y 160.500 personas han dejado de estar expuestas a un nivel de ruido mayor a 55 decibelios en periodo nocturno.

La disminución se debe principalmente al soterramiento parcial de la M-30, así como a las distintas medidas puestas en marcha por el Ayuntamiento que han permitido reducir el número de vehículos que acceden al interior de la ciudad, como peatonalización de determinadas calles, el templado de tráfico, la vigilancia de la doble fila, el control de velocidad, las campañas de fomento del transporte público o la regulación del estacionamiento.

El número de personas expuestas a niveles superiores a 65 decibelios en período diurno es de 132.300, lo que representa el 4.1% de los habitantes (en 2006 la población expuesta representaba el 5,7% del total). En período nocturno, el número de personas expuestas a más de 55 decibelios es 482.700, lo que representa el 14.9% de la población total (en 2006 la población expuesta representaba el 20,2% del total). Esto quiere decir que el 96% de los madrileños están en situación razonable de día, y el 85% de noche.

Consolidación de los PAUs y nivel de ruido

El distrito Centro es en el que más ha disminuido la población expuesta a niveles de ruido por encima de los objetivos de calidad acústica. También disminuye de forma significativa, tanto en periodo nocturno como en periodo diurno, en los distritos más beneficiados por el soterramiento de la M-30 (Arganzuela, Carabanchel , Usera y Latina). También ha disminuido el número de personas expuestas al ruido tanto el periodo nocturno como diurno en Salamanca, Tetuán, Moncloa-Aravaca y Villaverde.

En distritos como Chamartín, Chamberí, Hortaleza y San Blas, sube ligeramente el número de personas expuestas al ruido en periodo diurno y disminuye de forma destacada en periodo nocturno.

Por lo que se refiere a los distritos de Moratalaz, Retiro, Puente de Vallecas, Villa de Vallecas y Fuencarral- El Pardo, el MER pone de manifiesto que se ha registrado un incremento en el nivel de ruido tanto en periodo diurno como en el nocturno. Según el consistorio, en los dos primero casos es consecuencia del incremento del tráfico en los viales que rodean los distritos, mientras que en los otros tres se debe “a la consolidación de los PAUS”. En el caso concreto de Fuencarral-El Pardo, el Ayuntamiento apunta expresamente en la Memoria del MER que en el análisis de los datos referidos al distrito “hay que tener en cuenta la consolidación del PAU de Las Tablas”. Así, el porcentaje de población expuesta a niveles de ruido superiores a los permitidos pasa, en la franja diurna, del 2,6 en el año 2006 al 3,1 en el año 2011. En la franja nocturna se produce un incremento aún más acusado: del 8,3 al 11,9. La única franja donde se registra un descenso es en la tarde, que pasa del 2,7 al 1,8.

Teniendo en cuenta que Las Tablas, perteneciente al barrio de Valverde, está situado junto a una de las principales infraestructuras ferroviarias de la ciudad, es interesante apuntar las principales referencias incluidas en el MER sobre la materia. En este sentido, el estudio se limita a constatar dos obviedades: primera, que los trazados por donde circulan los trenes de alta velocidad son los que producen niveles de ruido más elevados, “llegándose a registrar valores de hasta 80 decibelios a su paso”; segunda, que las líneas por donde circulan trenes de mercancías “constituyen también un importante foco de ruido”.

Más transporte público

En las conclusiones que se incluyen en la memoria del MER, se indica que “a pesar de que los resultados del Mapa Estratégico de Ruido muestran una mejora de la contaminación acústica, el Ayuntamiento (…) es consciente de que aun queda camino por recorrer”. De cara al futuro, las intenciones del consistorio, al menos sobre el papel, parecen claras: “La lucha para mejorar los niveles acústicos de la ciudad debe continuar, incidiendo en medidas dirigidas a reducir el uso del vehículo privado en los trayectos cortos, promocionando el uso del transporte público, y en beneficio de modos de transporte alternativos y más silenciosos”.

Mapa de ruido en el barrio de Las Tablas. /MER 2011. AdM
 
 
 
Presentación general del MER 2011, aquí
 
Estudio completo del MER 2011, aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.