martes, 11 de junio de 2013

Un cañón de museo

Fuencarral-El Pardo, y más concretamente el barrio de Montecarmelo, es el único distrito de todo Madrid que en homenaje al trabajo de sus Fuerzas Armadas, y más concretamente del arma de Artillería Antiaérea, exhibe un cañón estrenado por la Legión Cóndor en la Guerra Civil y utilizado por el Ejército alemán durante toda la Segunda Guerra Mundial. Se trata de un Flak 18/36, una auténtica pieza de museo que durante los próximos cinco años, y gracias a un acuerdo entre el Ayuntamiento de Madrid y el Ministerio de Defensa, permanecerá emplazado en medio de una glorieta del barrio de Montecarmelo. El Grupo Municipal de Izquierda Unida (IU) pedirá mañana en el pleno de la Junta Municipal del distrito su retirada.
El polémico cañón alemán está situado en la nueva rotonda de la Artillería Antiaérea de Montecarmelo. /JMD 
 


El descubrimiento oficial de la pieza se realizó el pasado 28 de abril con motivo del 25 aniversario del Regimiento de Artillería Antiaérea n.º 71, cuyo acuartelamiento está situado frente a las instalaciones de Telecinco, en la carretera de Fuencarral a Alcobendas. Tal y como informó la Junta Municipal, este mismo acto, que estuvo presidido por el concejal del distrito, José Antonio González de la Rosa (PP) y el general Juan Vicente Cuesta Moreno, también sirvió para que 100 personas realizaran una Jura de Bandera.

Teniendo en cuenta la conmemoración, la Junta Municipal de Fuencarral-El Pardo, con el apoyo de todas las fuerzas políticas, aprobó en octubre del año pasado denominar a esta glorieta de Montecarmelo con el nombre de Artillería Antiaérea. El propio González de la Rosa agradecía entonces a la oposición su respaldo a la propuesta con la que “se rinde homenaje a nuestras Fuerzas Armadas y más concretamente a este mando de Artillería Antiaérea”.

Lo que nadie se esperaba es que el Ayuntamiento optara por colocar en el centro de la rotonda en cuestión una de las armas más emblemáticas de la Alemania nazi que, además, recibió su bautismo de fuego en la Guerra Civil Española de la mano de la tristemente famosa Legión Cóndor, el contingente de tropas alemanas enviadas por Adolf Hitler en ayuda del General Franco.

La pieza, tal y como consta en la documentación oficial a la que ha tenido acceso Las Tablas Digital, es un cañón antiaéreo alemán Flak 18/36 del calibre 88/56 mm del año 1938. En teoría jamás podría volver a disparar un solo proyectil porque tiene el cañón perforado. Hasta su entrega en depósito al Ayuntamiento, formaba parte de la colección estable del Regimiento de Artillería Antiaérea y, por lo tanto, del Patrimonio Histórico del Ministerio de Defensa.

De momento, la Junta Municipal de Fuencarral ha tenido que asumir el coste de la operación de traslado e instalación del cañón en la rotonda de Montecarmelo. Además, ha tenido que hacerse cargo del correspondiente seguro para cubrir los “riesgos de transporte, conservación, deterioro, pérdida o sustracción” de la pieza. Las prescripciones necesarias para la conservación y seguridad del cañón han sido establecidas por técnicos especialistas del Instituto de Historia y Cultura Militar. Según el acuerdo firmado entre el consistorio y Defensa, la cesión tiene carácter temporal por un periodo de cinco años: del 2 de enero de 2013 al 2 de enero de 2018.

Para el vocal de IU en Fuencarral, José Luis Córdoba, la ubicación del cañón “ha sido unánimemente censurada” en foros y portales de Internet especializados en historia o temática militar. En su opinión, “cualquiera de las razones de todo tipo que se han esgrimido justificaría su retirada a un recinto museístico, a su anterior emplazamiento o a cualquier otro que las autoridades militares consideren oportuno”.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.