viernes, 19 de julio de 2013

El Ayuntamiento repone dos de los cinco surtidores de agua del Anillo Ciclista en Las Tablas


Una buena noticia para los cientos de ciclistas, corredores y paseantes en general que cada día utilizan el Anillo Verde Ciclista. El Ayuntamiento de Madrid ha renovado dos de los cinco surtidores de agua instalados en diversas zonas del tramo que discurre por el barrio de Las Tablas. La medida ha sido muy bien recibida por los usuarios, especialmente en esta época de altas temperaturas.
Un ciclista, ayer, hace uso de una de las dos únicas fuentes de agua que están operativas en el tramo del Anillo Verde Ciclista a su paso por Las Tablas. /LTD
 



Salir en bicicleta por el Anillo Ciclista requiere estar preparado para cualquier imprevisto: desde pinchazos hasta la rotura de un freno. Uno de los riesgos más peligrosos es la deshidratación, por lo que los expertos recomiendan a todos los aficionados a este deporte ir provistos de una reserva de agua suficiente. Sin embargo, son muchos los que se lanzan a pedalear sin una sola gota de agua en su bidón confiando en poder encontrar una fuente donde poder hacer acopio del básico elemento. Este fallo es mucho más habitual entre corredores y paseantes, que normalmente evitan cargar con peso extra que dificulte su marcha.

Hasta hace bien poco era imposible reponer agua en cualquiera de las cinco fuentes situadas en las cuatro zonas de descanso que dispone el circuito ciclista en Las Tablas. Los amigos de lo ajeno, que tanto abunda por el barrio, pusieron el ojo en los pulsadores y lograron arrancar las piezas para, supuestamente, venderlas al peso como chatarra. Los servicios municipales han procedido a sustituir los dispositivos en dos de las cinco fuentes, las situadas en el kilómetro cero del anillo. Los nuevos pulsadores son de un material que, en principio, no parece demasiado atractivo como para que los malhechores se fijen en ellos. A Mariano Fuentes le gusta salir con su bicicleta y, de vez en cuando, aprovecha para utilizar el carril bici. Al acercarse a la zona de descanso del kilómetro cero, la que está situada al comienzo del puente que conecta el barrio con Sanchinarro, muestra su satisfacción al encontrarse con una fuente de agua. “Está muy bien que lo hayan arreglado porque en todo el recorrido no he visto ni una sola que funcionara”, comenta a Las Tablas Digital mientras aprovecha para rellenar su pequeño bidón de agua.
Aspecto que presentaba ayer uno de los dispositivos de suministro de agua que todavía no ha sido reparado. /LTD
 




 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
La falta de surtidores de agua es solo una de las deficiencias o desperfectos que presenta el tramo del Anillo Ciclista que discurre por esta zona de la capital. Parte del pavimento, fabricado con residuos de la construcción, presenta numerosas grietas y baches peligrosos; las bandas y señales horizontales han perdido el color blanco original y apenas se distinguen; y los tablones informativos y la señalización kilométrica han sido objetivo de los vándalos.

La inauguración de los últimos 40,7 kilómetros del Anillo Ciclista, de los cuales algo más de tres discurren por Las Tablas, tuvo lugar hace ya seis años. Justo donde se han reparado los surtidores, el entonces alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, aseguraba que la conclusión y puesta en servicio de todo el itinerario ciclista representaba “una gran apuesta por la bicicleta, no sólo como instrumento de ocio y deporte sino también como medio de transporte alternativo”. Solo en este tramo, e incluyendo la construcción de cinco pasarelas, el desembolso económico para las arcas municipales fue de 33,4 millones de euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.