miércoles, 3 de julio de 2013

El PP se plantea publicar las actas de los plenos de los distritos en la web del Ayuntamiento


La transparencia en el Ayuntamiento de Madrid dio ayer un pequeño paso en la buena dirección. El pleno de la Junta Municipal del distrito de Carabanchel, dirigido por la concejal Fátima Núñez (PP), aprobó ayer una proposición presentada por el vocal de Unión Progreso y Democracia (UPyD), Carlos Domingo Gabaldón, que podría permitir la publicación de las actas de los plenos de los distritos en la página web del consistorio madrileño. Una proposición de similares características presentada por IU en Fuencarral-El Pardo fue rechazada por los populares hace apenas siete meses.

A pesar de que en los últimos meses el consistorio ha tratado de dar un nuevo impulso a su política de transparencia, lo cierto es que a día de hoy un documento tan inocuo como el acta del pleno de un distrito, en el que simplemente se recoge con mayor o menor literalidad las intervenciones de los representantes de las formaciones políticas, sigue siendo confidencial. A diferencia del diario de sesiones que se redacta en cada pleno del Ayuntamiento o de sus comisiones, el acceso a las actas de los distritos está reservado únicamente a los partidos políticos con representación municipal. Las asociaciones que en cada distrito forman parte del Consejo Territorial también tienen acceso a este documento, pero siempre tras solicitarlo de manera oficial al secretario del distrito, que es el responsable de su elaboración.

La proposición presentada por el portavoz de UPyD en el pleno de Carabanchel, Carlos Domingo Gabaldón, no podía ser más aséptica: “Se inste a los órganos competentes a que añadan en la página de Internet del Ayuntamiento de Madrid el Acta completa de los plenos de los distritos, dentro de su sección Acuerdos del Pleno del Distrito, con el fin de difundir la información de las sesiones de las Juntas Municipales y los ciudadanos accedan a la información íntegra de lo que se debate en estas sesiones públicas”. Sin embargo, los representantes del PP optaron por presentar una enmienda en la que se introducían tres matices: uno, que la iniciativa fuera primero estudiada y valorada por los responsables políticos municipales; dos, que fuera técnicamente posible; y tres, que fuera de aplicación a todos los distritos de la ciudad. Las modificaciones planteadas por el PP fueron respaldadas por la mayoría de los grupos y la proposición salió adelante con el voto favorable de PP, PSM y UPyD y la abstención de IU.

En principio, la decisión del pleno de la Junta de Carabanchel podría permitir la publicación de las actas una vez que el Ayuntamiento estableciese un sistema común para su elaboración en todos los distritos. Actualmente, algunas juntas municipales se limitan a incluir en las actas la información mínima que les marca el artículo 21 del  reglamento orgánico de los distritos: fecha y hora del comienzo y el fin de la sesión; nombre del presidente y de los demás asistentes; relación de asuntos tratados; votos emitidos y acuerdos adoptados. Pero en la mayoría de los casos, se va más allá y se cumple con la literalidad de la normativa, que también establece que “el acta deberá recoger sucintamente las opiniones emitidas, sin perjuicio de que se puedan transcribir íntegramente las intervenciones en la propia acta”.

Compromiso de Ana Botella

La propia alcaldesa de Madrid, Ana Botella, aprovechó el debate sobre el estado de la ciudad celebrado en junio pasado para subrayar que una de las prioridades en la segunda mitad de su mandato  será reforzar la transparencia, “un principio sin el cual no es posible asegurar el buen funcionamiento de un régimen democrático, especialmente en un clima de creciente desconfianza hacia la actividad pública como el que vivimos actualmente”. Según Botella, “este objetivo es una muestra de nuestra voluntad por garantizar a los ciudadanos que el criterio con el que actuamos y el destino de los fondos públicos es siempre el mejor para el bien común”.
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, durante su intervención en el debate sobre el estado de la ciudad celebrado el pasado mes de junio /Ayuntamiento de Madrid
 

Sin embargo, hasta hace apenas siete meses esta apuesta de la alcaldesa por potenciar la transparencia en el Ayuntamiento no parecía contar con demasiado respaldo entre sus propias filas. En el pleno celebrado en enero pasado, la Junta Municipal del distrito de Fuencarral, dirigida por el concejal popular José Antonio González de la Rosa, perdió la ocasión de convertirse en el primer organismo municipal en respaldar una proposición similar a la aprobada ahora por la Junta de Carabanchel. Durante el debate que tuvo lugar entonces, José Luis Córdoba, portavoz de IU en el pleno y autor de la iniciativa, destacó la “diferencia de trato” en la información que la página web del Ayuntamiento ofrece sobre las actividades de las juntas de distrito, que son los organismos de gobierno municipal “más cercanos a los vecinos”. En su opinión, y en la misma línea defendida por Botella en junio, la publicación de las actas permitiría fortalecer la transparencia de la actividad que desarrollan las formaciones políticas.

Desde las filas del PP, el responsable en defender su posición fue el vocal Francisco Galeote, quien desde el pasado mes de mayo es consejero técnico de la concejal Begoña Larraínzar en el distrito de Moratalaz. Galeote justificó el rechazo a la propuesta asegurando que la página web del Ayuntamiento ya publicaba lo que IU reclamaba en su proposición. Las manifestaciones de Galeote, sin embargo, pusieron de manifiesto su confusión entre las actas del pleno y otro documento oficial en el que el simplemente se recoge un extracto de los acuerdos que se alcanzan en los plenos de los distritos.

El respaldo del pleno de la Junta de Carabanchel a una futura publicación de las actas de los plenos coincidió con la reanudación formal de los debates sobre la futura Ley de Transparencia en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados. Entre los objetivos de la Ley se incluye “regular el derecho de los ciudadanos a acceder a la información de las administraciones”. Los únicos límites que, en principio, se establecen en el proyecto normativo se refieren a determinada información que pudiera afectar “a la seguridad nacional, la defensa, las relaciones exteriores, la seguridad pública o la prevención, investigación y sanción de los ilícitos penales, administrativos o disciplinarios". Cabe suponer que la publicación de las actas de los plenos de las Juntas Municipales de los 21 distritos madrileños queda al margen de estos límites.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.