lunes, 18 de noviembre de 2013

Aumenta más de un 300% la retirada de contenedores ilegales de ropa usada en el distrito de Fuencarral-El Pardo

El Ayuntamiento de Madrid parece dispuesto a plantar cara a las mafias que negocian con ropa y calzado de segunda mano. Prueba de ello son los últimos datos oficiales referidos a Fuencarral-El Pardo, donde en los nueve primeros meses de 2013 se han retirado de la vía pública un 333% más de contenedores ilegales. El concejal-presidente de este distrito, José Antonio González de la Rosa (PP), explicó en el pleno de la Junta Municipal del de octubre que toda la mercancía decomisada por los servicios municipales se entrega a la ONG Humana, la única entidad que dispone de autorización para instalar buzones de recogida de ropa en Madrid.




La ofensiva que ha lanzado el consistorio madrileño ha permitido que en Las Tablas la práctica totalidad de los contenedores ilegales hayan sido retirados a lo largo de los últimos tres meses. Tal y como ha informado Las Tablas Digital, las calles del barrio han llegado a tener desplegados hasta una veintena de contenedores ilegales.
 
La proliferación de contenedores ilegales llevó a los responsables de la Junta Municipal de Fuencarral ha solicitar el pasado 27 de mayo la intervención de los servicios municipales encargados de la retirada de estos dispositivos. Para ello se comunicó a la Dirección General de Zonas Verdes, Limpieza y Residuos del consistorio madrileño una relación de 115 puntos del distrito donde se había detectado la presencia de contenedores ilegales. La solicitud de la Junta Municipal se produjo pocos días después de que la Directora General de Zonas Verdes, Limpieza y Residuos, Marta Alonso Anchuelo, asegurase ante la comisión de Medio Ambiente y Movilidad que el Ayuntamiento había decidido alquilar de un nuevo camión adaptado para poder realizar la retirada de los contenedores ilegales.

Según los datos aportados por De la Rosa, hasta el pasado mes de octubre se habían retirado de las calles de Fuencarral-El Pardo un total de 312 contenedores, lo que supone un incremento de nada menos que del 333% respecto al conjunto del año 2012, en el que solo se retiraron 72. Si se compara con 2011, año en el que se eliminaron 49 contenedores ilegales, el incremento es del 536%. El concejal ha reconocido que la proliferación de contenedores ilegales “demuestra que determinadas empresas han posicionado esto como un negocio rentable y por eso hay que intervenir contra este crecimiento”.
 

Sin espacio en la parroquia

¿Pero qué hace el Ayuntamiento con los contenedores que retira de la vía pública y la mercancía que recupera?  Según De la Rosa, “la mayor parte de los contenedores retirados de la vía pública carecen de señales identificativas que permitan  comprobar su titularidad, por lo que en la mayoría de los casos se procede a su destrucción”, después de tramitarse “el correspondiente expediente administrativo”. Por lo que al contenido de los contenedores se refiere, el concejal de Fuencarral aseguró que el material se entrega a la ONG Humana, de la Fundación Pueblo para Pueblo, “de acuerdo con el contrato existente entre el Ayuntamiento de Madrid y dicha entidad”. La cantidad de ropa que se entrega a Humana procedente del distrito de Fuencarral no se puede calcular porque, según el concejal popular, se acumula con las recogidas en el resto de distritos de la ciudad.
 
Desde hace unos meses, los vecinos de Las Tablas que deseen desprenderse de prendas textiles o calzado únicamente disponen del contenedor de Humana situado junto al McDonalds de la estación de servicio Shell. El otro punto de recogida, situado en la parroquia del barrio, ha tenido que pedir a los vecinos que, de momento, se abstengan de llevar ropa ante la “falta de espacio” en sus instalaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.