lunes, 13 de enero de 2014

El Ayuntamiento modifica una ruta de la EMT para facilitar el acceso a un centro de salud

 
Los vecinos del Ensanche de Vallecas han logrado lo que los vecinos de Las Tablas vienen reclamando desde hace ya muchos años. El Ayuntamiento de Madrid anunció ayer la modificación de una línea de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) para facilitar el acceso de los usuarios a un centro de salud. Esta decisión del consistorio dirigido por Ana Botella (PP) podría permitir una medida similar para el barrio de Las Tablas, que carece de conexión mediante transporte público con el ambulatorio de referencia, situado en Sanchinarro (distrito de Hortaleza) En 2008 el Ayuntamiento suscribió un acuerdo con la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid por el que, entre otras muchas cosas, se comprometía a “requerir” a la EMT la implantación de una línea de autobús que conectara Las Tablas con el ambulatorio de Fuencarral, donde también reciben cobertura sanitaria muchos vecinos del barrio.
Gracias al consistorio, la prolongación de la ruta de la línea 103 de la EMT facilitará a los usuarios el acceso al centro de salud del Ensanche de Vallecas. /Ayuntamiento de Madrid 
 



Según informó ayer el consistorio madrileño, la modificación de la línea 103 ha consistido en una prolongación del itinerario en 700 metros y la creación de dos nuevas paradas. La decisión implica, además, la incorporación de un  autobús adicional a la línea con el objetivo de “mejorar su intervalo de paso”. Tal y como reconoce el propio Ayuntamiento, el objetivo de esta medida, cuyo coste para las arcas públicas no se ha desvelado, no es otro que “facilitar el acceso de los usuarios al nuevo centro de salud del Ensanche de Vallecas”.

Precisamente, la conexión al centro de salud de referencia, situado en el barrio de Sanchinarro (distrito de Hortaleza) mediante transporte público es una de las viejas reivindicaciones de los vecinos de Las Tablas. En 2008 el consistorio, dirigido por el actual ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, suscribió un acuerdo con la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid por el que se comprometía a “requerir” a la EMT la implantación de una línea que permitiera conectar Las Tablas con el ambulatorio de Fuencarral, por aquel entonces el ambulatorio responsable de la atención sanitaria básica para miles de vecinos del barrio.

Sin embargo, seis años después el Ayuntamiento no ha cumplido su compromiso y tanto el centro de salud de Sanchinarro como el de Fuencarral carecen de conexión mediante transporte público, lo que obliga a los usuarios a  tener que desplazarse en vehículo particular o incluso en taxi.

De planificarse correctamente, la conexión mediante autobús con Sanchinarro permitiría al mismo tiempo atender otra reivindicación de muchas familias de Las Tablas que se han visto obligadas a enviar a sus hijos al Instituto Manuel Fraga, que al igual que el ambulatorio está situado en el barrio de Sanchinarro.

Los planes del Ayuntamiento, dirigido ahora por Ana Botella, se mantienen inalterables a pesar de que la idea de conectar mediante autobuses los barrios de Las Tablas, Montecarmelo y Sanchinarro llegó a formar parte del denominado Plan Operativo de Gobierno (POG) 2011-2015. Inicialmente, el POG preveía la creación de nuevas líneas de la EMT para asegurar el acceso a “puntos relevantes” de los distritos y “zonas sanitarias”. Sin embargo, tal y como informó LasTablas Digital en enero del año pasado, el Gobierno municipal primero decidió aplazar el proyecto y, después, eliminarlo de su hoja de prioridades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.