miércoles, 12 de febrero de 2014

Un cañón Nazi doblemente asegurado

El concejal del distrito de Fuencarral-El Pardo, José Antonio González de la Rosa (PP) ha reconocido hoy que el cañón alemán de 1938 instalado en una glorieta de Montecarmelo cuenta con la correspondiente cobertura aseguradora por parte del Ayuntamiento de Madrid. Ocho meses después de que Las Tablas Digital adelantará en exclusiva la noticia, la Junta Municipal ha desvelado que el consistorio dirigido por Ana Botella ha tenido que suscribir sendas pólizas con las empresas Zurich y Mapfre.

La instalación del cañón fabricado en la Alemania Nazi en 1938 no les ha salido gratis a los contribuyentes madrileños. Además de la necesaria adecuación y mantenimiento de la plaza donde quedó instalado en abril del año pasado, el Ayuntamiento ha tenido que afrontar el coste de las obras de cimentación y dos pólizas de seguro. Las obras de cimentación fueron adjudicadas a la empresa Velasco Obras y Servicios por algo más de 11.000 euros.

A esta cifra hay que sumar ahora el coste de los dos seguros suscritos por el consistorio con las empresas Zurich y Mapfre. Desde la Junta Municipal no se ha querido desvelar la cuantía exacta que supone para las arcas municipales estas dos pólizas. Según ha explicado hoy el gerente de la Junta Municipal, José Luis Fernández, uno de los contratos cubre los daños que pudiera sufrir el cañón durante los cinco años que permanecerá expuesto al aire libre en la plaza de Montecarmelo. El segundo asegura los daños sobre terceros. José Luis Fernández, que respondía en nombre del concejal a una pregunta formulada por el portavoz de Izquierda Unida-Los Verdes, José Luis Córdoba, no quiso aclarar el gasto que supone para las arcas municipales la contratación de los seguros.

Los nuevos datos aportados por el equipo municipal se han conocido 24 horas después de que Las Tablas Digital desvelara la existencia de un contrato con el Ministerio de Defensa en el que el Ayuntamiento se obliga a suscribir un seguro para cubrir los riesgos por “daños, pérdida o sustracción” por el importe del valor de la pieza, estimado en 60.000 euros. En este contrato se especifica, además, que el consistorio está obligado a asumir los gastos “en caso de necesidad de tratamiento de limpieza, consolidación, reintegración o restauración” del cañón.

El contrato fue firmado el 1 de julio de 2013 por la Delegada del Área de Economía, Hacienda y Administración Pública, Concepción Dancausa, y el director del Instituto de Historia y Cultura Militar, el general de División Enrique Vidal de Loño. Un mes antes de la firma del contrato, Las Tablas Digital publicó el contenido de la orden de Defensa en la que se especificaba que el consistorio quedaba obligado a suscribir un seguro y todos los gastos ordinarios de conservación y exhibición durante los próximos cinco años. Desde la Junta Municipal del distrito, sin embargo, su concejal-presidente, González de la Rosa, negaba la veracidad de la información que ahora se confirma.

La obligación de contar con un seguro no ha sido el único aspecto relacionado con el cañón de Montercamelo que ha intentado ocultar la Junta de Fuencarral. Y es que desde su instalación en la plaza de la Artillería Antiaérea se ha negado a reconocer que el arma en cuestión fue fabricada en la Alemania Nazi en el año 1938. El dato fue confirmado por este mismo medio digital tras publicar el acta de recepción que el propio gerente del distrito en abril de 2013. El documento constata oficialmente con la firma del coronel jefe del regimiento de Artillería Antiaérea Nº 71, Manuel Busquier Saez, que el arma es un “cañón antiaéreo alemán Flak 18/36, del calibre 88/56 milímetros del año 1938”. A pesar de ello, el concejal González de la Rosa insiste en señalar que fue fabricado en Asturias durante la Guerra Civil, pero que nunca fue utilizado en la contienda. Algunas fuentes, no obstante, señalan que el cañón antiaéreo podría haber formado parte de la Legión Cóndor enviada por el régimen Nazi para ayudar a las tropas del general Franco.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.