lunes, 5 de mayo de 2014

El Ayuntamiento recorta un 12% las plazas de los colegios públicos abiertos en verano


El Ayuntamiento de Madrid ha recortado un 12% el número de plazas que pondrá a disposición de las familias madrileñas para que los niños de entre 3 y 12 años puedan acudir en verano a un colegio público. El denominado Programa de Centros Abiertos en Inglés contará este año con 11.322 plazas, exactamente las mismas que en el verano de 2012 y 1.678 menos que el año pasado. El periodo de reserva comienza este lunes día 5 y finaliza el próximo 18 de mayo. Los centros del distrito Fuencarral-El Pardo que participan en esta iniciativa son el Breogán y el José Bergamín. A pesar de la preocupante tasa de desempleo que registra la ciudad de Madrid, la convocatoria del Ayuntamiento queda restringida a aquellas familias en las que ambos progenitores o tutores legales trabajan.

Como en ediciones anteriores, el programa ofrece “actividades educativas, socioculturales y de ocio” en determinados centros escolares públicos repartidos por los 21 distritos de Madrid. Las dos terceras partes de las actividades se desarrollan en inglés y el servicio incluye el desayuno y la comida. Del total de plazas disponibles, 5.370 están destinadas a los alumnos del segundo ciclo de educación Infantil. El resto, 5.952, a los matriculados en educación Primaria.

En la nueva convocatoria, el precio de las solicitudes para el periodo del 1 al 15 se incrementa un 10% (de 95 a 104,5 euros) en el caso de familias con hasta dos hijos. Si se dispone de carnet de Familia Numerosa el precio es de 73,15 euros, que se reduce a 52,25 euros en el caso de familias con más de 3 hijos. Para la segunda quincena de julio el precio cae de los 123,50 euros del año pasado a 114. Las tarifas para los primeros cinco días de septiembre se mantienen inalterables.

El tijeretazo del consistorio en el número de plazas ofertadas podría ser consecuencia de la subida de precios que han tenido que soportar los usuarios de este servicio público a lo largo de las últimas convocatorias. Desde el consistorio madrileño se culpa de la subida a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, que en 2012 decidió eliminar las aportaciones económicas que venía realizando al programa a través de un convenio de colaboración.

Según datos aportados en febrero por la responsable de Educación del Grupo Municipal Socialista, Ana de Sande, el número de participantes en el programa durante el periodo estival cayó un 18% respecto al mismo periodo de 2012. Tal y como informó Las Tablas Digital, inicialmente la caída llegó a situarse en el 35%, lo que llevó a los responsables municipales a realizar una “convocatoria extraordinaria” dirigida exclusivamente a aquellas familias cuya solicitud había sido rechazada.

Este desplome de la demanda también se produjo en Semana Santa (con una caída del 28%) y Navidad (25% menos). Según la concejala De Sande, en la convocatoria de la Navidad de 2013-2014 sólo se cubrió el 49% de las 1.617 plazas ofertadas por el Ayuntamiento. En el conjunto de 2013, el número de participantes en este programa se redujo un 22%, pasando de 16.642 en 2012 a solo 13.026.

En opinión de la concejala socialista Ana de Sande, "el descenso en la demanda pone de manifiesto que la política de subir indiscriminadamente los precios y de permitir el deterioro de las prestaciones es totalmente equivocada y va a acabar destruyendo los servicios públicos educativos".

Las críticas de la representante del Grupo Socialista no han sido las únicas desde los banquillos de la oposición. En junio del año pasado la portavoz de UPyD en la comisión de Familia y Asuntos Sociales, Cristina Chamorró, criticó al consistorio por no ofrecer una tarifa reducida a familias con “capacidad económica baja” después de la supresión de las becas de comedor. Además, reclamó una “reflexión” sobre los requisitos para acceder al programa porque “la situación ha cambiado radicalmente”. “En estos momentos hay más de 6,2 millones de parados en España y más de dos millones de niños por debajo del umbral de la pobreza, que en muchos casos reciben un desayuno y una comida equilibrada gracias a los comedores escolares (…). Los niños de familias en las que uno o los dos padres están desempleados, no van a poder acceder a este servicio. En primer lugar porque no cumplen con los requisitos y, en segundo, porque tampoco podrían pagar las nuevas tasas”, afirmó Chamorro durante su intervención.


Información y formulario de inscripción, aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.