martes, 10 de junio de 2014

Las familias comunican al Ayuntamiento y la Comunidad su preocupación por la “seguridad” en el colegio público Josep Tarradellas

Las familias de los alumnos del colegio público de Las Tablas Josep Tarradellas están preocupadas por la seguridad de sus hijos. La decisión de la Consejería de Educación, dirigida por Lucía Figar (PP), de ubicar en este centro ocho nuevas clases de Infantil ha desatado todas las alarmas entre los padres. En un escrito del AMPA dirigido a la Junta Municipal de Fuencarral-El Pardo, a la dirección del Área Territorial de la Consejería de Educación, a la Inspección Educativa de Madrid y a la Subdirección General de Inspección Educativa reconocen estar “especialmente” preocupados por “todas aquéllas cuestiones relacionadas con el cumplimiento de la normativa vigente, y en especial aquéllos extremos relacionados con la seguridad y la prevención de riesgos”. Mientras tanto, las familias sin plaza en los centros públicos o concertados del barrio han puesto en marcha una recogida de firmas a través de la plataforma change.org en la que reclaman que los menores sean escolarizados en Las Tablas.

En el escrito las familias del colegio consideran que la ocupación prevista para el centro a partir del próximo mes de septiembre “podría conllevar incumplimiento de las condiciones exigidas por el Real Decreto 132/2010, de 12 de febrero”, en el que establecen los “requisitos mínimos” de los centros que imparten las enseñanzas de segundo ciclo de educación Infantil, Primaria y Secundaria.
Según el AMPA, “entre los incumplimientos, dadas las proyecciones que parecen barajarse, y a pesar de la escasa información recibida, podríamos citar como más llamativos, las dudas sobre el tamaño adecuado de varias aulas de infantil, la falta de aseo por aula en algunas de ellas, así como la eliminación de las aulas obligatorias de desdoblamiento, y un posible incumplimiento de las medidas de prevención de riesgos y evacuación”.
Según la entidad que representa a las familias del Josep Tarradellas, “dado que en cumplimiento de la legalidad vigente habrá de formalizarse el correspondiente expediente con las modificaciones oportunas, preocupados por la nueva situación de ocupación del Centro durante el curso 2014-2015, así como por los posibles efectos que la misma pueda conllevar igualmente para los años siguientes, y ante una total ausencia de información (…) se solicita la entrega de una copia de cuanta documentación obre en los registros administrativos en relación a nuestro Centro, y particularmente, dada su importancia en la medida que estaría en juego la seguridad e integridad física de nuestros hijos, el estudio firmado por técnico competente para determinar si las instalaciones del CEIP Josep Tarradellas, ante la inclusión de ocho aulas nuevas para primero de Infantil, cumplen las exigencias legales, entre ellas el DB-SI del Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo, por el que se aprueba el Código Técnico de la Edificación”.

Petición en Change.org
Mientras tanto, las familias que se han quedado sin plaza en los colegios públicos o concertados de Las Tablas continúan su batalla para conseguir que la Consejería de Educación se comprometa a escolarizar a los chavales en el barrio. Entre otras iniciativas, han puesto han publicado una petición, a través de la plataforma change.org, en la que muestran a la Consejería de Educación y el Servicio de Apoyo a la escolarización de Fuencarral-El Pardo su preocupación “por las posibles soluciones” que desde la Consejería se les pudieran ofrecer. Las familias afectadas solicitan a la Comunidad de Madrid que se les asegure “que todos los niños de tres años de Las Tablas que han solicitado plaza en un colegio público o concertado para el curso 2014-2015,  van a ser asignados a un colegio situado en el barrio de Las Tablas”. Además, y teniendo en cuenta “el actual estado de masificación que existe en los tres colegios públicos de Las Tablas”, se les confirme “que los niños no admitidos serán asignados a un colegio público que está previsto construir en el barrio de Las Tablas” y, al mismo tiempo, “la fecha de puesta en marcha de dicho nuevo colegio público y las medidas que tienen previstas para los alumnos mientras dicho colegio esté en construcción”.
La situación de la educación pública en Las Tablas ha llevado a las asociaciones de padres de los tres colegios públicos del barrio (Gabriela Mistral, Leopoldo Calvo-Sotelo y Josep Tarradellas), así como del Instituto de Secundaria Manuel Fraga, (situado en el barrio de Sanchinarro), ha suscribir un escrito en el que reclaman a la Consejería de Educación la construcción “inmediata” de “al menos” dos escuelas infantiles, un colegio de Infantil y Primaria para el curso 2014-2015, otro más para el 2015-2016 y un Instituto de ESO, Bachillerato y Formación Profesional.
Sin respaldo del Ayuntamiento

Sin embargo, Las Tablas no es el único barrio de Madrid que sufre la falta de previsión por parte de los responsables de la política educativa de la Comunidad. El ejemplo más reciente está en el distrito de Barajas, donde la Junta Municipal aprobó en el pasado 3 de junio, con los votos del PP, una proposición del Grupo Socialista en la que se instaba al Área de Gobierno de Familia, Servicios Sociales y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid solicitar al Gobierno regional “que proceda con carácter urgente” a la construcción de un nuevo instituto público “debido al volumen de alumnado que en el próximo curso tendrá que cursar educación secundaria y que colapsaría al actual, IES Alameda de Osuna, al no disponer este de capacidad suficiente para absorber dichas plazas".

Hace ahora un año el PP rechazó una proposición del Grupo Socialista en la Junta Municipal del distrito de Fuencarral-El Pardo en la que se reclamaba la construcción de un Instituto de Secundaria y Bachillerato en el barrio. Según el vocal popular encargado de defender entonces la postura de la Junta Municipal, José Manuel Méndez, el consistorio únicamente se ha comprometido a ceder a la Comunidad el suelo necesario donde situar las infraestructuras educativas necesarias.  Según informó entonces Las Tablas Digital, el vocal socialista Alberto Muiños justificó la presentación de la proposición “teniendo en cuenta la situación de la educación pública en Las Tablas, un barrio con 35.000 habitantes que no entendemos que no tenga un Instituto o las infraestructuras necesarias”. En su intervención Muiños mostró su extrañeza por el hecho de que los alumnos de enseñanza secundaria del Gabriela Mistral “se les tenga que enviar al Instituto de otro barrio y de otro distrito”, en referencia al instituto Manuel Fraga Iribarne, situado en el barrio de Sanchinarro de Hortaleza.

La postura del PP de Barajas contrasta también con la manifestada por esta misma formación política en el distrito de Fuencarral en relación a los colegios de Infantil y Primaria. En julio de 2012 el concejal del distrito de Fuencarral, José Antonio González de la Rosa (PP), rechazó instar a la Comunidad la construcción de nuevos colegios públicos en Las Tablas porque “no es la solución” para atajar la fuerte demanda de plazas escolares. En respuesta a una pregunta planteada por la vocal de UPyD, Charo Iglesias, el concejal González de la Rosa descartó que la construcción de nuevos colegios públicos pudiera servir para solucionar un problema cuyo origen se encuentra, según declaró entonces, en el efecto “baby-boom” que en su opinión se registra en el barrio. “Hay que ser muy cuidadosos con este tema –aseguró- porque podría ocurrir como en otros distritos, en los que se están cerrando colegios porque no hay demanda”, algo que podría ocurrir en Las Tablas “dentro de 15 o 20 años”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.