martes, 26 de agosto de 2014

El Ayuntamiento cambia las marquesinas de las paradas de autobús de Las Tablas


Las marquesinas de las paradas de autobús de Las Tablas, como otras 4.200 por todo Madrid, necesitaban modernizarse. Esa es al menos la idea que está detrás de las obras que desde el pasado mes de julio realiza la Empresa Municipal de Transportes (EMT), propiedad del Ayuntamiento de Madrid. Los trabajos, que avanzan a buen  ritmo, corren a cargo de la UTE (Unión Temporal de Empresas) formada por las empresas Cemusa, filial de FCC hasta el pasado mes de marzo, y El Mobiliario Urbano, propiedad del gigante francés de la publicidad  JCDecaux.

Una de las nuevas marquesinas de la EMT instaladas por el Ayuntamiento en la avenida Santo Domingo de la Calzada del barrio de Las Tablas. /LTD



En líneas generales las nuevas marquesinas son similares a las instaladas actualmente, aunque con un aspecto más moderno. Los nuevos soportes incluyen depósitos para la recogida de determinados residuos que pueden ser reciclados, como pilas. Los bancos disponen de un soporte que evita que cualquier persona pueda utilizar las paradas para tumbarse. La superficie destinada a soporte publicitario es prácticamente idéntica a la actual. De momento, la sustitución de las marquesinas se está realizando por diversas calles del barrio, aunque hay zonas donde todavía se mantienen las tradicionales paradas de color marrón y incluso los postes verticales que no permiten a los usuarios esperar la llegada del autobús con un mínimo de comodidad.

Las viejas marquesinas todavía pueden verse en algunas zonas de Las Tablas. /LTD


La instalación la está llevando a cabo por la UTE (Unión Temporal de Empresas) formada por las empresas Cemusa y El Mobiliario Urbano, propiedad del gigante francés de la publicidad JCDecaux. Cemusa era filial del la empresa FCC, cuya sede central está en el barrio de Las Tablas, hasta el pasado mes de marzo, cuando se anunció su venta a JCDecaux por 80 millones de euros. En el aquel momento FCC decía que Cemusa era “una de las empresas españolas líderes en el sector del diseño, fabricación, instalación y mantenimiento de publicidad exterior” con presencia en 160 municipios de España, Estados Unidos, Brasil, Portugal e Italia. En 2013, la compañía tuvo unos ingresos de 142 millones de euros.


El cambio de las marquesinas no es ninguna sorpresa. La propia alcaldesa de Madrid, Ana Botella, se refirió a esta operación durante el debate sobre el estado de la ciudad celebrado el pasado 27 de junio. En aquella ocasión, la regidora del PP aseguró que antes de finalizar 2014 se habrán cambiado 4.200 marquesinas repartidas por toda la capital “por otras más modernas que incorporarán nuevas tecnologías y ampliarán la conectividad y las posibilidades de uso de este elemento tan importante de nuestro servicio de transporte”. En su intervención en el pleno municipal Botella aseguró que la sustitución se realiza “sin coste para el Ayuntamiento”. Además, aprovechó para anunciar nuevas obras dirigidas a “impulsar el despliegue de una infraestructura urbana de redes de telecomunicaciones que nos permita nuevos avances en calidad de vida como, entre otros, convertir a Madrid en una ciudad 100% wi-fi en el año 2015”.

A pesar de la instalación de las nuevas marquesinas, numerosas paradas de Las Tablas mantienen desde hace 9 años los postes verticales que no permiten al usuario esperar al autobús con un mínimo de comodidad y seguridad. /LTD   

2 comentarios:

  1. Sin coste? Ya lo dudo.

    ResponderEliminar
  2. Lo amismo estaba pensando yo.no me creo q no haya costado nada.ya se podian gastar el dinero en cosas mas importantes.alucinante

    ResponderEliminar

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.