lunes, 25 de agosto de 2014

Nuevo robo en Las Tablas: los ladrones desvalijan el centro veterinario Cuatro Huellas


Las Tablas se ha convertido en el barrio favorito para las andanzas de muchos ladrones. El último establecimiento comercial en darse cuenta de ello ha sido el centro veterinario Cuatro Huellas, situado en el número 27 del paseo Tierra de Melide, que en la madrugada del domingo al lunes ha sido desvalijado completamente. Este es el quinto robo que se produce en menos de siete meses en esta zona del barrio, calificado por la alcaldesa Ana Botella (PP) como la “nueva city” de Madrid. Mientras tanto, los vecinos de Las Tablas esperan a que el consistorio cumpla con el compromiso suscrito con la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos en 2008 y construya la comisaría de Policía Municipal. 
El centro veterinario Cuatro Huellas, en Las Tablas, cerrado tras ser desvalijado por los ladrones. /LTD



Las Tablas es el barrio al que las grandes empresas y multinacionales se quieren trasladar, pero también es el campo de actuación ideal para toda clase de malechores. La falta de presencia policial, que en los meses de verano es aún más notoria, y las numerosas alternativas de escape con que cuentan los ladrones está provocando un incremento importante de los robos. Los propietarios del centro veterinario Cuatro Huellas se han llevado este lunes una desagradable sorpresa al constatar sobre las 10 de esta mañana que les habían desvalijado el local, situado en el número 27 de Tierra de Melide. Al parecer, los ladrones actuaron en la madrugada del domingo al lunes y se llevaron todo lo que pudiera tener algún valor, desde un ordenador hasta sacos de pienso y medicamentos. Tras tener conocimiento del robo los propietarios del negocio dieron aviso a la Policía Nacional, que desplazó al lugar de los hechos a dos patrullas y una unidad de policía científica.
El centro veterinario Cuatro Huellas está pegado a la mercería de Las Tablas, que el pasado mes de febrero, y apenas una semana después de abrir el negocio, sufrió un robo. En este caso, la rápida actuación de la policía permitió la detención de los presuntos autores materiales, que actualmente están a la espera de juicio. Los que no han tenido tanta suerte son los propietarios del restaurante Doña Elena, que en los últimos seis meses han sufrido dos robos, el último a mediados del pasado mes de julio. Al menos otros dos establecimientos situados en esta misma calle, la óptica Ares y la cadena de comida Foster Hollywood, han sido víctimas de la actuación de los ladrones. A finales de mayo, otro restaurante situado en esta misma zona, La Martina, también sufrió un robo, al igual que sus colegas del establecimiento colindante El Pescador. Otros restaurantes de Las Tablas que han sido asaltados son La Mano de Pablo, en la calle Frómista, El Corrochano (Tierra de Melide) y La Tagliatella, en San Millán de la Cogolla.

Y mientras los comerciantes del barrio sufren las consecuencias de los robos, las autoridades locales siguen sin tomar medidas efectivas que permitan paliar el incremento de la inseguridad. Tal y como hemos informado en diversas ocasiones, en 2008 el Ayuntamiento de Madrid se comprometió con la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos a construir una comisaría de la Policía Municipal, lo que además de dar una mayor sensación de seguridad, permitiría una actuación mucho más rápida. Sin embargo, seis años después de plasmar su promesa por escrito, el equipo de Gobierno al frente del consistorio madrileño continúa sin hacer nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.