lunes, 22 de septiembre de 2014

La Comunidad denomina Blas de Lezo al nuevo colegio público de Infantil y Primaria que construirá en Las Tablas

Era cojo, tuerto y manco, pero todo un marino curtido en mil y un batallas por todos los mares. Los alumnos del cuarto colegio público de Infantil y Primaria que la Comunidad de Madrid tiene previsto construir en Las Tablas ya pueden ponerse a buscar en Internet quién era el almirante guipuzcoano Blas de Lezo porque la Consejería de Educación, dirigida por Lucía Figar (PP), ha decidido rendir homenaje al ilustre militar y marino poniéndole su nombre al nuevo centro educativo que entrará en funcionamiento el próximo curso 2015-2016.
Retrato del almirante Blas de Lezo empleado en un cartel con motivo de una exposición en el Museo Naval. /MN


Blas de Lezo se quedó cojo después de que una bala de cañón le destrozara la pierda izquierda durante una batalla naval frente a las costas de Málaga en el año 1704. Dos años más tarde, mientras participaba en la defensa de la fortaleza de Santa Catalina de Tolón (Francia), perdió el ojo izquierdo tras ser alcanzado por una esquirla de un cañonazo que impactó en uno de los muros. Por último, el 11 de septiembre de 1714, en el asedio a la ciudad de Barcelona durante la Guerra de Sucesión, un disparo de mosquete le revienta el antebrazo derecho y le deja manco. Para entonces Blas de Lezo contaba solo 25 años de edad. A pesar de todas sus heridas, que le valieron el sobrenombre de Mediohombre y Patapalo, su destreza en el campo de batalla le permitió desarrollar una brillante carrera militar. Quizá haya sido su defensa de la ciudad de Cartagena de Indias (Colombia) frente al ataque en 1741 de una imponente flota inglesa formada por casi 200 navíos y más de 23.000 hombres. Blas de Lezo se las ingenió para derrotar al enemigo con apenas seis navíos y 2.800 hombres.
De momento, los primeros 75 alumnos del colegio Blas de Lezo se han visto obligados a comenzar sus estudios en las instalaciones de otro colegio público de Las Tablas, el Josep Tarradellas, situado a menos de 100 metros de la parcela donde está previsto su construcción. Si se cumple el calendario previsto por la Comunidad, en septiembre de 2015 estará concluida la primera fase de las obras, cuya inversión superará los 2,5 millones de euros. Una vez concluido el proyecto, alrededor de 900 chavales entre 3 y 12 años podrán estudiar en sus aulas.
Estatua en Colón
Pero antes de que el nuevo colegio de Las Tablas sea una realidad, el afamado marino recibirá el homenaje por parte del Ayuntamiento de Madrid. A finales de 2013 la alcaldesa Ana Botella (PP) presentó un proyecto para erigir un monumento a Blas de Lezo. La estatua, cuyo diseño ha correspondido al escultor Salvador Amaya, no estará en Las Tablas, sino en un punto mucho más céntrico de la capital: la Plaza de Colón. La decisión de colocar allí el monumento fue adoptada por los integrantes de un grupo de trabajo en el que han participado la Armada Española; la Real Academia Española; la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando; la Real Academia de la Historia; la Casa de América; el Instituto de Estudios Madrileños; la Asociación Monumento a Blas de Lezo; los Grupos Municipales del Ayuntamiento de Madrid y, a título individual, Hugo O'Donnell (Duque de Tetuán); el periodista Hermann Tertsch, el empresario Luis del Rivero, y las áreas de Gobierno de Movilidad y Medio Ambiente del consistorio madrileño.

Durante la presentación del proyecto  Botella destacó el papel del marino en la defensa de Cartagena de Indias, lo que en su opinión permitió que "en el continente americano se siguiera hablando español por los siglos". En cualquier caso, el nuevo colegio Blas de Lezo será bilingüe español-inglés, tal y como ha garantizado la Comunidad de Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.