domingo, 26 de octubre de 2014

Cafranga no dimite como presidenta de la Fundación Pardo-Valcarce


Carmen Cafranga, uno de los directivos de Caja Madrid con derecho a tarjeta black, no piensa dimitir como presidenta de la Fundación Pardo-Valcarce. Según informa en su edición de este domingo El Confidencial, un portavoz de la Fundación ha señalado que Cafranga “no ha considerado dimitir, pues considera haber actuado correctamente y no tiene conciencia de haber cometido irregularidad alguna". Tras hacerse público que Cafranga gastó un total de 173.000 euros con su tarjeta opaca de Caja Madrid entre los años 2003 y 2011, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, recomendó a Cafranga, que presentara su dimisión al frente de otra entidad sin ánimo de lucro de la que en ese momento también era presidenta, Fundación Caja Madrid, lo que hizo en apenas unas pocas horas.
Carmen Cafranga, con vestido azul, en mayo de 2013 junto a la alcaldesa Ana Botella, el presidente madrileño Ignacio González y el concejal de Fuencarral, José Antonio González de la Rosa (derecha). /AdM  



El pasado 8 de octubre Cafranga anunció a través de un comunicado remitido a la agencia de noticias Europa Press que había encargado la constitución de un aval bancario "por el total importe percibido con la VISA de Caja Madrid" para devolverlo en el caso de que los tribunales así lo decidan. En el escrito Cafranga señalaba que “en ningún momento he tenido ni tengo la menor sensación de culpa por mi actuación en los hechos que ahora ocupan la atención de los medios". "Nunca tuve la menor sospecha de irregularidad en una tradición consolidada de la que tenían plena información Hacienda, el Banco de España y la Comisión Nacional de Mercados y Valores", subrayaba la ex directiva de Caja Madrid en el comunicado.

La Fiscalía Anticorrupción abrió el pasado 2 de septiembre una investigación “cuyos resultados han sido remitidos al juez Fernando Andreu, que los ha incorporado al sumario del caso Bankia al apreciarse indicios de delito societario y de apropiación indebida”. El Confidencial recuerda en su información, firmada por la periodista Ana Goñi, que entre los 175.000 euros de gastos que Cafranga endosó a la tarjeta black de Caja Madrid figuran, entre otros, pagos en boutiques, restaurantes, viajes, hoteles,  muebles y abonos a los toros.

Según explica El Confidencial, en 2013 los ingresos de la Fundación Pardo-Valcarce por subvenciones públicas ascendieron a 540.129 euros. Los conciertos, a 3.432.976 euros. Los fondos públicos “le llegan, en buena parte, de la Comunidad de Madrid, y también de otras administraciones, como el Ministerio de Educación y el Fondo Social Europeo”.

Caso La Muñoza

Cabe recordar que Cafranga es socia de la Lourdes Cavero, esposa del presidente regional Ignacio González, en la empresa Subastas Segre. Además, según la organización no gubernamental Ecologistas en Acción,  “mantiene una gran amistad” con la todavía alcaldesa de Madrid, Ana Botella, con quien “comparte vocalía en la Fundación Realiza, cuyo domicilio social está en una finca del distrito de Fuencarral-El Pardo, La Muñoza.
Tal y como ha informado Las Tablas Digital, en 2013 el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anuló las licencias concedidas por el Ayuntamiento de Madrid por la que se permitía a los responsables de explotar comercialmente la finca instalar una carpa para desarrollar “actividades formativas y prácticas educativas orientadas a la integración social y laboral de personas con discapacidad intelectual consistente en la formación de personal en las vertientes de hostelería y jardinería”. Según la organización Ecologistas en Acción, la actividad que se ha realizado en La Muñoza “ha sido la celebración de eventos”, tales como bodas, banquetes, comuniones y similares. Antes de que el Consistorio pudiera paralizar la actividad en La Muñoza, el Gobierno de la Comunidad de Madrid, a través de una enmienda del PP incluida en la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas aprobada en diciembre de 2013, eliminó la prohibición de instalaciones en la zona B de este espacio protegido”, precisamente donde está situada la finca La Muñoza.

Las informaciones publicadas por Las Tablas Digital en relación al caso de la finca La Muñoza provocaron la ira del concejal del distrito de Fuencarral-El Pardo, José Antonio González (PP), quien en dos ocasiones advirtió por teléfono a este digital de la posible presentación de una demanda por parte del Jefe de Sección de Licencias del Distrito de Fuencarral-El Pardo, quien tuvo que declarar como imputado por este asunto. Las advertencias del representante político del PP se vieron materializadas en julio de 2013, cuando el supuesto representante legal del funcionario en cuestión envió un burofax en el que acusaba a Las Tablas Digital de publicar una noticia “falsa y mal fundada”. En el escrito se exigía que, en el plazo de siete días, se rectificara y modificara la información y, además, se solicitara al funcionario “una disculpa pública”. Más de un año después Las Tablas Digital mantiene punto por punto sus informaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.