jueves, 11 de diciembre de 2014

El PP de Fuencarral vuelve a quedarse solo ante la petición de construir un instituto en el distrito


La mayoría absoluta de que disfruta el Partido Popular en la Junta Municipal de Fuencarral-El Pardo impidió ayer que el pleno sacara adelante una proposición conjunta de PSOE e IU en la que se reclamaba la construcción de un instituto público de secundaria en el barrio de Montecarmelo y su entrada en funcionamiento el próximo curso 2015-2016. El fondo de la petición era similar a la presentada por el PSOE para el barrio de Las Tablas en 2013. En esta ocasión, sin embargo, el PP intentó pactar con la oposición una propuesta, pero la oposición la rechazó de plano al considerar que con ella, tal y como dijo la vocal de IU Susana Simón, solo pretendía “quedar bien con los vecinos”.


Hasta ahora, el PP de Fuencarral siempre se ha puesto de perfil a la hora de abordar las reclamaciones de los partidos de la oposición en materia de infraestructuras educativa. Le bastaba con justificar su postura recordando que la competencia en esta materia es exclusiva del Gobierno de la Comunidad de Madrid y que la administración municipal se limita únicamente a ceder el suelo de titularidad pública necesario para su construcción. “El suelo ha sido cedido y el Ayuntamiento ha cumplido sus compromisos”, se limitó a señalar en el pleno de junio de 2013 el entonces vocal del PP José Manuel Méndez en respuesta a una proposición del PSOE en la que se reclamaba un instituto para Las Tablas.

La actitud de los populares de Fuencarral contrasta con la de sus correligionarios del distrito de Barajas. En junio de este mismo año, la Junta Municipal logró aprobar mediante una transaccional una proposición del PSOE en la que se instaba al Área de Gobierno de Familia, Servicios Sociales y Participación Ciudadana del Ayuntamiento a solicitar a la Comunidad “que proceda con carácter urgente” a la construcción de un nuevo instituto público “debido al volumen de alumnado que en el próximo curso [2014-2015] tendrá que cursar educación secundaria y que colapsaría al actual IES Alameda de Osuna, al no disponer este de capacidad suficiente para absorber dichas plazas". La iniciativa habría quedado en papel mojado si se tiene en cuenta que los presupuestos de la Comunidad de Madrid para el año 2015 no contemplan ninguna partida económica destinada a financiar este centro educativo en Barajas.

Seguramente los representantes del PP en el pleno de Fuencarral tomaron buena nota de cómo habría que proceder ante esta clase de situaciones y el miércoles intentaron sin éxito pactar una propuesta con PSOE e IU. El nuevo texto que presentó fue rechazado taxativamente por la oposición al considerar, tal y como señaló la vocal Susana Simón (IU) que con la nueva versión solo se pretendía “quedar bien con los vecinos” de Montecarmelo. El responsable de defender la iniciativa desde las filas socialistas fue el vocal Alberto Muiños, el mismo que intentó en junio del año pasado sacar adelante otra propuesta  similar apara Las Tablas. En su intervención recordó que “en los próximos años” los colegios públicos Infanta Leonor y Antonio Fontán “tendrán promociones de alumnos que terminen sexto de primaria y no puedan seguir estudiando en un centro público en su barrio al carecer  de un instituto público en la zona”. “Hasta ahora los alumnos son matriculados en los institutos de Mirasierra, Isaac Newton, El Pardo o San Fernando, todos ellos lejos del barrio y algunos muy mal comunicados”, dijo Muiños.

La respuesta vino de la mano del nuevo portavoz del Grupo Municipal del PP en el pleno de Fuencarral, José Manuel Méndez. En esta ocasión, evitó zanjar la cuestión recordando las competencias limitadas del Ayuntamiento. “No estamos en contra de la construcción de un instituto en Montecarmelo. Pero debe hacerse cuando la Comunidad de Madrid y la Consejería de Educación estimen el baremo” de alumnos. La intervención de Méndez fue apuntalada rápidamente por el concejal presidente del distrito, José Antonio González de la Rosa, quien, además de tomarse muy mal los aplausos que un grupo de familias de los colegios públicos de Montecarmelo dedicaron a las intervenciones del vocal socialista, dio a entender que antes se construiría el instituto de Las Tablas que el de Montecarmelo. Tras insistir en que el Ayuntamiento carece de las competencias sobre la construcción de centros educativos, González de la Rosa retó a la oposición a sacar adelante su iniciativa tras las elecciones municipales y autonómicas del próximo mes de mayo. Muiños recogió el guante y anunció que el PSOE presentaría la iniciativa en la Asamblea de Madrid.


En principio, Las Tablas contará con un instituto de secundaria en septiembre de 2016, tal y como se comprometió la Directora del Área Territorial de Madrid-Capital de la Consejería de Educación, María Belén Aldea Llorente, con las familias del colegio público Josep Tarradellas durante una reunión celebrada en las instalaciones de este centro educativo en junio pasado. El anuncio de la representante de Educación estuvo precedido por la firma de un escrito en el que las AMPAs de los tres colegios públicos de Las Tablas y el instituto Manuel Fraga de Sanchinarro (situado en el distrito de Hortaleza y ocupado prácticamente en su totalidad por estudiantes procedentes de Las Tablas), reclamaban a la Consejería la construcción del instituto, así como dos nuevas escuelas infantiles y dos nuevos colegios de infantil y primaria. La puesta en marcha del instituto de Las Tablas coincidiría, en teoría, con el de Montecarmelo, tal y como se comprometió la propia Belén Aldea con las AMPAS de los colegios Infanta Leonor y Antonio Fontán y la Asociación de Vecinos del barrio en mayo de 2013. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.