sábado, 7 de febrero de 2015

AMPAs y Asociación de Vecinos muestran su malestar por la suspensión de las obras de ampliación del Manuel Fraga



La suspensión de las obras de ampliación del instituto de Secundaria y Bachillerato Manuel Fraga Iribarne se ve con preocupación y malestar por parte de muchas familias de Las Tablas. La Asociación de Vecinos y las AMPAs de los colegios públicos Gabriela Mistral y Leopoldo Calvo-Sotelo han hecho público un comunicado conjunto en el que critican a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, a la que acusan de menospreciar a las familias que optan por la educación pública.

La consejera de Educación, Lucía Figar (PP), durante una visita en 2013 a las obras del instituto Manuel Fraga /CdM



Los alumnos de los centros públicos de Las Tablas están acostumbrados a vivir con incertidumbre los procesos de admisión. En 2008 la Comunidad de Madrid se vio obligada a construir en apenas tres meses las cuatro primeras aulas de infantil del colegio Leopoldo Calvo-Sotelo al no poder cubrir la demanda con el Gabriela Mistral, un centro de línea dos. Los primeros alumnos de este colegio que finalizaron la etapa de educación Infantil se vieron obligados a continuar sus estudios en el propio centro, el primero que abrió sus puertas en Las Tablas. Durante dos años algunos de ellos estuvieron desplazados al Calvo-Sotelo al carecer el barrio –donde residen y trabajan más de 60.000 personas- de instituto de secundaria. A su vez, alumnos del Calvo-Sotelo estuvieron desplazados durante parte de curso a otro colegio de Sanchinarro, el Cortes de Cádiz, porque las obras de ampliación  del primero no finalizaron en el tiempo previsto. Los primeros estudiantes del Josep Tarradellas fueron alojados durante un año en el Calvo-Sotelo por este mismo motivo. En la actualidad, los alumnos del cuarto colegio público, el Blas de Lezo, reciben clases en el Josep Tarradellas hasta el próximo mes de septiembre, cuando  se espera que concluyan las obras de la primera fase del nuevo centro, cuya primera piedra colocó el mes pasado el presidente madrileño Ignacio González (PP).

Con estos antecedentes, y a solo siete meses del arranque del próximo curso escolar 2015-2016, la noticia de la suspensión de las obras de ampliación del instituto Manuel Fraga ha caído como un jarro de agua fría sobre las familias con hijos estudiando actualmente sexto de Primaria. En esta ocasión, parte de la culpa recae en Editec, la empresa adjudicataria de las obras de ampliación del Manuel Fraga, el instituto situado en Sanchinarro (en el distrito de Hortaleza), que cuenta solo con dos colegios públicos de Infantil y Primaria, pero de referencia para los alumnos de Las Tablas, donde hay cuatro centros con más de 2.000 alumnos. Editec, que según algunas fuentes atraviesa ciertas dificultades financieras, abandonó los trabajos el pasado diciembre, apenas seis meses después de ganar la licitación al ofrecer la oferta “más ventajosa para la Administración”.

En el comunicado hecho público este sábado, la Asociación de Vecinos de Las Tablas y las AMPAs del Gabriela Mistral y el Calvo-Sotelo, de momento los dos únicos colegios públicos con alumnos en último curso de Primaria, señalan que “como cada año, la educación pública en el barrio de Las Tablas verá como al menos un centenar de alumnos tendrán su escolarización en el aire; pendiente de la improvisación y la chapuza administrativa”. Además, consideran que las familias que optan por la educación pública no merecen “ser menospreciados por esta elección, ni por unas autoridades que empujan a la población de Las Tablas hacia la enseñanza privada”. En su opinión, quienes eligen el sistema educativo público “vemos a nuestros hijos hacinados, transportados en autobuses a diario a otros centros, `prestados’ a otros colegios cercanos, o recorriendo varios kilómetros para cursar la educación secundaria obligatoria, ya que, incluso el mencionado Instituto Fraga Iribarne, que al parecer, tampoco podrá acoger a los nuevos alumnos, no está en nuestro barrio sino en Sanchinarro”.

Las asociaciones firmantes critican que un barrio con “una población de más de 35.000 habitantes (…) y que alberga empresas como BBVA, Telefónica, Dragados o FCC no merece para la Comunidad de Madrid ni un solo Instituto Público, aunque dedique miles de metros cuadrados a mantener con dinero público a varios centros privados con lujosas instalaciones y, por supuesto, educación secundaria obligatoria y bachillerato”.

En principio, tal y como informó Las Tablas Digital el pasado 2 de febrero, la dirección del Manuel Fraga ha hecho llegar a la Consejería de Educación su “preocupación” por la suspensión de las obras. Desde el Gobierno regional, por su parte, habrían advertido que los alumnos procedentes de los colegios de Las Tablas “tienen garantizada la escolaridad en el centro el curso próximo”, para lo cual se tomarán “las medidas adecuadas para ello”. 


Comunicado de la AAVV y las AMPAs, aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.