lunes, 16 de marzo de 2015

Parada 3874 de la EMT: la marquesina de Las Tablas con mayor retraso de todo Madrid


Los vecinos y comerciantes de la zona del paseo de Tierra de Melide no salen de su asombro. La empresa responsable de la instalación de las nuevas marquesinas de la Empresa Municipal de Transporte (EMT) se ha olvidado de finalizar el trabajo de la parada 3874, situada justo enfrente de El Rincón Ibérico, un pequeño establecimiento especializado en bocadillos y productos gourmet. Al parecer, los operarios llevan dos semanas sin aparecer por la obra que han dejado a medias. El periódico El Mundo publicaba este domingo una información en la que se asegura que la empresa adjudicataria, la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Cemusa y El Mobiliario Urbano, propiedad ambas de la multinacional de la publicidad JCDecaux, ha terminado de sustituir las 4.212 marquesinas con cinco meses de retraso.

Aspecto que presenta actualmente la parada 3874 del paseo Tierra de Melide. Desde hace dos semanas, los operarios no aparecen por la obra que todavía está sin terminar. /LTD   



Los trabajos de instalación de la marquesina en la parada 3874  comenzaron el pasado 9 de febrero. En teoría, su montaje debía haber concluido el 22 de ese mismo mes. Sin embargo, la realidad es bien distinta porque ni empezaron en la fecha que indica la circular de la EMT colocada en una de las vallas de la obra ni han finalizado en el plazo anunciado.

Según informa la EMT, los trabajos de instalación de la nueva marquesina del paseo Tierra de Melide debían haber concluido el pasado 23 de febrero. /LTD

Según algunos comerciantes de la zona donde está situada la parada, desde hace dos semanas los operarios encargados de la instalación de la marquesina no aparecen por el lugar. Tal y como puede apreciarse en las imágenes que acompañan a esta información, la infraestructura está ya colocada e incluso el panel publicitario se ilumina a la hora programada. Los usuarios que utilizan la línea 176, que comunica Las Tablas con la plaza de Castilla, se ven obligados a subirse al autobús sorteando el vallado que rodea la nueva marquesina. El pavimento todavía está sin cerrar, lo que permite ver las entrañas de la parada. Un enorme saco acumula los escombros producidos desde el comienzo de los trabajos.

La UTE formada por Cemusa y El Mobiliario Urbano comenzó a cambiar las viejas marquesinas de Las Tablas en julio del año pasado. Sin embargo, ocho meses después todavía no ha concluido los trabajos. La propia alcaldesa de Madrid, Ana Botella, anunció durante su último debate sobre el estado de la ciudad, celebrado el 27 de junio del año pasado, que antes de finalizar 2014 se habrían cambiado las 4.200 marquesinas repartidas por toda la capital. En su intervención, Botella aseguró también que la sustitución se llevaría a cabo sin coste alguno para el Ayuntamiento. En teoría la UTE se hace cargo de coste económico que supone cambiar todas las paradas. Además, el contrato suscrito con el Consistorio le obliga a pagar entre 150 y 168 millones de euros a cambio de explotar comercialmente las marquesinas como soporte publicitario durante los próximos 13 años.


Según la información que publica este domingo El Mundo, el retraso en la instalación de las marquesinas implicará la adopción de sanciones económicas por parte del Ayuntamiento a la empresa adjudicataria. La cuantía de la sanción está aún por determinar. El periódico digital El Confidencial publicada el pasado 18 de enero otra noticia en la que un portavoz de la EMT reconocía que la penalización correspondiente por el retraso podría oscilar entre los 1.501 y 3.500 euros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.