martes, 12 de mayo de 2015

La desaparición se queda en trastada

Los vecinos de Las Tablas no ganan para sustos. El presunto caso de desaparición de una niña de 10 años se ha quedado en una trastada de la pequeña, según informan algunas fuentes a Las Tablas Digital. Al parecer, la fuga está relacionada con la tutoría que la madre tenía programada este martes en el colegio Gabriela Mistral. De hecho, fue durante el encuentro con la tutora cuando se descubrió que la pequeña no había asistido a clase después de que su padrastro la dejara quince minutos antes de la nueve de la mañana frente a una de las entradas al centro.

Además de dar un susto de categoría a su familia, Kamila ha liado un buen revuelo en el barrio. A las pocas horas de conocerse el suceso, profesores del Gabriela Mistral y muchos vecinos de Las Tablas comenzaron a movilizarse para tratar de localizar a la menor. Además de dar aviso a través de las redes sociales se distribuyó por los comercios de la zona un cartel con la imagen de Kamila. La noticia se propagó como la pólvora y causó  una gran preocupación. Minutos antes de las siete de la tarde la agencia Europa Press se  hizo eco de la noticia tras confirmar los detalles con la policía.
Los padres de Kamila acudieron a la comisaría de Fuencarral sobre las tres de la tarde. Al parecer, y según la información que ofrece la agencia, el padrastro dejó a la niña en el colegio junto a unas compañeras veinte minutos antes de las nueve de la mañana. Al parecer, el conserje del centro declaró a la policía que había visto a Kamila fuera del colegio, pero no a la hora de entrada. A mediodía la madre acudió al Gabriela Mistral para atender la tutoría que tenía programada. Tras percatarse de que su hija no estaba en el centro decidió denunciar su desaparición en comisaría.

El suceso de este martes se produce tres meses después de otra falsa alarma. El pasado 26 de febrero la edición digital de 20Minutos informaba de un intento de secuestro en Las Tablas. Según el periódico, unos desconocidos aprovecharon el despiste de un abuelo que compraba pan en una panadería para intentar raptar a su nieta de 1 año. El pobre señor logró percatarse y localizar a los presuntos secuestradores. Al parecer, todo fue una equivocación. El carrito de la niña pudo haberse desplazado hasta chocar contra una furgoneta aparcada, Sus ocupantes simplemente intentaron detener el carrito. Tras salir de la panadería el abuelo lo único que vio fue a los propietarios de la furgoneta con el carrito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.