domingo, 26 de julio de 2015

El presidente del colegio de arquitectos reclama mejorar la “relación” de Las Tablas con la Operación Chamartín


La ampliación de la Castellana necesita repensar su vinculación con el barrio de Las Tablas. Y no lo decimos nosotros, sino José María Ezquiaga, presidente del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM). En una entrevista publicada en ABC, Ezquiaga, que participó en algunas fases del proyecto, considera necesario que el Ayuntamiento tenga un criterio claro sobre “cómo quiere que mejoren” los barrios del norte de Madrid afectados por la operación urbanística.

Vista del depósito de vehículos situado entre el barrio de Fuencarral y Las Tablas. /LTD 




En su conversación, Ezquiaga defiende la necesidad de ampliar la ciudad por el norte de la Castellana porque   “es un suelo ocupado por un uso inadecuado, ferroviario e industrial de mala calidad”. En su opinión, “la prioridad debe ser la mejora de estos suelos antes que colonizar nuevos”. También considera “lógico” que el nuevo equipo municipal de Manuela Carmena (Ahora Madrid) al frente del Consistorio “revise” los proyectos urbanístico como la Operación Chamartín “para ver en qué medida se adecuan a su programa”. En este sentido, el presidente de los arquitectos madrileños  defiende la necesidad de que las grandes actuaciones urbanísticas se organicen teniendo en cuenta el transporte público. “Debe existir una reflexión sobre qué necesita la ciudad, ayudar a que esté más equilibrada y que mejore el entorno”, subraya.

A la pregunta sobre qué debe cambiar en la Operación Chamartín, Ezquiaga lo tiene claro: “Indudablemente, debe mejorar su relación con Las Tablas y Fuencarral, con los barrios del nudo norte. Tiene que ayudar a construir ciudad, para lo cual sería muy oportuno que el Ayuntamiento tuviera un criterio sobre cómo quiere que mejoren esos barrios. El promotor puede tener una idea, pero no tiene por qué tener una estrategia para Fuencarral o La Paz”.

En la entrevista, Ezquiaga aprovecha para reclamar una mayor oferta de concursos públicos destinados a proyectos arquitectónicos, como viviendas sociales, guarderías o plazas, que en su opinión generaría “cientos de trabajos” para jóvenes arquitectos. “Cuando los concursos son pequeños y no se basan en una subasta a la baja, y sí en madurar ideas de calidad, son óptimos”, concluye.

Vista aérea del barrio de Las Tablas. A la izquierda de la imagen, una parte de los terrenos donde está previsto desarrollar el proyecto de ampliación de la Castellana.


Entrevista completa en ABC, aquí

1 comentario:

  1. Muy bien traído, no todas las formas de hacer ciudad es beneficiar a las constructoras, la comunicación entre ciudadanos y su calidad de vida (jardines, plazas, fuentes, comunicaciones) deberían ser prioridad.

    ResponderEliminar

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.