lunes, 6 de julio de 2015

Las Tablas mantiene numerosas calles sin placas que permitan su identificación a vecinos y visitantes


Perderse por las calles de Las Tablas es mucho más fácil de lo que podría esperarse en un barrio de la capital de España prácticamente urbanizado en su totalidad. Y ello por culpa de la deficiente señalización de sus calles, muchas de las cuales aún carecen de las correspondientes placas con el nombre que permitan su identificación y facilite a vecinos, comerciantes y visitantes orientarse sin necesidad de utilizar un mapa por Internet.

Una de las placas con las que se ha identificado la calle Capiscol a la altura de El palomar de Las Tablas.
IMAGEN: @Dblascom



Hasta hace pocos días, localizar la administración de loterías de Las Tablas, El 49, no era tan sencillo si no se conocía de antemano su localización. Muchos clientes procedentes de otros barrios colindantes se perdían en el entramado de calles, en gran medida por culpa de la falta de las placas azul oscuro con las que el Ayuntamiento de Madrid identifica el viario de la ciudad. Al poco tiempo de abrir su negocio, el propietario de El 49 solicitó a los responsables municipales la instalación de placas en la calle Capiscol, una pequeña vía de sentido único que conecta la avenida de Santo Domingo de la Calzada y la calle San Juan de Ortega con Viloria de la Rioja. Los técnicos de la empresa responsable de la instalación de las placas, API Movilidad (ACS),  han tardado más de tres años en colocar el distintivo en ambos extremos de la vía.

Pero lejos de ser algo anecdótico, lo cierto es que numerosas calles de Las Tablas continúan sin disponer de placas identificativas, lo que dificulta sobremanera la localización de viviendas o establecimientos comerciales. Algunos vecinos de Las Tablas han sufrido el trastorno que supone no disponer de las placas en la fachada de los edificios cuando los taxistas o repartidores a domicilio les llaman por teléfono desesperados al no poder encontrar dónde deben recoger al viajero o entregar una mercancía. También muchos pequeños comerciantes se ven obligados a perder un tiempo precioso indicando a clientes o proveedores dónde está la calle de su establecimiento.

La identificación de las calles mediante rótulos permite la localización de los comercios del barrio. /LTD

Tras conocerse la instalación de la placa en la calle Capiscol, algunos vecinos de Las Tablas han advertido a este digital que, por ejemplo, la calle Eunate, una vía perpendicular a Castillo de Candanchú y Castiello de Jaca, solo dispone de una  placa instalada en uno de sus extremos. El problema es que no es un caso aislado porque el problema se repite en varios puntos del barrio. Así, las calles Sobrado, Molinaseca, o Vilar de Donas carecen de placas. En vías como Navarrete, San Julián del Camino (esquina Tierra de Melide) o Cebreiro (esquina Portomarín) tienen solo un rótulo. Si se recorre el paseo de Tierra de Melide desde la zona sur (calle Portomarín) en dirección norte (hasta Isabel Colbrand) numerosas intersecciones carecen de identificación en un amplio tramo de más de 400 metros (entre Portomarín y la Glorieta del Monte del Gozo).

Según la actual ordenanza municipal, la rotulación de las vías y espacios urbanos de titularidad pública son competencia del Ayuntamiento y tiene por finalidad “atender la necesidad de información, localización y conocimiento de las mismas”. La norma establece que el rótulo debe ubicarse “en aquellos lugares de la vía o espacio urbano que permitan su visibilidad, si es posible al comienzo y fin, y en el supuesto de vías de varios tramos, se situarán también a la entrada y salida de estos”.

Pero mientras los vecinos de Las Tablas esperan a que el Ayuntamiento complete la identificación de todas las calles del barrio, quien ha tenido mucha mayor suerte ha sido la entidad financiera BBVA. Y es que pocos meses después de  lograra que el Consistorio modificara el nombre de una de las calles junto a su nueva sede, los operarios de API Movilidad, filial del Grupo ACS, propiedad de Florentino Pérez,  procedieron a instalar las placas con las que se identifica la calle Azul (antes Fresneda)  y otras vías aledañas. Donde el Ayuntamiento ni la Junta Municipal de Fuencarral-El Pardo, en manos de Ahora Madrid tras las elecciones del 24 de mayo, no parecen tener tanta prisa es en la tramitación de las licencias de aparcamiento de la nueva sede del banco o del solar de titularidad pública que la entidad, sin pagar un solo euro a las maltrechas arcas  municipales, viene utilizando desde hace más de un año como depósito de todo tipo de material que utiliza en las obras.Las Tablas mantiene numerosas calles sin placas que permitan su identificación a vecinos y visitantes.

Técnicos de API Movilidad, empresa adjudicataria del servicio de fabricación e instalación de los rótulos, proceden en abril de 2014 a instalar la placa en la calle Navarrete de Las Tablas. /Carlos B.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.