domingo, 6 de septiembre de 2015

Más de 2.200 niños y niñas se han quedado sin plaza en la escuela infantil pública de Las Tablas desde 2010


Una sola escuela infantil pública para los más de 60.000 vecinos y trabajadores de Las Tablas no parece ser suficiente. Y como prueba un dato: un total de 2.258 niños y niñas se han quedado sin plaza en la escuela Palmas Palmitas, sostenida con fondos de la Comunidad de Madrid, entre los años 2010 y 2015. Mientras tanto, el Ayuntamiento de Madrid guarda en los cajones el proyecto de construcción de una de las dos escuelas que se comprometió a levantar en el barrio. El diseño de la instalación educativa, tal y como aparece en la imagen adjunta, fue adjudicado en 2007 a través de un concurso para jóvenes arquitectos organizado por la Junta Municipal de Fuencarral-El Pardo.

Infografía del proyecto arquitectónico ganador del concurso organizado en 2007 por la Junta de Fuencarral para la escuela infantil municipal de Las Tablas. 



Según datos oficiales del Gobierno autonómico, la media de solicitudes que han sido denegadas en la escuela pública Palmas Palmitas en los últimos cinco años se sitúa en el 82,5%. En ese periodo se registraron 2.716 peticiones de ingreso y fueron admitidas 458. El ejercicio 2012-2013 fue el que tuvo una mayor demanda (661 solicitudes), pero solo el 14,6% de las mismas (96) fueron atendidas.

A lo largo de los últimos 10 años, de 2005 a 2015, los distintos gobiernos del Partido Popular (PP), presididos sucesivamente por Alberto Ruiz Gallardón, Esperanza Aguirre e Ignacio González, han puesto en marcha 191 centros públicos nuevos, hasta alcanzar un total de 465 escuelas repartidas por toda la región. A pesar de este esfuerzo financiero, lo cierto es que uno de los barrios madrileños con mayor densidad de población entre 0 y 3 años solo cuenta con una escuela infantil que, de media anual en los últimos cinco ejercicios, ha ofrecido únicamente 183 plazas.

Tal y como ponen de manifiesto el gráfico de la Consejería de Educación, entre 2010 y 2015 el número de solicitudes rechazadas en la escuela pública Palmas Palmitas superó las 2.200. /CAM

Que el barrio necesita no una sino al menos tres escuelas infantiles quedó constatado en mayo de 2008, cuando el Ayuntamiento de Madrid, a través de la Dirección General de Participación Ciudadana, firmó con la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), presidida en aquel momento por el actual tercer teniente de alcalde del Consistorio madrileño, Nacho Murgui, un acuerdo que recogía, entre otros equipamientos, la construcción de una escuela pública municipal y la cesión a la Comunidad de Madrid del suelo necesario para otras dos, una de ellas Palmas Palmitas.

A pesar de que las dos administraciones implicadas estaban controladas por el PP, lo cierto es que dos años después del apretón de manos las cosas seguían prácticamente igual. En febrero de 2010 el presidente de la Asociación de Vecinos Las Tablas, Lorenzo Álvarez, envió una carta a la entonces presidenta de la Comunidad y actual portavoz del PP en el Ayuntamiento, Esperanza Aguirre, en la que mostraba su malestar por la reducida oferta pública en la etapa de educación no obligatoria. “Solo contamos con una escuela infantil y la población infantil es mayoritaria en nuestro barrio por la composición de la pirámide de población y no hay plazas suficientes, ni públicas ni siquiera privadas”, señalaba Lorenzo Álvarez en su escrito.

Jóvenes arquitectos

Para entonces, el Ayuntamiento al menos ya tenía claro cuál era su proyecto favorito para su escuela infantil en Las Tablas. Simplemente aprovechó el  concurso de ideas para jóvenes arquitectos que anualmente organizaba la Junta Municipal del distrito de Fuencarral-El Pardo, presidida en aquel momento por la exviceconsejera de Justicia y Administración Pública y actual diputada regional Elena González Moñux. El 4 de diciembre de 2007 se hizo público el resultado del certamen, que dio como ganador al equipo formado por los arquitectos Lidia Núñez García, Inmaculada Núñez García Alejandro Ortiz Sainz, Javier Monge Fernández y David Estal Herrero.

El proyecto en cuestión, presentado en 2009 y entregado definitivamente a finales de 2010, estaba previsto que se levantara en la parcela municipal B-25, situada entre la avenida Santo Domingo de la Calzada y la calle Viloria de la Rioja. El coste total de la ejecución de la obra ascendía a 2,1 millones de euros, según la ficha técnica a la que ha tenido acceso Las Tablas Digital. La superficie construida alcanzaba los 1.794 metros cuadrados, de los que 670 estaban destinadas a 12 aulas. La idea de los arquitectos consistía en una edificación singular y de una sola planta, tal y como puede apreciarse en la imagen que acompaña esta información. Sin embargo, el anterior equipo de gobierno al frente del Consistorio madrileño ha ido aprobando diversas moratorias que han retrasado la puesta en marcha del proyecto.

A solo cuatro meses de dar la bienvenida al año 2016, todavía no se distingue la luz al final del túnel. A la falta de recursos económicos, factor al que se han agarrado las administraciones municipal y autonómica para justificar su inacción a lo largo de todos estos años, hay que añadir ahora el riesgo de que los recursos económicos se destinen a otros barrios madrileños igual de necesitados o bien se reserven a proyectos, como la Operación Chamartín, en los que hay en juego miles de millones de euros. Por lo pronto, la ampliación de la Castellana hacia el norte de la ciudad prevé la construcción de seis escuelas infantiles, otros tantos colegios de infantil y primaria y cuatro institutos.



NOTICIAS RELACIONADAS:

El presidente del colegio de arquitectos reclama mejorar la “relación” de Las Tablas con la Operación Chamartín

El Ayuntamiento retrasa nuevamente la construcción de la segunda escuela infantil pública en Las Tablas


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.