miércoles, 14 de octubre de 2015

300 alumnos por encima de su capacidad en los colegios públicos de Las Tablas



Si los colegios públicos fueran una discoteca, un centro deportivo o un auditorio donde se celebran eventos o conciertos, las autoridades municipales y regionales ya habrían tenido que intervenir ante el riesgo que supone para la integridad de los usuarios. Según han denunciado en un comunicado conjunto las AMPAs de los cuatro colegios públicos del barrio, junto a la del instituto de Secundaria Manuel Fraga Iribarne y la Asociación de Vecinos, la capacidad de los centros educativos supera su límite en 300 alumnos. El “hacinamiento” al que se ven obligados los colegios de infantil y primaria ha obligado a transformar buena parte de las instalaciones de los centros (salón de actos, sala de informática o de música, biblioteca, sala de profesores) en aulas.

Una de las reclamaciones de las AMPAs de los colegios públicos de Las Tablas es que la Comunidad de Madrid finalice las obras del colegio Blas de Lezo. Parte del terreno destinado al centro está siendo utilizado como aparcamiento, lo que según las familias pone en peligro a los chavales.
/ IMAGEN: @Deteibols /LTD




En el texto hecho público este miércoles, las distintas entidades firmantes critican no solo el “hacinamiento” que afecta a los cuatro colegios públicos de Las Tablas (Gabriela Mistral, Leopoldo Calvo-Sotelo, Josep Tarradellas y Blas de Lezo) sino también la “falta de medios”, lo que en a su juicio se ha convertido en “un incómodo y demasiado habitual obstáculo que añadir al olvido y desprecio con el que la educación pública continúa siendo tratada en nuestro barrio por las autoridades de la Comunidad de Madrid”.

Ni un solo salón de actos

Como muestra de la situación, las asociaciones señalan que ninguno de los colegios públicos de Las Tablas dispone de salón de actos porque “todos han tenido que ser tabicados, algunos incluso con el dinero de los propios padres, para ser utilizados como aulas”. Según denuncian las familias, este procedimiento se ha repetido con salas de profesores, aulas de informática, de música o las bibliotecas de los colegios.

La decisión de transformar estas dependencias en aulas ha permitido  a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid disponer de alrededor de 300 plazas más en los colegios públicos afectados. Según los cálculos que manejan las AMPAs, el centro más afectado es el CEIP Leopoldo Calvo-Sotelo, con 150 alumnos por encima de su capacidad oficial. El CEIP Josep Tarradellas tendría unos 90 alumnos de más, mientras que el Gabriela Mistral tendría 60. El cuatro colegio público, el Blas de Lezo, no entra en este cálculo porque comenzó a funcionar el pasado septiembre. A pesar de ello, la secretaría y el equipo directivo del centro han tenido que “adaptar” una de las aulas como sala de trabajo. Además, el colegio de momento no dispone de servicio de limpieza ni calefacción.

Una escuela infantil, ningún instituto

En el escrito se denuncia que las 140 plazas que ofrece la escuela infantil pública del barrio son insuficientes para una población de 65.000 vecinos y trabajadores. Esta escasez de oferta “hace misión imposible conseguir una plaza para nuestros hijos en la única escuela [pública] existente” en Las Tablas.

La falta de instituto de secundaria, otra de las infraestructuras educativas prometidas por la Comunidad de Madrid, es objeto de crítica por parte de las AMPAs y la asociación vecinal. “Nuestros jóvenes han de recorrer varios kilómetros en líneas de autobús (pensadas para los trabajadores de Telefónica o BBVA pero no para nuestros hijos) para acudir al distrito vecino, a un Instituto en obras permanentes en el que todo el espacio para recreos o educación física es un campo de fútbol sala al aire libre en el que ni siquiera se puede jugar al fútbol por miedo a romper los cristales de las aulas”, apuntan. En este sentido, cabe recordar que la Comunidad optó por construir el centro educativo en Sanchinarro (distrito de Hortaleza), a pesar de que el barrio vecino de Las Tablas (distrito de Fuencarral) solo cuenta con dos colegios públicos. Como prueba del error en la decisión adoptada por la Consejería de Educación, las asociaciones recuerdan en su escrito que los más de 400 alumnos del instituto en cuestión, el IES Manuel Fraga, son “casi todos vecinos de Las Tablas”.


A modo de conclusión, las AMPAs y la Asociación de Vecinos reclama a la Comunidad de Madrid la “construcción inmediata” de, al menos, dos escuelas infantiles públicas; un colegio de educación Infantil y Primaria para el curso 2016/17; un instituto de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional; y la finalización de las obras del colegio Blas de Lezo y el instituto Manuel Fraga. Además, exigen una solución a los “problemas de sobrepoblación de alumnado de todos los colegios públicos del barrio” y, de esta manera, ofrecer una “igualdad de oportunidades educativas” respecto a los centros concertados y religiosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.