viernes, 16 de octubre de 2015

El aparcamiento ilegal del Blas de Lezo, una patata caliente entre el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid


Impedir que el aparcamiento de vehículos ponga en riesgo la seguridad de los niños y niñas del colegio Blas de Lezo se ha convertido en una especie de patata caliente entre la administración municipal y autonómica. Al parecer, el organismo responsable de solucionar el problema es la Consejería de Educación, a quien el Ayuntamiento de Madrid cedió el terreno para construir el cuarto colegio público de Las Tablas. La indignación de los padres crece según pasan los días y nadie hace nada. De momento, el servicio de Atención al Cliente de la Comunidad de Madrid ya ha enviado dos avisos a la consejería de Rafael Van Brinken (PP) para que hagan algo.




Reunirse con el gerente de la Junta Municipal del distrito no ha servido para solucionar un asunto que, a priori, tendría fácil arreglo si el Ayuntamiento o la Comunidad de Madrid tuvieran voluntad para ello. Pero no. Como en tantas otras ocasiones, todos quieren quitarse el muerto de encima, y entre unos y otros se pasan el problema y dejan la casa sin barrer. Si se tratara de una cuestión sin importancia, pues no pasaría absolutamente nada. Pero como lo que está en entredicho es la seguridad de niños de tres y cuatro años, alguien debería tomarse las cosas más en serio.
La promesa del gerente del distrito, José Luis Fernández, de enviar a la Policía Municipal para que no se permita aparcar en el solar junto al Blas de Lezo ha caído en saco roto. Los agentes, según han confirmado a Las Tablas Digital algunos padres, se presentaron hace unos días en el aparcamiento, aunque únicamente se limitaron a tomar fotografías del terreno y los vehículos allí estacionados.
Durante el encuentro celebrado la semana pasada con representantes de la AMPA y la dirección del colegio, el gerente también se comprometió a estudiar las “medidas” necesarias para solucionar el problema. Sin embargo, su actuación de momento no ha tenido efecto alguno y numerosos conductores continúan haciendo uso de la parcela como aparcamiento. Entre este y el patio de recreo donde juegan los chavales solo hay una verja metálica, que en caso de accidente o imprudencia apenas serviría para evitar que un automóvil pudiera deslizarse por la rampa de uno de sus laterales y terminar empotrándose contra el colegio. El riesgo para los escolares, tal y como ponen de manifiesto numerosas imágenes, es más que evidente.

La AMPA y la dirección del CEIP Blas de Lezo llevan esperando más de una semana a que se cierre el aparcamiento ilegal que de un tiempo a esta parte funciona junto a las instalaciones del centro. /@gl_vanesa / LTD

Consejería de Educación, responsable

Con el transcurso de los días, y a la vista de que nadie ponía solución al problema, la indignación de las familias del Blas de Lezo ha ido creciendo. Pero no ha sido hasta hoy, una semana después de la reunión con el gerente del distrito, que la Junta Municipal ha vuelto a decir algo públicamente. Y lo ha hecho a través de su cuenta de Twitter y con un simple rebote de la respuesta que desde la cuenta de Atención al Ciudadano de la Comunidad de Madrid (@012CMadrid) se ha ofrecido a las quejas de Oliver (@OliverRS5) y Vanesa (@gl_vanesa), dos de los numerosos vecinos de Las Tablas que se han dirigido a la Junta Municipal y la Comunidad de Madrid exigiendo una solución rápida. “Urge solución aparcamiento ilegal con caída al CEIP Blas de Lezo, ya estáis informados hace días. ¿A qué esperáis?”, decía el mensaje de los afectados. La respuesta del 012, rebotada a su vez por la Junta Municipal, fue telegráfica pero aclaratoria de lo que ocurre: “En el mismo momento se envió incidencia. Unidad Responsable Consejería de Educación. Se ha reiterado. Esperando respuesta”. Pues eso, que esperamos respuesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.