jueves, 6 de octubre de 2016

La Comunidad de Madrid prepara la resolución del contrato con la adjudicataria de las obras del colegio Blas de Lezo


Imesapi Servicios Movilidad, filial del Grupo ACS, ha dejado colgadas a las familias de los cerca de 300 alumnos del colegio público Blas Lezo. La confirmación oficial de la suspensión de las obras se produjo ayer durante la comisión de Educación de la Asamblea regional. El encargado de dar la noticia fue el director general de Infraestructuras, Gonzalo Aguado, quien anunció el inicio del expediente de resolución del contrato con la empresa adjudicataria, que logró hacerse con el contrato gracias a una rebaja del 34,7% sobre el precio inicial de licitación. Además del Blas de Lezo las obras de otros seis colegios e institutos de la región sufren retrasos o han sido suspendidas “por problemas financieros o de ejecución”.
Aspecto que presentan las obras de ampliación del CEIP Blas de Lezo tras la paralización por "problemas financieros" de la empresa adjudicataria, Imesapi (grupo ACS) /LTD


El heroico marino español Blas de Lezo le llamaban Medio hombre porque estaba cojo, le faltaba un ojo y era manco. Al colegio de Las Tablas que en su honor lleva su nombre va camino de conocerse como el Medio colegio porque se ha quedado a medio terminar. Y es que, tal y como sospechaban desde hace semanas las familias, las obras de ampliación de la segunda fase del centro público de Infantil y Primaria están paralizadas, tal y como en su día le ocurrió al ManuelFraga, el instituto de Secundaria construido por la Comunidad de Madrid en el barrio de Sanchinarro (distrito de Hortaleza), pero reservado en exclusiva a los alumnos de los colegios de Las Tablas (distrito de Fuencarral-El Pardo).
No ha sido el consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Rafael van Grieken (PP), el responsable de confirmar la desagradable noticia a través de su medio de comunicación favorito: Twitter. Tampoco ha sido la empresa Imesapi, filial de uno de los grupos empresariales del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, o el gabinete de Prensa de la Consejería de Van Grieken. El encargado de transmitir el mensaje ha sido el director general de Infraestructuras, Gonzalo Aguado, uno de los tres representantes de Educación, junto a la viceconsejera de Organización Educativa, María José García-Patrón, y la directora del área territorial Madrid-Capital, Belén Aldea, que en febreropasado garantizaba por escrito que las obras del Blas de Lezo estarían concluidas, “salvo imprevistos ajenos a la Consejería”, en septiembre.

Problemas de Imesapi

Tal y como adelantó ayer en su cuenta de Facebook la Plataforma por la Educación Pública de LasTablas, en la que están representadas las AMPAs de los colegios de Las Tablas, el instituto de Sanchinarro y la Asociación de Vecinos, Gonzalo Aguado aprovechó su intervención en la comisión de Educación de la Asamblea de Madrid para dar a conocer la paralización de las obras, cuyo plazo de finalización se cumple exactamente hoy jueves 6 de octubre.
Según relató el director general de Infraestructuras ante los portavoces de los distintos grupos parlamentarios, las obras del Blas de Lezo se iniciaron oficialmente el pasado 6 de abril. Transcurrido el plazo de ejecución de seis meses, “problemas financieros y de ejecución de obra han llevado a la empresa a la paralización de las obras”. Según Gonzalo Aguado, la empresa adjudicataria –Imesapi- se ha negado a reiniciar las obras, por lo que la Consejería ha procedido a iniciar el correspondiente expediente de resolución de contrato. “Provisionalmente se han adaptado cuatro aulas en el edificio existente para dar respuesta a las necesidades de escolarización” de los alumnos afectados. Gonzalo Aguado reconoció que las obras no se retomarán “en tanto en cuanto no sea firme la resolución del contrato”, lo que podría producirse en un plazo de cuatro a cinco meses.

Aulas prefabricadas

La paralización de la segunda fase del Blas de Lezo no son las únicas obras que registran un retraso respecto a la fecha prevista de entrega. Tal y como desveló ayer el propio Gonzalo Aguado, las obras en otros seis colegios (El Constitución 1812 y el Martina García) o institutos (José García Nieto, El Berzial, Diego Muñoz Torrero y Neil Amstrong) situados en distintos puntos de la Comunidad no han sido entregadas a tiempo. En algún caso la situación ha obligado a la Consejería a instalar “aulas prefabricadas” para poder atender las necesidades educativas de los alumnos afectados.

Información suficiente a las familias

Durante las últimas semanas las familias del Blas de Lezo han tratado sin éxito de que la Consejería de Educación les comunicara el verdadero estado de las obras del centro. Sin embargo, no ha sido hasta la intervención del director general de Infraestructuras en la comisión de Educación cuando se ha tenido conocimiento de la suspensión oficial de las obras. A pesar de ello, Gonzalo Aguado aseguró ayer que “la Consejería de Educación ha dado con antelación suficiente en el caso de los retrasos de las obras una solución a todas las familias afectadas y les ha facilitado toda la información sobre los motivos del retraso”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.