jueves, 13 de octubre de 2016

La verdadera cara de Imesapi, la empresa del Grupo ACS que ha dejado colgadas a las familias del colegio Blas de Lezo

A las familias del colegio público Blas de Lezo no se les va a olvidar fácilmente el nombre de Imesapi, la filial del Grupo Dragados, el conglomerado empresarial del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, que ha dejado suspendidas las obras de la segunda fase del centro educativo “por problemas financieros o de ejecución”.  A pesar de ello, la compañía, que logró hacerse con el contrato de la Comunidad de Madrid gracias a un descuento del 34,7%, asegura en su página web que su trayectoria en la construcción de edificios le ha permitido “generar una experiencia consolidada en el sector”.

Filiales del área de Servicios Industriales del Grupo ACS, entre las que se encuentra Imesapi, responsable de la paralización de las obras del colegio público de Infantil y Primaria Blas de Lezo. /Web ACS


Esta no es la primera vez que Imesapi es citada en una noticia relacionada con Las Tablas. En noviembre de 2013 este digital publicó en exclusiva la adjudicación a la UTE formada por Nitlux y la matriz de la empresa que gestiona las pistas municipales de tenis y padel del barrio, Grupo Raga, del contrato de mantenimiento de las zonas verdes que rodean la sede de Telefónica, entre ellas las parcelas donde la multinacional construye actualmente un aparcamiento para 2.500 vehículos. Los terrenos en cuestión, denominados oficialmente como Zonas Verdes Singulares en el Distrito C-Las Tablas, formaban parte de uno de los tres lotes del concurso que incluía cinco parques: Madrid-Río, Lineal del Manzanares, Juan Pablo II, Juan Carlos I y los Árboles de aire del Bulevar Bioclimático (Vallecas).
La adjudicación del contrato, tal y como explicó en comisión el entonces delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Consistorio madrileño y actual diputado regional del PP, Diego Sanjuanbenito, se tuvo que retrasar porque dos de las empresas que se presentaron al concurso ofrecían descuentos “temerarios” del 31%, 42% y 43% en cada uno de los tres lotes de la licitación. Una de esas empresas era Imesapi.
Donde Imesapi si logró llevarse el gato al agua fue en la localidad de Pozuelo de Alarcón. Y lo hizo, curiosamente, de la mano de Grupo Raga. En cualquier caso, el contrato en cuestión también estuvo marcado de polémica. El pasado mes de enero el pleno municipal de Pozuelo rechazó solo con los votos del PP la creación de una comisión que investigara los contratos firmados entre Grupo Raga e Imesapi. Según una información publicada por el diario Infopozuelo, la iniciativa partió de las filas de Somos Pozuelo, la marca de Podemos en el municipio, y contó con el apoyo del PSOE y Ciudadanos. Según la información del medio local, Somos Pozuelo habría advertido de que “las empresas de jardinería podrían estar beneficiándose de forma irregular de más de 200.000 euros anuales”.
La paralización de las obras del Blas de Lezo ha obligado a dividir el comedor del centro escolar para disponer de tres aulas donde poder impartir clases. /LTD

Llegados a este punto es posible que a más de uno le haya podido extrañar que Imesapi también tenga experiencia suficiente como para bregarse en el sector de la jardinería. Un ejemplo de ello está relativamente cerca de Las Tablas: El parque de Valdebebas.  Allí, según indica en su página web, logró “contrato para la ejecución de distintas fases” del parque, entre ellas la ejecución del río, los patios de terrazas, la vía pecuaria, la copa, campo abierto y el laberinto forestal.
¿Experiencia?
¿Y sobre la construcción de colegios? Según explica la empresa del Grupo ACS en su página de Internet, “la construcción de edificios es otra de las actividades en las que Imesapi está presente desde sus orígenes hasta el día de hoy”. “Se trata –añade- de edificios ejecutados, generalmente, para las diversas Administraciones Públicas y que han permitido a la empresa generar una experiencia consolidada en el sector”.
Aunque desde la Consejería de Educación, dirigida por el consejero Rafael Van Grieken, se asegura que la suspensión de las obras del colegio público Blas de Lezo obedece a “problemas financieros o de ejecución”, lo cierto es que Imesapi dice disponer de “los equipos y empresas necesarias para llevar a cabo la construcción de cualquier tipo de construcción residencial, edificios de vivienda privadas, públicas, cooperativas, etc”. Y añaden: “Somos expertos en todo tipo de construcciones y tenemos capacidad para aplicar las tecnologías y los materiales más innovadores del momento. Realizamos trabajos de Obra Nueva, todo tipo de Rehabilitaciones y reformas, construcción en todo tipo de locales comerciales y construcción de exteriores entre otros”.
Mala reputación
La indignación que ha provocado la suspensión de las obras del Blas de Lezo ha llevado a las familias afectadas a mostrar su malestar a través de las redes sociales. En algún caso, incluso se han molestado por revisar la trayectoria de la empresa del Grupo ACS. Para ello solo han tenido que buscar en Internet y llevarse una desagradable sorpresa. Y es que la reputación corporativa de Imesapi, a juzgar por los cinco titulares -publicados en diversos medios locales, regionales o nacionales entre julio de 2015 y junio de este mismo año- que ha hecho llegar a Las Tablas Digital un lector (@arreglante), es cuando menos cuestionable.
(La Comarca de Puertollano, 2/6/2016)

(20 Minutos Vigo, Europa Press 27/4/2016)
(La Voz de Cádiz. 29/1/2016)

(La Vanguardia, 20/1/2016)

 (El Confidencial, 16/7/2015)

2 comentarios:

  1. Venga!!! Ahora todos contra Florentino Pérez!!!! Ese señor que solo da trabajo a mas de 6.000 personas. Pero qué malo!!!! Poner mejor el punto de mira en la Comunidad de Madrid.

    ResponderEliminar
  2. Tranquilo convecino, que eso lo paga Pudimos con las tasas a los cajeros.

    ResponderEliminar

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.