lunes, 22 de mayo de 2017

El arquitecto Simon Smithson insiste: Las Tablas o Sanchinarro “no funcionan a nivel de ciudad”


Lo dijo hace año y medio y ahora lo ha vuelto a repetir. El arquitecto Simon Smithson, socio de la firma responsable de desarrollar el proyecto Distrito Castellana Norte de la mano de BBVA y la constructora San José, se ha vuelto a referir al barrio de Las Tablas como ejemplo de lo que no debe hacerse en urbanismo. Y es que en su opinión, Las Tablas o Sanchinarro “han sido muy exitosos en proporcionar vivienda para familias jóvenes, funcionan muy bien a ese nivel, pero no funcionan a nivel de ciudad”.

Vista de la avenida de Santo Domingo de la Calzada del barrio de Las Tablas. /LTD Archivo




En una entrevista publicadaayer en el diario El País, el socio del prestigioso arquitecto Richard Rogers en el despacho de arquitectura Rogers Stirk Harbour+Partners en Londres, considera que la ampliación de la Castellana por el norte de la ciudad de Madrid “es un proyecto importante para decir al mundo: Madrid ha vuelto”, aunque “lo primero es la recuperación del lugar”. “Es un gran roto en la ciudad, como si arrancas un gajo desde la M-30, que necesita ser reparado. Es una zona perdida y afecta dramáticamente a la conectividad en el norte de Madrid. También está el AVE. Atocha está al límite, no hay capacidad para absorber nuevos trenes”, añade Smithson, quien durante 10 años participó en la construcción de la terminal T-4 del aeropuerto Madrid-Barajas.

A la pregunta de cómo se puede “combatir” el “estigma” de “la especulación y la corrupción” que, según el entrevistador ha tenido la construcción en Madrid a lo largo de “su historia reciente”, el arquitecto afirma que “ese modelo de entender los proyectos como operaciones inmobiliarias no ha funcionado. Pero hay otra manera”. Y añade: “Esto [el proyecto Distrito Castellana Norte] por muchas razones, es construir ciudad, y eso no es una operación inmobiliaria. Va mucho más allá del simple juego de números. Hacer una buena ciudad es interesante para todos, incluidos los promotores”.

En este punto el autor de la entrevista pregunta sobre cómo combinar el proyecto urbanístico con el “tipo de ciudad que quiere ser Madrid para los madrileños”. Según Smithson “lo principal es la tremenda capacidad de los madrileños de ocupar y animar las calles, pero debe haber espacios adecuados. Las Tablas, Sanchinarro… han sido muy exitosos en proporcionar vivienda para familias jóvenes, funcionan muy bien a ese nivel, pero no funcionan a nivel de ciudad”. En su opinión, “hay que crear un centro de negocios que hable de Madrid. Hay que crear espacios que inviten a la ocupación, a la manera en que lo hacen tan bien los ciudadanos de Madrid”.


En diciembre de 2015 Smithson ofreció otra entrevista al periódico El Mundo en la que señalaba que “los nuevos desarrollos que rodean la ciudad”, como Las Tablas, Sanchinarro o Montecarmelo, “han creado un entorno que rompe con lo que es la capital”. A su juicio, “en Las Tablas o Sanchinarro uno no tiene la sensación de estar en Madrid". “Madrid tiene una vida social muy especial y diferente a la del resto de Europa, con excepción de Italia, que en mi opinión depende de su configuración urbana. En esto han fallado los nuevos desarrollos que rodean la ciudad, que han creado un entorno que rompe con lo que es la capital”, añadía.



NOTICIAS RELACIONADAS

4 comentarios:

  1. Ilustre arquitecto. Seguro que se sabe de memoria el prestigioso código de la edificación. alabado sea él que nos saca de dudas.

    Precisamente vivo en las Tablas porque no quiero estar en Madrid. Ya se sabe que Madrid es el ombligo del mundo y el señor Simon Smithson su profeta.

    Espero que no salte el muro de la M-30 para evangelizarnos a todos. Si tan listo se cree que se haga llamar ingeniero y no arquitecto, ya se sabe el dicho...

    ResponderEliminar
  2. Este señor que no hable en nombre de los demás con términos como "ocupar los espacios publicos" y otras lindezas con las que estará de acuerdo él pero otras personas no.
    Yo vivo en Las Tablas porque precisamente me gusta y mucho este modelo residencial de desarrollo.
    Por supuesto que se puede mejorar con las escasas vías de comunicación y mal transporte público por ej. pero no conozco a ninguno de mis vecinos que quiera "ocupar" las calles.
    Todos los que conozco quieren vivir en una zona residencial tranquila y con grandes espacios como esta.

    ResponderEliminar
  3. Como vecino de Las Tablas, estoy de acuerdo con el comentario del señor Smithshon. Las Tablas es un barrio residencial muy agradable pero con una falta clara de barrio. Le faltan zonas comunes donde la gente se encuentre, es un modelo que es válido pero que se podria mejorar.

    ResponderEliminar
  4. COmo dicen otros comentarios, vivimos aquí porque nos gusta ese modelo, si no, igual me habría ido a La Latina o a Carabanchel. No necesitamos otro iluminado colectivista que venga a impartirnos su verdad.

    No entiendo lo de que faltan zonas "donde la gente se encuentre". No se, mi vida está vertebrada (palabra ahora muy de moda) por el colegio, los parques, los bares, qué se necesita? las infraestructuras que faltan no son de socialización, sino básicas (policía, centro de salud etc)

    ResponderEliminar

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.