martes, 30 de mayo de 2017

Los 1.200 colegios e institutos públicos de Madrid siguen sin conexión a Internet 15 días después del ataque informático ‘wannacry’


La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid se ha convertido en uno de los estamentos públicos más afectados por el ataque cibernético que el pasado 12 de mayo sufrieron miles de empresas e instituciones en más de 150 países. Dos semanas después de solicitar por escrito a los directores de los centros educativos públicos que no se hiciera uso de los ordenadores en las aulas, 1.200 colegios e institutos públicos madrileños siguen sin estar operativos para alumnos y personal docente. Algunos colegios se han visto obligados a recurrir a aplicaciones móviles para intentar recuperar la comunicación directa con las familias a través de mensajería instantánea.

Rafael van Grieken, consejero de Educación de la Comunidad de Madrid. /CAM




Según explicó la Consejería dirigida por Rafael Van Grieken el pasado 14 de mayo en una nota de prensa, la orden de mantener los ordenadores apagados tenía como objetivo “preservar el buen funcionamiento de la red utilizada por los centros docentes de la región, así como de los propios” ordenadores.

En su escrito no especificaba el número de ordenadores u otros dispositivos utilizados por el alumnado y el personal docente que se han visto afectados. “Se hace necesario tomar medidas temporales como el no encendido de los equipos informáticos de los centros educativos con el fin último de evitar que se vean afectados por el virus y de que el mismo pudiera extenderse”, añadía el comunicado.

Sin embargo, 15 días después los ordenadores de los 1.200 colegios e institutos públicos madrileños siguen sin estar completamente operativos y miles de alumnos continúan sin poder hacer usos de los dispositivos instalados en las aulas. Fuentes consultadas señalan a Las Tablas Digital que los ordenadores funcionan pero continúan sin conexión a Internet. En el caso de Las Tablas la situación afecta a los cuatros colegios públicos del barrio, los CEIP Gabriela Mistral, Leopoldo Calvo-Sotelo, Josep Tarradellas y Blas de Lezo.

En principio los dispositivos afectados son solo aquellos conectados a la red EducaMadrid, la “plataforma tecnológica que engloba diferentes servicios para alumnos, profesores, familias y centros educativos”. Entre otros efectos, la situación ha provocado que la comunicación habitual entre los colegios educativos y las familias de los alumnos se haya visto suspendida desde el pasado 15 de mayo. 

En algunos casos la dirección del centro se ha visto obligada a establecer nuevas vías de comunicación a través del uso de aplicaciones móviles de mensajería instantánea como TokApp School. La aplicación gratuita, creada por la empresa gallega TokApp OnLine, permitirá el envío de comunicados y notificaciones “a través de un medio seguro” y “más fiable que los emails”. El uso de la aplicación está disponible tanto en ordenadores como en teléfonos o dispositivos móviles que dispongan servicio de datos.


Desde la Consejería de Educación se reconoce que todavía “se sigue trabajando” para proteger “los equipos informáticos de las aulas”. Según un portavoz de la Consejería, la agencia informática de la Comunidad, Madrid Digital, “ha diseñado unas medidas que tienen que ser ejecutadas por los responsables del centro”, que para ello “cuentan con el asesoramiento de técnicos expertos de las cinco direcciones de área territoriales”. Según la Comunidad, “esas acciones se tienen que llevar a cabo en todos y cada uno de los equipos, ya que es una medida imprescindible para la protección del sistema”. “Los centros van pudiendo utilizar los ordenadores una vez hayan aplicado las medidas establecidas en el protocolo de actuación estipulado por Madrid Digital y lo hayan comunicado a la Consejería de Educación”, añaden desde Educación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.