miércoles, 6 de septiembre de 2017

El 32% de las obras en centros escolares públicos de la Comunidad de Madrid no estarán a tiempo con el inicio del curso


El 32,3% de las obras de construcción o ampliación en centros escolares públicos de la Comunidad de Madrid no estarán a tiempo con el inicio del curso 2017-2018 que arranca este viernes. Entre los centros afectados se encuentra  la primera fase del nuevo instituto bilingüe Malala Yousafzai, cuyos 107 alumnos tendrán que comenzar sus estudios de Secundaria en cuatro aulas del colegio concertado Estudiantes. Por su parte, la segunda fase del colegio de Infantil y Primaria Blas de Lezo estará lista después de un año de retraso.


El consejero de Educación, Rafael Van Grieken, junto a la presidenta madrileña Cristina Cifuentes. /CAM Archivo



Según los datos ofrecidos por el Ejecutivo regional en nota de prensa, de las 31 obras programadas 10 no han podido ser finalizadas, mientras que el resto “se están desarrollando en plazo”. La Comunidad de Madrid achaca la situación a los “retrasos en los trabajos que realizan las empresas constructoras que resultaron adjudicatarias de las obras mediante concursos públicos”.

En el caso del nuevo IES Malala Yousafzai, la construtora seleccionada por la Comunidad de Madrid fue la empresa gallega Ogmios Proyectos SL. La rebaja que ofreció sobre el presupuesto incial de licitación (3,2 millones de euros con IVA incluído) fue del 34,7%. Sin embargo, pocos meses después de firmar el contrato abandonó las obras por supuestos “problemas de financiación”. Según la Consejería de Educación, dirigida por Rafael Van Grieken, Ogmios se comprometió a finalizar el 20% de la obra para poder traspasar el contrato a una tercera empresa sin necesidad de volver a convocar un nuevo concurso público. La constructora seleccionada para concluir los trabajos ha sido Unika, empresa que también se presentó a la licitación pero cuya oferta fue descartada por “temeraria”.

Los 107 alumnos del Malala que se han visto afectados por el retraso en la construcción de su instituto comenzarán Secundaria en las cuatro clases que el colegio concertado Estudiantes ha ofrecido a la Consejería de Educación. Para la Comunidad de Madrid, la decisión supone “una solución de garantías que ha sido comunicada con antelación a las familias a las que se ha ofrecido toda la información”.

Precisamente, el equipo directivo del Malala, procedente del clausurado instituto Pérez Galdós, comenzó el pasado lunes a reunirse con las familias de los alumnos para informarles de la situación y explicarles las líneas generales del “proyecto educativo” que comenzarán a aplicar de forma provisional en el Estudiantes. Los alumnos del instituto público no accederán al centro concertado por la puerta principal sino por uno de los accesos laterales situado en la calle Frómista. Los horarios de entrada y salida, así como el tiempo de recreo, también serán diferentes. Los alumnos del Malala podrán hacer uso de las instalaciones deportivas pero no del comedor. En principio la Consejería de Educación baraja que las obras de la primera fase del IES Malala Yousafzai podrían estar finalizadas antes del próximo mes de enero.


La situación del instituto es similar a la registrada con las obras de la segunda  fase del colegio público Blas de Lezo. En teoría la empresa adjudicataria, Imesapi (Grupo ACS) debía concluir los trabajos en octubre del año pasado pero no será hasta este viernes cuando los alumnos puedan hacer uso de las nuevas instalaciones.

6 comentarios:

  1. siendo totalmente cierto que las obras de la segunda fase del CEIP Blas de Lezo se han entregado con un año de retraso, no escribes "si bien esta fase no era necesaria hasta este curso, ya que se trata del edificio de educación primaria". Deberías dar información, no opinión. Respecto el IES Las Tablas, decir que la empresa Ogmios "abandonó las obras" me parece poco riguroso. En cuanto a la frase que escribes diciendo " La constructora seleccionada para concluir los trabajos ha sido Unika" no dejas claro con ese modo impersonal, por quién ha sido elegida la constructora Única, dando a entender que la Consejería de Educación es la que elige las emporesas a las que ceder las obras que licita y, por tanto, se presta a posibles manejos. Es la adjudicataria de las obras la que propone una empresa con la que ella ha hablado, como posible receptor del contrato firmado por la primera, y son dichas empresas las que se deben poner de acuerdo para realizar dicha cesión, la Administración únicamente comprueba que dicha cesión se ajusta a Ley. No deberías dirigir la información, deberías darla veraz y contrastada, no inventada o de radio macuto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, no conozco los detalles de la contratación pero incumplir los plazos en obras serias es motivo más que suficiente para que la Administración, si quiere, impida la cesión, rompa unilateralmente el contrato, convoque otro concurso e incluso exija daños y perjuicios.

      Respecto a la calidad constructiva y a la política de contratación por subasta es total responsabilidad de la Consejería. La bazofia constructiva que se está entregando es inaceptable y la Consejería tiene mucha culpa, tanta como la contrata. El incumplimiento grave en plazos den un tercio de las contratas no es sólo culpa de la contrata sino de la parte contratante que acepta absurdos y se la deja meter doblada una y otra vez.
      Saludos.

      Eliminar
  2. - En mi opinión, se debe cambiar la forma de contratación lo antes posible, quitando peso al criterio precio y poniendo en valor las empresas constructoras cumplidoras. El coste político es que se requerirá más dinero para la misma inversión y la oposición del partido de turno que gobierne intentará acusar de adjudicar a dedo por esos criterios, aunque en la administración en la que ellos gobiernen, ellos liciten de esa misma forma, pero eso es la política.
    Para que las obras acaben en plazo, basta con licitarlas antes y que se adjudique con una baja tal que el jefe de obra pueda ganarle algo si pelea la obra, no que pierda de 200.000€ en adelante.
    Para licitarlas antes, se debe relizar antes el proyecto y con más tiempo.
    Para realizar antes el proyecto, se debe realizar una programación educativa con más antelación y, por tanto con más previsión, pero el cumplimiento de objetivos dentro de las legislaturas, impide en cierta medida esto.
    Ahora bien: Las obras se pueden hacer en seis meses aunque vaya justo, y las empresas adjudicatarias no lo hacen porque cuando echan cuentas del medio millon de euros que van a perder, van agotando el plazo mientras los proveedores les confirman que los precios de mercado son adecuados a proyecto, no a la locura de baja que han presentado las contratas.

    ResponderEliminar
  3. Estokiko,

    Las obras del blas de lezo eran necesarias desde el primer curso de funcionamiento pues los niños no tenian patio con porterias y canastas y no tenian donde realizar extraescolares. Ademas en el recreo estan apiñados en los corralitos de infantil. No se pudo celebrar las fiestas de finde de curso en condiciones ni tampoco la graduacion de infantil por carecer de los patios.

    Sin la parte de primaria y los patios, solo edificio de infantil,los espacios eran minimos. Eso no es educacion de calidad.

    Ademas que si hay una fecha comprometida, se debe cumplir.

    Este curso los niños de primaria no tienen gimnasio. Asi que si llueve, no pueden hacer educacion fisica. Una vez mas, van tarde con la construccion del colegio.

    ResponderEliminar
  4. Por no citar la pista techada, toldos y otras zonas de sombra que prometio la consejeria al Blas de Lezo para este curso y no existen aun. Asi que otro curso mas al sol.

    ResponderEliminar
  5. Muy sencillo, esta banda de sinverguenzas cuyo unico objetivo es su bien propio primero nos engañó con esas agencias de colocación de amiguetes que son las autonomías, luego con Europa, se hizo la barbaridad de transferir las competencias de educación y sanidad con los resultados que estamos viendo. Y han seguido haciendo crecer la bola de nieve hasta darse cuenta que no hay dinero ni para educación, ni para sanidad ni para pensiones, y ahí están llevàndonos como borregos a la educaciòn concertada, a la sanidad privada y a los planes de pensiones, cuando cualquier ciudadano en su sano juicio lo ùnico que desea es maximizar los servicios que recibe respecto a los impuestos que paga.

    ResponderEliminar

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.