domingo, 4 de marzo de 2018

La justicia considera que la masificación en los colegios e institutos públicos de Madrid afecta a la calidad del servicio educativo



El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) acaba de darle un buen varapalo a la Consejería de Educación dirigida por Rafael Van Grieken (PP). En una sentencia que adelantó ayer el digital eldiario.es, jueces de la Sección Octava del TSJM  consideran que el número de alumnos por aula "es una cuestión que afecta al régimen de prestación del servicio de enseñanza, en tanto en cuanto atañe a su calidad y a las circunstancias concretas en que el profesorado desempeña su actividad, y en particular a la atención que puede dedicar al alumnado". Según datos de la Plataforma por la Educación Pública de Las Tablas, en la actualidad tres de los cuatro colegios públicos del barrio tendrían matriculados a unos 400 alumnos por encima de la capacidad oficial de los centros.
El consejero de Educación, Rafael Van Grieken, y la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes /Archivo



Según adelanta en exclusiva eldiario.es, la sentencia del TSJM obliga al gobierno de Cristina Cifuentes (PP) a “justificar por qué masificó las aulas en el curso 2015-2016”. La decisión del alto tribunal “parte de un recurso de Comisiones Obreras que terminó en los tribunales ordinarios ante la falta de respuesta de la Consejería de Educación por la vía administrativa”.
La información incluye declaraciones de Isabel Galvín, secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO en Madrid y una de las impulsoras de la presentación de la demanda contra la Consejería de Educación. “Pedíamos que nos justificaran el por qué la subida y en virtud de qué normativa. Y pusimos en conocimiento que había centros por encima del 20% más que permitió circunstancialmente el Gobierno por la reducción de la tasa de reposición del profesorado de 2012 a 2016", explica Galvín a eldiario.es. Al parecer,  la administración respondió que el sindicato no estaba legitimado para presentar un recurso de este tipo, un argumento que ahora, según el digital, “ha tumbado la justicia”.
En este sentido, cabe recordar que en enero del año pasado la cadena SER adelantó la admisión a trámite por parte de tres juzgados de Madrid a la demanda en la que CCOO denunciaba a la Consejería de Educación por incrementar el número de alumnos en las aulas más allá de lo permitido por la ley.

El recurso se presentó en cinco juzgados de lo contencioso administrativo tras agotar la vía interna de la propia Comunidad de Madrid. Tres de los juzgados admitieron a trámite la demanda. Dos de los cinco juzgados en los que se presentó la denuncia por masificación en centros del norte y del sur de la región se inhibieron a favor del Tribunal Superior de Justicia de Madrid por considerar que el asunto escapaba a sus competencias. En cualquier caso, ambos juzgados apreciaron entonces motivos para investigar.

Según la denuncia presentada por el sindicato, solo en el curso 2015-2016 más de 2.700 clases estaban masificadas. De ellas 1.353 pertenecen a la etapa de Educación Primaria. Sólo en Infantil y Primaria, cada centro educativo habría tenido de media casi 3 grupos que incumplían la normativa. El 59% de los casos denunciados por el sindicato  se registraban en la Dirección de Área Territorial Madrid-Sur, que incluye municipios como Alcorcón, Getafe, Fuenlabrada o Leganés.

La situación en Las Tablas

Los centros educativos públicos de Las Tablas también se ven afectados por el problema de la masificación que permite la Consejería de Educación dirigida por Rafael Van Grieken. Precisamente, el pasado 14 de febrero la Plataforma por la Educación Pública de Las Tablas, que agrupa a las AMPAs de los cuatro colegios de Las Tablas, los institutos públicos San Fernando, Manuel Fraga y Malala Yousafzai y la Asociación de Vecinos del barrio, denunció en un comunicado que, en la actualidad, los colegios Leopoldo Calvo-Sotelo, Josep Tarradellas y Blas de Lezo tendrían matriculados 400 alumnos por encima de la capacidad oficial de los centros. Según la Plataforma, “esto se traduce en falta de aulas para psicomotricidad o música, en la falta de bibliotecas y espacio en los patios y la necesidad de hasta tres turnos en los comedores escolares, que obliga a los niños a comer en 25 minutos”.

En su escrito la Plataforma aprovechó para denunciar la situación del colegio Blas de Lezo, que a escasos meses del inicio del próximo curso escolar la Consejería todavía no ha adjudicado las obras de su tercera fase. “Claramente –advierten- no estará listo en septiembre, con lo cual tendrán que convivir con las obras parte de este curso y gran parte, si no todo, del siguiente”.

1 comentario:

  1. https://twitter.com/EdPublicaTablas/status/970325530099834880?s=19

    Porque si queréis retwiteado para que quede claro que no estamos de acuerdo con la masificación de nuestros coles ee instituto

    ResponderEliminar

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.