viernes, 1 de junio de 2018

El Ayuntamiento retrasa la construcción de la biblioteca y el centro deportivo de Las Tablas



El equipo de Gobierno de Manuela Carmena (Ahora Madrid) va a retrasar la construcción de la biblioteca municipal y el centro deportivo de Las Tablas. El borrador de los presupuesto del Ayuntamiento para 2018, presentado la semana pasada por el concejal de Economía Jorge García Castaño, incluye inversiones por valor de apenas 200.000 euros. Según la previsión de inversión, las dos infraestructuras, que ya se incluyeron en los presupuestos del año pasado, dispondrán de la correspondiente partida económica plurianual hasta el ejercicio 2021, es decir, dos años más de lo anunciado. Al margen del centro deportivo y la biblioteca, el borrador de presupuesto incluye solo otra línea económica más destinada específicamente a Las Tablas: la reforestación del barrio mediante la inversión de poco más de 6.000 euros.

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid. /AdM



Centro deportivo. La inversión más potente corresponde al centro deportivo: 7,1 millones de euros. En 2018 el Ayuntamiento destinará a este proyecto 148.000 euros. De momento, y a 31 de diciembre de 2017, la ejecución alcanza los 26.000 euros. La última inversión planificada, de solo 50.000 euros, corresponde al ejercicio 2021. En el borrador de presupuesto las anualidades de 2019 y 2020 no especifican la cuantía de la inversión prevista. El proyecto de centro deportivo también se incluyó en el presupuesto de 2017 presentado por el antecesor de García Castaño, el concejal Carlos Sánchez Mato. Sin embargo, los cálculos de inversión y el calendario difieren respecto a lo previsto ahora por el Consistorio. Así, el coste de la instalación pasa de los 5 millones de euros del año pasado a 7,1. La inversión prevista quedaba repartida a lo largo de tres ejercicios (2017-2019), frente a los cuatro que contempla ahora el nuevo borrador de presupuesto.

Además de Las Tablas, el Ayuntamiento tiene previsto construir otro “centro deportivo” en el barrio de Montecarmelo. La inversión en este caso se sitúa en los 5 millones de euros y los plazos de inversión son idénticos a Las Tablas. Por su parte, en el distrito de Barajas se contempla la construcción de un “polideportivo” por 6,5 millones de euros, aunque el plazo de ejecución se sitúa entre 2016 y 2023.

Biblioteca municipal. Otro proyecto que se incluye en el borrador de presupuesto de 2018, al igual que ocurrió en 2017, es la biblioteca municipal. En esta ocasión, la inversión prevista es de 3,3 millones de euros, es decir, por debajo de los 4,2 millones de euros anunciados el año pasado. El reparto del gasto se realiza entre los ejercicios 2018 (45.000 euros), 2019 (467.000), 2020 (2 millones) y 2021 (822.000). Al igual que con el centro deportivo, la construcción de la biblioteca municipal sufre otro retraso. En el presupuesto de 2017 el Ayuntamiento anunció que la inversión quedaría repartida entre 2017 (185.000 euros) y 2020 (682.000), con el grueso del esfuerzo económico en 2019 (2,7 millones de euros). Hasta la fecha, y a pesar de su inclusión en los presupuestos, el gobierno municipal de Manuela Carmena (Ahora Madrid) no ha ejecutado un solo euro en esta infraestructura cultural. En este sentido, cabe recordar que en febrero la alcaldesa anunció la “preparación de un concurso de ideas” destinado a la construcción de la biblioteca de Las Tablas. Durante su intervención en la comisión de Cultura, Carmena reconoció que en la construcción de las nuevas bibliotecas “vamos más lentos de lo que quisiéramos”.

Además de Las Tablas, otros tres barrios de la capital tienen su biblioteca incluida en el borrador de presupuesto para 2018. Se trata de Montecarmelo, cuyo coste (3,3 millones de euros) y periodo de inversión (2018-2021) es idéntico a la biblioteca de Las Tablas, Villaverde (2,9 millones entre 2017 y 2020) y San Fermín (1,4 millones en el periodo  2019-2021).

Reforestación. Además de la biblioteca y el centro deportivo, el borrador de presupuesto presentado por García Castaño la semana pasada incluye una partida destinada a la reforestación de Las Tablas. La cuantía de la inversión prevista, sin embargo, es de apenas 6.200 euros. La actuación también se desarrollará en Montecarmelo y Sanchinarro, barrios a los que se destinan 8.300 y 6.200 euros, respectivamente.

La semana pasada el Ayuntamiento anunció la puesta en marcha de “planes de reforestación con plantaciones en suelo vacante en los diferentes PAUs de la capital y en parcelas incluidas en el inventario de zonas verdes sin conservación municipal. Las parcelas susceptibles de ser reforestadas suman un total de 107,5 hectáreas en los barrios de Las Tablas, Montecarmelo y Sanchinarro. La actuación, denominada oficialmente “proyecto de reforestación de descampados y espacios aledaños a las vías M-30, M40 y M-50 primera fase”, prevé la plantación el próximo otoño de 36.822 árboles, entre ellos pinos, encinas, enebros y almeces, para lo que se destinarán 554.500 euros a cargo de Inversiones Financieramente Sostenible.

Este plan de reforestación podría estar vinculado con la creación del bosque urbano que el Ayuntamiento prepara desde agosto del año pasado en un terreno situado junto al cuartel de artillería de la carretera M-603 (Fuencarral-Alcobendas). En este sentido, cabe recordar que el concejal del distrito, Guillermo Zapata (Ahora Madrid), reconoció en el último pleno de Fuencarral-El Pardo que la anunciada plantación de 30.000 árboles y arbustos quedaba en suspenso hasta que el Ayuntamiento modifique el planeamiento urbanístico de Las Tablas. El problema, según reconoció Zapata, es que el terreno en cuestión no está clasificado en su totalidad como zona verde.

Sin embargo, el pasado martes el concejal Bosco Labrado (Ciudadanos) puso en duda los datos del Consistorio. Según su versión, recogida en un artículo publicado en Las Tablas Digital, “los propietarios del suelo lo cedieron gratuitamente a la ciudad porque el Plan ordenaba allí zona verde con una extensión de 14 hectáreas, el 40% de la superficie, y 12 hectáreas de suelos (33% del total) para construir equipamientos para el barrio y, por último, otras 9,6 hectáreas de las calles que se construirán (27%)”. Y añadía: “En ese suelo destinado a equipamientos de barrio y ciudad (33%), se pueden construir colegios, guarderías, centros deportivos, de salud, etc., hasta alcanzar un máximo de 158.000 metros cuadrados de edificios al servicio de los vecinos. No son zonas verdes y una banda verde de protección no es un bosque”.

4 comentarios:

  1. En primer lugar, hoy toca agradecer al equipo, la redacción del artículo.

    Por otro lado insistir, la parcela es muy golosa, y donde esperábamos encontrar un bosque urbano, nos vamos a topar con más bloques de vivienda con una pequeña franja verde "de obligatoria amortiguación" hacia la M-40.

    ResponderEliminar
  2. Una pregunta casi sin importancia:

    Si tal y como dice el artículo, y pese a la inclusión de las partidas dentro de los presupuestos, hasta la fecha aún no se ha ejecutado nada en infraestructura cultural...

    ¿a donde ha ido a parar el dinero de nuestros impuestos?

    ResponderEliminar
  3. ...obviamente las partidas implicadas se han utilizado para contratar a dedo los llamados "servicios de dinamización"

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué vergüenza! Debería dimitir ya.

    ResponderEliminar

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.