martes, 18 de diciembre de 2018

La Comunidad de Madrid destina 3,4 millones de euros a la ampliación del instituto público de Las Tablas


Apenas tres meses después de la entrada en servicio del primer instituto público de Las Tablas, el IES Malala Yousafzai, el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, presidido por Ángel Garrido (PP), ha aprobado este martes su ampliación. Las obras, cuyo presupuesto inicial de licitación alcanza los 3,4 millones de euros, permitirán construir 12 aulas para 360 nuevas plazas y una pista deportiva. Según el Ejecutivo regional, en el Malala están matriculados actualmente 282 alumnos y con la ampliación se podrá dar “respuesta al aumento de demanda previsto para los próximos cursos escolares”.


El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid durante su reunión de este martes. /CAM






Una vez que el Consejo de Gobierno ha dado su visto bueno a la ampliación del instituto es solo cuestión de días que la Consejería de Educación, dirigida por Rafael Van Grieken, saque en los próximo días a concurso público las obras. Si todo sale bien, es decir, que se adjudican las obras a tiempo y a una empresa con suficiente solvencia profesional y económica como para no abandonar a mitad de proyecto, la ampliación del instituto podría ser una realidad con el comienzo del curso 2019-2020 en septiembre del año que viene.

En este sentido, cabe recordar que la Comunidad de Madrid es consiciente de que el IES Malala ya ha alcanzado “su máxima ocupación” coincidiendo con su apertura el pasado septiembre. Es más, durante la visita que realizó a las instalaciones del centro el pasado junio, el presidente Garrido confirmó que su Gobierno ya estaba “planificando” la construcción de un segundo instituto público en Las Tablas para 2020. El motivo, reconoció, es que el Malala, construido sobre una parcela de menos de 14.000 metros cuadrados, no podrá atender la demanda en las etapas de Secundaria y Bachillerato a pesar de las 1.000 plazas que tendrá una vez concluida su ampliación en 2019.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, junto al consejero de Educación, Rafael Van Grieken, en la visita que hicieron a las obras del IES Malala Yousafzai en junio pasado. /CAM


Retrasos en la primera fase

Tal y como ha informado este digital en diversas ocasiones, la construcción de la primera fase del IES Malala Yousafzai salió a concurso público en diciembre de 2016 y se adjudicó a la empresa  Ogmios Infraestructuras en febrero de 2017. En julio de ese mismo año la constructora gallega paralizó los trabajos por supuestos problemas financieros. La situación obligó a la Consejería de Educación a desplazar a los 107 alumnos matriculados en el instituto y sus profesores a las instalaciones del colegio concertado Estudiantes Las Tablas.

En octubre de 2017 el Ejecutivo presidido entonces por Cristina Cifuentes, actualmente imputada por diversos delitos por la juez que investiga el denominado caso Máster,  autorizó la rescisión del contrato con Ogmios e incluyó en el proyecto de presupuestos de la Comunidad para 2018, presentados ese mismo día, una partida de 2,4 millones de euros destinada a sufragar la reanudación de las obras. En diciembre el Consejo de Gobierno autorizó a Educación a licitar la terminación de las obras del instituto mediante un concurso público negociado sin publicidad y por la vía de urgencia, un procedimiento excepcional que no es visto con muy buenos ojos por la Cámara de Cuentas, el organismo encargado del control presupuestario de la Comunidad de Madrid.

En enero de 2018 la Consejería asignó a la constructora Ejuca, empresa que se presentó en la primera licitación con una oferta 122.000 euros por encima de la de Ogmios, la conclusión de las obras. La adjudicación se cerró con una rebaja del 20,4% sobre un presupuesto inicial de 2,4 millones de euros.

En junio el consejero Rafael Van Grieken fue reprobado por el pleno de la Asamblea de Madrid por su actuación en el escándalo del Máster fantasma de Cifuentes. La censura al consejero contó con los votos favorables de PSOE, Podemos y Ciudadanos. Además de Cifuentes, otras 13 personas fueron imputadas por la juez que investiga el caso, entre ellas María Teresa Feito, asesora de Van Grieken hasta su dimisión en mayo. Al parecer, Feito habría tratado de  presionar a cargos de la Universidad Rey Juan Carlos para dar cobertura a la expresidenta madrileña en la defensa  de su versión sobre el polémico máster. A pesar de todo, tras su llegada a la presidencia de la Comunidad, Ángel Garrido renovó en su cargo a Van Grieken, que durante 10 años fue vicerrector de la Rey Juan Carlos.

3 comentarios:

  1. Lo mismo se necesita para el centro de salud. Ánimo!

    ResponderEliminar
  2. Pues van por el mismo camino que la fase actual, ampliación que ya tenía que haberse realizado, plazos que no admiten el más mínimo contratiempo y supongo que adjudicación con una baja importante. Tormenta perfecta para disuadir a los padres de los futuros alumnos para que se vayan buscando plaza en los concertados. Un instituto público sin acabar para asumir los alumnos de cuatro colegios de primaria y tres concertados con instituto desde el principio y desde hace años . Huele muy mal, pero que muy mal.

    ResponderEliminar
  3. Magnífica noticia la construcción del Instituto.

    ResponderEliminar

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.