lunes, 2 de marzo de 2015

Conclusiones de la campaña “Salvando los carriles bici”


Carlos Blanco /Especial para Las Tablas Digital

Tras 28 días de pedalear por los carriles bici de Las Tablas ha llegado el momento de exponer las conclusiones finales. El pasado día 13 de febrero ya se publicaron en este diario digital unas “primeras” conclusiones que dieron lugar a una serie de comentarios, entre los que destaco, por su calidad argumental, el de un vecino del barrio, bien definido por su nombre de usuario (@ingeniquitecto). Sin embargo, quedaban unos cuantos kilómetros por hacer para comprobar si los objetivos que pretendía esta campaña, realizada a título individual, habían sido cumplidos. Después de un mes de quijotesca campaña ciclista: ¿Merecían los carriles bici de Las Tablas tanto esfuerzo y dedicación por parte de un simple ciclista urbano? Aquí, mis opiniones, basadas en la experiencia.


Carlos Blanco en una imagen del reportaje emitido el pasado sábado por Telemadrid. /@Deteibols



1.- Los carriles bici de Las Tablas (y Montecarmelo) suponen un avance importantísimo en el proceso de integración de la bicicleta como medio de transporte en el tráfico urbano de Madrid. Con este modelo, los ciclistas pueden circular junto al resto de de vehículos - e ir a los mismos sitios- con un nivel de protección infinitamente superior a los denominados “Ciclocarrilles-30”, muy extendidos por la zona centro de la capital. En particular, el modelo de carril integrado utilizado en las calles Valcarlos, Estella y Puente la Reina, proporciona al ciclista el máximo nivel de seguridad posible, ya que le protege totalmente de alcances laterales (apertura de puertas/bandas sonoras) y traseros, y le permite circular a la velocidad que desee. La prueba evidente del nivel de seguridad que proporcionan queda puesta de manifiesto con el bicibús que realizan todos los viernes alumnos de la Escuela Ideo en hora punta, donde niños de tres y cuatro años circulan, con sus diminutas bicis, acompañados por adultos “tutores” (Ver vídeo “El carril de Lucas”). Este modelo de carril bici no tiene por qué ser “exportable” a otras zonas de la capital (quizás, en avenidas de tres carriles), pero se muestra muy eficaz en nuevos desarrollos urbanísticos y paus en los que los viales han sido sobredimensionados y permiten una reducción del número de carriles de circulación. La circunstancia de que los coches lo atraviesen para entrar y salir del aparcamiento lateral no ha supuesto ningún conflicto durante todo el mes.

2.- En mi opinión, los carriles bici de Las Tablas han generado un efecto positivo en el tráfico del barrio, que se plasma en una reducción generalizada de la velocidad que no han conseguido ni los radares ni las bandas ralentizadoras. Al reducir los carriles de circulación, los vehículos circulan en fila “india” y no hace posible los temerarios adelantamientos ni “falsos stop”, como en otras grandes avenidas que no los tienen. Esta circunstancia ha tenido resultados muy satisfactorios en la calle Castillo de Candanchú: la recta de Le Mans, por fin, domada. Habiendo un carril bici, los peatones pueden cruzar tranquilamente, sabiendo que el primer vehículo que se encontrarán en su travesía será una simple bicicleta. Ninguno de los accidentes que ha habido en el barrio durante el último mes se ha producido en los carriles bici. ¿Cuántos se habrán evitado?

3.- El carril bici de la calle Castillo de Candanchú, protegido mediante una barrera de vehículos aparcados, se muestra como una experiencia novedosa con resultados inciertos. De un lado (bajada) permiten una circulación segura para el ciclista, pero, del otro (subida) genera conflictos con los vehículos que se incorporan por la derecha. Es una solución correcta para esa calle en particular, si se explica y señaliza mejor, pero no es exportable a otras zonas del barrio.

4.- Todas y cada una de las virtudes de los carriles quedan en evidencia, como en el resto de los viales, cuando se incumplen las normas de circulación. El Ayuntamiento de Madrid, y en particular, la Subdirección General de Sostenibilidad, ha diseñado e implantado unos carriles novedosos, revolucionarios, sin explicarlos a los vecinos, ciclistas y demás usuarios de las vías públicas. Esta dejadez de funciones redunda en un nocivo círculo vicioso para el ciclista: Los conductores y demás intrusos (corredores y motoristas, principalmente) circulan por estos exclusivos carriles, haciéndolos suyos y desincentivando al ciclista, que tiene miedo.  Uno de los objetivos de esta campaña era exigir al Ayto/Sosteniblidad una respuesta activa para solucionar esta “inexplicada” situación. He contactado con ellos. Me consta que asumen el error y su predisposición a corregir errores de trazado y/o señalización es buena. Ya veremos si son capaces de valorar la importancia para la Movilidad urbana de lo que tienen entre manos.

5.- La respuesta de las grandes empresas radicadas en el barrio ha sido nula, a pesar de mis comunicaciones. Los grandes “proveedores” de vehículos se inhiben con descaro de las consecuencias negativas que provocan a la sostenibilidad del barrio y no se han puesto en contacto conmigo. Ni con nadie. He hecho algún vídeo en la dirección de fomentar el uso de la bicicleta entre sus empleados o en la implantación de un servicio de bici pública/corporativa (BBVA) tomando como base los carriles, pero nada. Lo único que les “obligaría” sería una respuesta ciudadana sobre dos ruedas y a pedales.

6.- Salvo honrosas excepciones individuales, la respuesta del colectivo ciclista ha sido decepcionante. Uno pretendía generar las condiciones adecuadas para provocar una presencia masiva y continuada de colectivos que defienden la integración de la bicicleta urbana pero, en 28 días de campaña, en un mes huérfano de convocatorias, no ha sido posible. Todos y cada uno de ellos recibieron mi dosier y la respuesta ha fluctuado entre la confrontación, la tibieza o la indiferencia. Desde un primer momento tuve claro que el mayor activo de estos carriles era la presencia de ciclistas que lo justificaran, pero han preferido mantener la distancia. ¿Por qué? Aún me cuesta asimilar cómo es posible que un ciclista urbano pedalee un mes entero en Madrid por la defensa de la integración de la bicicleta y ningún activista “de pro” haya compartido trayecto conmigo. Desilusión. Caso aparte es La Sonrisa Eléctrica. Una tienda del barrio que se había caracterizado por impulsar el uso de la bicicleta entre los vecinos y que se define como “asociación de la bicicleta para la movilidad urbana y eléctrica”, palabras mayores, deberían haber ofrecido un apoyo más directo en presencia y en material.




7.- Salvo el último empujón de Telemadrid que dio cobertura informativa al problema de los carriles bici de Las Tablas tomando como referencia mi campaña, la respuesta de los grandes medios de comunicación o prensa especializada en ciclismo ha sido nula; cero. Como es natural, todos habían sido debidamente informados. Por fortuna, la cobertura de este diario digital ha sido completísima y la web de Fuencarral-El Pardo me ha seguido con gran interés. En cuanto a la plataforma de Enbicipormadrid, una vez apagado un conato de incendio que,  inexplicablemente, pretendía enfrentarme al vecindario, ha seguido el asunto. Inexplicable lo de Mediaset. La próxima campaña la haré desnudo y con Belén Esteban subida al portabultos.

8.- A pesar de mis requerimientos, la policía municipal ha brillado por su ausencia.

9.- El vecindario ha tenido conocimiento de mi campaña a través de los diarios digitales locales y porque me ha visto circular en repetidas ocasiones. La repercusión, escasa, molesta incluso. La Asociación de Vecinos Las Tablas, que manifestó en un principio su intención de que se retirara un tramo del carril de Castillo de Candanchú, ha pasado de mi campaña. A última hora, a requerimiento de Telemadrid, por iniciativa mía, su presidente, Lorenzo Álvarez, ha manifestado una actitud positiva en cuanto a los carriles y sus beneficios frente al tráfico que no concuerda equidistancia ponderada durante todo el mes. Para muchos conductores del barrio esta injerencia de los carriles bici en un espacio que consideran suyo no ha sido más que una “frikada”; Cuando, en absoluto, lo es.


10.-  Balance personal.  Fiel a mis principios: Cronista de lo impublicable y ciclista urbano.

5 comentarios:

  1. Nose por que no habéis publicado mi anterior comentario????????????????

    ResponderEliminar
  2. Que pasa es que lo tengo que pegar y copiar mil veces????

    ResponderEliminar
  3. Hace unos días, cuando acudí a un encuentro organizado por @deteibols entablé conversación con Carlos, un ciclista habitual que me contó cómo descubrió usar la bicicleta en los Carriles delas Tablas.
    Dice que le da muchas satisfacciones llega rápido a su destino, aparca fácilmente, ahorra tiempo y dinero, no contamina y está en forma. ¿Qué más puede desear?.
    Esto lo intento transmitir en su campaña a los vecinos y Trabajadores del BBVA.
    La eficacia de la bicicleta como modo de transporte, la habilidad que mostremos usándola y estar habituados a movernos con ella son los factores que más influyen en los madrileños a la hora de elegir las dos ruedas para ir a clase o al trabajo, incluso largas distancias afuera de la Capital como en las Tablas Montecarmelo.
    En cualquier caso, los expertos advierten que la experiencia no es suficiente para afrontar este problema. “Deben introducirse cambios en el contexto físico y legislativo que incidan tanto sobre la conducta de ciclistas como sobre la de los conductores, para un respeto de los carriles bici, y la no invasion por parte de los conductores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diego. Muchas gracias por seguir a Las Tablas Digital y por tus comentarios. Solo confirmarte que no hacemos ningún control previo de los comentarios. Cualquier lector puede decir lo que quiera sobre el tema que considere adecuado. Hasta la fecha solo hemos eliminado dos o tres supuestos comentarios porque eran auténticas chorradas. Pero siempre después de haberse publicado. Los problemas que has tenido no son achacables a Las Tablas Digital.
      Un saludo y muchas gracias.

      Eliminar
  4. El pasado viernes fui con @deteibols y pasamos debajo del túnel que hay en el parque que da al camino de tierra situado camino arroyo Valdebebas, muy limpio ¿A quien hay que agradecer esta limpieza?.

    ResponderEliminar

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.