martes, 14 de julio de 2015

Las familias del Blas de Lezo reclaman una conexión de autobús con el colegio


Llegar en trasporte público hasta las nuevas instalaciones del colegio público de infantil y primaria Blas de Lezo es, actualmente, imposible. Y el motivo no es otro que la falta de conexión por autobús del nuevo colegio que abrirá sus puertas en septiembre. Por eso mismo, las familias afectadas han iniciado una campaña a través de la plataforma change.org para reclamar al Consorcio Regional de Transportes la ampliación de la línea 176 de la EMT hasta la Glorieta de Lalín y la modificación de otras dos, la 172 y la T61.

La única parada de la EMT cercana al nuevo colegio de infantil y primaria Blas de Lezo solo ofrece servicio a los usuarios de la línea nocturna N24. /LTD



Los chavales de tres y cuatro años que a partir del próximo 8 de septiembre acudan al Blas de Lezo lo tendrán que hacer en coche particular o, los que tengan la fortuna de vivir cerca, andando. El colegio que construye actualmente la Comunidad de Madrid carece de conexión con transporte público. La parada de autobús más cercana (número 4.222) solo presta servicio a los usuarios de la línea nocturna N24, que conecta, tras 36 paradas, el barrio de Las Tablas con la plaza de Cibeles. Las líneas 172, que une la sede de Telefónica con Mar de Cristal, y la T61, que hace lo propio entre la estación de Cercanías de Fuencarral y los campus empresariales de Telefónica y BBVA, tiene parada (número 3767) a unos 400 metros del colegio. Si los responsables del Consorcio no lo remedian, los pequeños y sus familias tendrán que apañárselas como puedan. La consecuencia última será, probablemente, que la zona, al igual que ocurre en otros puntos del barrio, se colapse en horas punta de entrada y salida al centro escolar, situado entre las calles Isabel Colbrand y Frómista.
Las obras de construcción del nuevo colegio Blas de Lezo deben concluir antes del comienzo del curso. /LTD  

La promotora de la iniciativa, Ornella Bajo Fernández, considera que una modificación de las líneas “solucionaría el problema y se dotaría al colegio de acceso desde todas las zonas del barrio, algunas muy lejanas y distantes”. Además, subrayan que una actuación en este sentido no solo beneficiaría a las familias, sino también a los empleados de decenas de empresas situadas en el parque empresarial colindante.
Si finalmente el Consorcio, en el que, entre otros, están representados la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital, acepta las reclamaciones de las familias no sería la primera vez que la EMT modifica una línea de autobús. La última vez que lo hizo fue con motivo de la llegada de los primeros empleados a la nueva sede del BBVA en Las Tablas. Así, en septiembre de 2013 cambió el itinerario de la línea T61 para conectar el nuevo cuartel general del banco con la estación de Cercanías. La prolongación de la ruta también permitió enlazar la zona sur de Las Tablas con la estación ferroviaria.

Firmar la petición en change.org, aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios deben ser respetuosos. Sea educado y no utilice términos despectivos o hirientes. Utilice mejor un pseudónimo que le pueda identificar. Las Tablas Digital no se hace responsable de los comentarios y opiniones realizados por los lectores en su derecho a la libertad de expresión. En cualquier caso, nos reservamos el derecho a eliminar aquellos contenidos que sean considerados inapropiados. Muchas gracias.